Últimos temas
» ¿Qué haces en este momento? 2.0
Hoy a las 4:39 pm por Solkei

» Abecedario Musical
Hoy a las 4:37 pm por Solkei

» Que eliges?
Hoy a las 4:32 pm por Solkei

» Yo Nunca Nunca he.....
Hoy a las 4:24 pm por Solkei

» Palabras Encadenadas
Hoy a las 4:20 pm por Solkei

» Verdad o Mentira. ᐠ( ᐛ )ᐟ
Hoy a las 4:20 pm por Solkei

» Reporto A...
Hoy a las 10:51 am por kagamy

» Deseando a una ESTRELLA - FLOZMIN
Hoy a las 7:27 am por Sun Sun

» Una imagen vale mas que mil palabras
Hoy a las 4:33 am por Sun Sun

» Confesionario Rubi
Hoy a las 4:25 am por Sun Sun

» Casate, acuestate o mata
Ayer a las 9:17 pm por konan

» ^>v Juguemos a las flechitashhh xD
Ayer a las 8:44 pm por Solkei

» Adivina la película
Ayer a las 8:36 pm por Solkei

» Capitolio Mexicano o Imperio Mexica 2.0
Ayer a las 8:20 pm por tachibana.akemi

» ¿A qué sabe...?
Ayer a las 8:17 pm por Solkei

Hermanos
Directorio
Elite
Créditos
Este foro es de tematica Exclusiva ANIME YURI y LGBT. Tanto las diviciones, concepto de Hermandades, códigos y diseños gráficos pertenecen al Staff o a los usuarios. Las imágenes usadas fueron editadas por la administración, mas no creadas. SÉ ORIGINAL Y NO PLAGIES. —Skin obtenido de Captain Knows Best creado por Neeve, gracias a los aportes y tutoriales de Hardrock, Glintz y Asistencia Foroactivo.—Foros prestados por Ash, Skin editado y adaptado por Kyousha. —Base del tablón de anuncios por: Neeve de Captain Knows Best—Tabla de reglamentos, estadisticas y afiliados finales creada por Dementia. El foro lo creamos entre TODOS. Gracias por formar parte de nuestra humilde familia ♥
Mejores posteadores
Delfi22 (16461)
 
TAMIRA (10969)
 
Ymir (9320)
 
niche (8702)
 
angelis63 (8622)
 
sachiko_virtual (6799)
 
Umiko (6666)
 
Siale Benoit (6209)
 
Kaze (5704)
 
Kume (5410)
 


La lluvia y el llanto {Priv. Aki,Marce,Ana y Yo}

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Mensaje por kyousha el Dom Mar 01, 2015 5:36 pm
Recuerdo del primer mensaje :

La lluvia y el llanto
5 am ~ bosques al rededor de Nondo ~ Llueve
Esquivando personas, entre casas y casas, tapándose el rostro en las calles abiertas en una ciudad que no parecía dormir.Nondo siempre ofreció entretenimiento hasta nocturno, por lo que muchas caras reconocidas vagaban por el solado de adobe y con luces y lámparas tradicionales. Sonrisas, charlas y ruidos de carros y caballos, un mundo de colores que Ana y Akira conocían, y que eran tan pasajeros para Marce y Eli.

Luego encaminaron hacia donde esos destellos iban apagándose, los grandes locales iban convirtiéndose en pequeñas tiendas de barrio. Las charlas alegres eran ahora el sonido de viejos ebrios en mal estado, durmiendo o aún paseándose por las aceras. Menos negocios, más viviendas, pero menor calidad en su construcción, ya no eran casas de ladillo, de piedra, sino que maderas  en un estilo tapa/junta y paja. La pobreza se hacía presente mientras ellas se escabullían en los suburbios.

La noche paso tan rápido que siquiera se notó, andarse por la gran ciudad no fue fácil, pero tanto Marceline como Eri tenían mucha experiencia para lograrlo sin dificultad. Ambas tenían la Caravana en un claro entre los arboles unos cuantos metros más atrás de una de las tabernas reconocidas de los límites de Nondo. Si las buscaban a las hermanas, no lo harían allí, la zona era muy de mala muerte como para calcular que niñas ricas no se animarían siquiera a adentrarse.
Ahora solo tocaba armar el fuego, secar los rastros del roció próximo y descansar, si es que podían.


My Ficha! I´m Kyouki Miwa - hablo - "pienso" narro



Yo no sufro la locura... la disfruto a cada instante!


Alguien quiere un beso (づ ̄ ³ ̄)づ (づ ̄ ³ ̄)づ (づ ̄ ³ ̄)づ
kyousha
Mensajes : 72

Fecha de inscripción : 11/02/2015

avatar
Usuario

Volver arriba Ir abajo


Mensaje por Sun Sun el Dom Mar 29, 2015 9:00 am
Una vez que Marceline se retiro más bien empujada por su hermana que por mi necesidad de soledad me propuse salir pronto del barril. La adrenalina que tenía al entrar había disminuido por las cotidianidades y las conversaciones banales con la dragonante y empezaba a hacerme mella el frío en el cuerpo. Aclare un poco mejor mi cuerpo y dí un salto afuera de la misma manera que entré. Estaba segura que no había nadie porque mi instinto estaba aletargado, impasible. Del mismo salto y la caída parte del agua se salió de mi cuerpo producto de la inercia, algo que había leído en los libros. Pero el frío de la mañana me hizo temblar. Tomé mi capa y la sacudí antes de envolverme con ella y de ponerme la pequeña capucha. No por taparme el rostro sino porque mi pelo estaba completamente mojado. Me la cerré por frente como pude "Uff, limpia... me hacía falta". A medida que bajaba la adrenalina y mi cuerpo recuperaba su identidad normal, la racionalidad me invadía también. Mi hermana y yo estábamos en apuros, debía hablar con ella para ver que decisión tomar sobre nuestra dirección a partir de ahora.

Caminé por el lado exterior de la caravana y una fogata me dio la bienvenida. Agradecí la ayuda del fuego en calmar mi frío y mi vista vago hacia mi hermana Anaid cuya herida por los preparativos estaba a punto de ser suturada. La imagen de la yuki-ona era imponente y claramente daba algo de miedo. Pero si mi hermana estaba bien era todo lo que me importaba - Gracias por cuidar de mi hermana - le dije a la mujer y entonces me dirigí a Anaid - ¿Estás bien Ana...? ¿No te he hecho más daño verdad? - inspeccioné el corte sin dar ninguna muestra de nada en mi rostro aunque supe de inmediato que mi hermana tendría una cicatriz posiblemente de por vida por ese encuentro con mis garras. Me lamenté por dentro por haberme dejado dominar por mi instinto animal de esa manera tan descontrolada.

Como no podía ver como la suturaban porque me hacía sentir culpable y no me gustaba que sufriera, miré alrededor hasta toparme con Marceline. Cocinaba a una velocidad inusual. Enarqué una ceja con una mueca irónica. "La temible dragonante le teme a su hermana". Realmente se debe meter en problemas a veces. No es broma. Me acerqué lentamente al fuego - ¿Necesitas ayuda Marceline?



Casada con REIVY:

Sun Sun
Mensajes : 2293

Fecha de inscripción : 05/01/2015

Edad : 36

Localización : En mi hogar, por fin... <3

avatar
Consejo

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Marceline el Mar Mar 31, 2015 6:00 am
La cocina era para muchos una expresión mas de arte donde adornas los platos y pagas un pastizal por un bocado, a mi me gustaba más hacer platos consistentes que llenen bien el estomago y que den energías. A la fuerza de cocinar una y otra vez mis manos habían adquirido una alta velocidad en lo que para mi eran ya movimientos repetitivos.

Cuando apareció Akira levante la cabeza de la tabla y mire la escena, parecía que la chica se preocupaba de su hermana lo cual me resulto muy tierno. "No sé si está enfadada porque tiene hambre, porque no soporta que la atosiguen o si es una mezcla de las dos cosas. Lo que tengo claro es que hoy Nee-chan no tiene buen humor" Eli tenía un rostro por lo general inexpresivo pero su voz enseguida la delataba.

-Si quieres puedes poner la hoya al fuego para que se vaya calentando el agua.- Las zanahorias, las cebollas y las patatas ya estaban cortadas, apenas quedaba prepara la carne y trocear las setas. "niña rica+cocina+hermana con hambre= mala idea" - Lobi-chan debajo de esa capa llevas ropa o viniste tal y como Rowshi te trajo al mundo?

Era más que divertido meterse con la chica rica para ver hasta donde llegaba su pudor, si hubiera tenido que apostar abría perdido pues no imagina a una burguesa desnudándose sin mas, desde luego había que admitir que esta chica era especial. "O no tiene vergüenza o es mas orgullosa que él mástil de una bandera." Si todo salía bien mi pregunta metería a la muchacha en una conversación insulsa y se olvidaría de ayudar a cocinar.
Marceline
Mensajes : 66

Fecha de inscripción : 31/01/2015

avatar
Usuario

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por kyousha el Miér Abr 01, 2015 9:15 am
Resulto que hasta la pelirroja sucumbió por un segundo a Marce, mira que sonrojarse tan descaradamente y poner sonrisa bobona... "que fácil son las mujeres últimamente" pensé recordando a unas cuantas de nuestras proveedoras en algunos pueblos. Lo que las hacia caer tan rápido era inscribible, Marce tenía esa facilidad admirable, ya que como Arma era infalible.

La situación era cada vez más pesada, no acostumbrábamos tener tanta gente compartiendo nuestra hoya y la actitud de estas hermanas de dinero me agobiaba bastante. Si bien no quería hablarles estaba atenta a toda charla y pensar que Marce demoraría con la comida porque alguien que seguramente jamás cocino trataría de ayudar y ella accedería para poder tener chance a revolcarse me acentuaba aún más la jaqueca que ya cargaba por salirme de mis códigos aceptando a estas niñas.

Sin embargo, la gente solía hablarme mal cuando yo reaccionaba así, salvo mi hermana que me conocía. Y por un instante me sorprendió la sumisión de la niña, que aparentaba ser una engreída egocéntrica... "dudo que mi impresión fuera errada... “se sintió bien que alguien aparte de marce cerrara su pico ante mis enfados, pero "quiere que la cure... es más que obvia su actuación por conveniencia" no podía confiar en ella, no podía confiar en nadie.

Me acerque cuanto pude a ella, tome un trapo y lo enrollé bien formando una mordaza. Con la mano libre rodee su espalda casi a la altura de su cuello atrayéndola a mi pecho, como abrazándola. Y lleve la mordaza al lado de sus pálidos labios.

- Aférrate a mí, así no te moverás tanto y muerde esto - al tenerla entre mi brazo se sintió tibia, demasiado, mas cálida de lo que Marse solía ser - si no lo muerdes puedes agarrar tu lengua y ahí si morirás. - Sabia que le iba a doler, pero no podía hacer más por ella, mire el corte y pensé como hacerlo más rápido, la zona cercana al ojo se veía algo complicada hasta para mi.


My Ficha! I´m Kyouki Miwa - hablo - "pienso" narro



Yo no sufro la locura... la disfruto a cada instante!


Alguien quiere un beso (づ ̄ ³ ̄)づ (づ ̄ ³ ̄)づ (づ ̄ ³ ̄)づ
kyousha
Mensajes : 72

Fecha de inscripción : 11/02/2015

avatar
Usuario

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Anaid Akami el Sáb Abr 04, 2015 7:02 am
Vi a Akira salir de detrás de la caravana y acercarse a nosotros. Inmediatamente mi mirada se iluminó, mis colas se movieron un poco bajo mi caperuza y una gran sonrisa invadió mi rostro. Nunca alcanzaría a comprender lo feliz que me hacía verla y estar junto a ella, pero en ese momento podría apostar a que no cambiaría a Akira y esa sensación por nada en el mundo.

- No te preocupes Onee-sama, estoy bien. Solo queda suturar la herida.- Dicho esto volví mi mirada a Eli, mucho más relajada y feliz. Cualquier rastro de mal humor se había desvanecido de mi. Mas esa felicidad no duró mucho... Mi hermana, tan amable y educada como siempre, se ofreció de buena voluntad a ayudar con la comida. Hasta ahí todo iba bien, la dragonante hasta había aceptado su ayuda, pero tuvo que arruinarlo con ese inapropiado comentario sobre la posible desnudez de mi hermana, bajo su capa. Casi me sueno el cuello de tan rápido que giré mi rostro hacia ellas. Totalmente indignada, aún cuando no fue a mi a quien hablaron, estuve por pararme y decirle unas cuantas cositas a esa atrevida, sin vergüenza.

Pero mi acción se vió interrumpida por la yuki-algo que se acercó a mi. Mucho más de lo que creí que era posible de su parte. La miré extrañada, observando lo que hacía. Cuando me dijo que la sujetara y mordiera ese trapo para evitar morir, abrí los ojos con pánico. "Ay por los dioses... Esto me va a doler mucho."

- Hazlo lo más rápido que puedas, por favor.- Hablé casi sin respirar por la rapidez con la que salieron mis palabras, y con un hilo de voz. Sin pensarlo mucho, mordí el trapo y la abracé, cerrando mis puños en su espalda, apretando con fuerza su ropa. "Que termine ya, que termine ya." Repetía eso una y otra vez en mi cabeza, como si fuera un cántico capaz de calmarme. No tuvo mucho éxito, en realidad, aasí que simplemente cerré con más fuerza mi mandíbula y mis puños. Levanté mi mentón para que tuviera una mejor vista de mi ojo y pudiera estar cómoda para hacerlo. Mi capucha cayó, dejando a la vista mis rojas orejas, que se encontraban hacia atrás representando mi miedo. Por último cerré mis ojos y respiré hondo, intentando no hiperventilar. "Akira, si no te amara como te amo, te mataría por esto." Forcé a mi cara a quitar la expresión de pánico que poseía, ya que así solo conseguía arrugar mi dolorido párpado. No quería sufrir más de lo necesario...
Anaid Akami
Mensajes : 61

Fecha de inscripción : 26/01/2015

Edad : 21

avatar
Usuario

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Sun Sun el Sáb Abr 04, 2015 9:27 am
Arqueé las cejas al oírla hablar sobre mi ropa - lo cierto es que no llevo nada bajo mi capa, espero esa sea la respuesta que estabas buscando "señorita picaflores" - le dije sarcásticamente mientras me di la vuelta tratando de localizar el utensilio que había definido que pusiera al fuego - te aconsejo que uses toda la imaginación que puedas porque lo que se dice ver no verás nada - miré ligeramente a mi hermana, suponía por su aspecto que el comentario de Marceline no le había caigo en gracia, Ana solía ser bastante posesiva conmigo pero ahora tenía cosas más intensas de las que preocuparse - gracias a la suerte localice mi macuto antes de salir y allí hay ropa más apropiada para los próximos días y algunas cosas que pueden ser útiles - tenía preparado un macuto en mi habitación y otro en la de mi hermana desde que mi madre me había privado de la libertad durante tanto tiempo al saber de mi anterior enamoramiento, en el fondo siempre supe que terminaría así como estaba ahora.

Una vez que localice la olla en cuestión y la vi llena de nieve, la acerqué con tranquilidad al fuego, y la apareje de forma tal que solo el centro recibiera el fuego intenso. Conocía bastante bien lo compleja que es la carne de conejo para cocinarla, suele quedar dura y no saber bien si no se cocina al tiempo y el calor correspondientes, y también si no se agregan especies adecuadas - deberías considerar el saltear la carne antes de ponerle el agua a la olla para la próxima, digo  por el sabor - esnifé el aire un momento y me acerqué al borde de la caravana - juraría que al venir vi... - caminé alrededor de una agrupación de árboles cuando vi lo que buscaba - si, aquí - pille unas cuantas ramitas del verde arbusto que crecía a flor del suelo y miré alrededor con cuidado sin hallar lo que buscaba así que regresé hasta Marceline - toma, no sé si usas esto, probablemente si pero esta especie se llama romero y sirve para darle mejor sabor, igual que el tomillo, no sé si lo has visto, es un arbustito pequeño con florecillas lilas muy pequeñas y redonditas - miré a Marceline mientras le mostraba con mis dedos el tamaño de las flores - esa también es buen saborizante de la carne de conejo.

Fui en busca del macuto y pensé en vestirme detrás de la caravana. Mi hermana sufría de miedo y posiblemente dolor a un lado y sentí ganas de socorrerla pero la yuki-ona era demasiado imponente ni siquiera para hablarle. "Si que eres fuerte hermanita". Me acerque antes de perderme detrás de la caravana a la dragonante - Me tomaré unos minutos para vestirme y luego te ayudaré si lo prefieres así.



Casada con REIVY:

Sun Sun
Mensajes : 2293

Fecha de inscripción : 05/01/2015

Edad : 36

Localización : En mi hogar, por fin... <3

avatar
Consejo

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Marceline el Mar Abr 07, 2015 6:40 am
Primero levante una ceja al ver que mi hermana abrazaba a una desconocida "Valla hoy sí que es un día especial, esto tengo que guardarlo en mi memoria. No todos los días se puede ver a Eli abrazando a algo o alguien" Y luego levante las dos al escuchar la respuesta de la muchacha, al principio estaba sorprendida pero luego comencé a reír con sorna.

-Gracias por el ofrecimiento pero no estoy ni cerca de estar en una situación tan desesperada como para imaginarte, de hecho me quede bien servida antes de ir a tu casa.

Realmente hoy parecía el día de las sorpresas pues oír a la ricachona hablar de cocina con esa soltura era algo que no me esperaba incluso se acerco a un árbol para traerme romero. Cogí la ramita que me ofrecía y la deje en el cuenco de la verdura cortada.

-Gracias por el romero, por norma general siempre especio las comidas pero hoy voy con prisa... te aconsejo que nunca hagas enfadar ni pasar hambre a Eli, te arriesgas a que alguna de tus extremidades acabe convertida en hielo por varias horas.- Le guiñe el ojo a Akira y mientras se iba a por su bolsa levante la voz para hablarle a mi hermana.- Eli! te has fijado si esta mañana había pimentón dulce y especia de curry en la alacena? Cuando el mercado abra quiero ir a visitar a Rosi...-Me quede pensando un momento la forma en la que Eli podría recordar a la mujer pues tenía varias Rosis en mi lista de fans.- Te acuerdas esa que vino una vez que olía a sándalo y rosas? bueno pues esa trabaja con los exportadores de especias de Goldar y es la que me trae el curry que tanto nos gusta.
Marceline
Mensajes : 66

Fecha de inscripción : 31/01/2015

avatar
Usuario

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por kyousha el Lun Abr 13, 2015 1:03 am
La pequeña me abrazo con fuerza como se lo pedí, la sensación la conocía, no era la primera vez que realizaba una práctica como esta, pero si era la primera vez que se lo hacía a alguien que no era Marce. Era bástate... extraño por decirlo de alguna manera.
Aun así, y por mas maleducada que la considerase, no podía verla sufrir tanto, me genero una especie de angustia interna que no pensé sentir, incluso bastante similar a cuando Marce lloriqueaba de más chica cuando debía hacer estas cosas. Es como si deseara tanto como ella terminar con esto de una vez por todas.

Me apresure tanto como pude, estaba poniéndome mas y más nerviosa de esta extraña sensación, y yo no era fanática de experimentar cosas desconocidas a esta altura de mi vida. Todo lo nuevo que había experimentado solo me había traído desdicha y desgracia, más aun a Marce, por lo que prefería vivir mi vida tan y como era. Simple y sencilla, manteniendo la distancia de todos.

Marce me interrumpo del enfoque mental que realizaba, no le respondí, aun, estaba ocupada y no podía dejar de hacer ni pausar lo que estaba haciendo para responder a una trivial pregunta.

Ya llegaba a las últimas costuras cuando note mi mano algo húmeda y me puse ligeramente tensa, era apenas una lagrima, pero me sorprendió. Hice el nudo rápido, corte el sobrante y rápidamente la solté sin mucha delicadeza. Me acerque donde la caravana para del mismo borde sacar el azúcar, el perro se cambiaba del otro lado, pero muy poco me importaba.

- Ehh... esta mañana... - pensé un instante "la de los exploradores... ha... si... “- no, había más, que yo recuerde al menos - respondía marchando donde Anaid nuevamente - pero no iras a verla, ni bien terminemos de asearnos emprenderemos el viaje a Shivat, a los bosques, es más... ya estamos tardando demasiado - solopensarlo me molestaba, nuestros planes eran quedarnos al menos uno o dos dias ma, pero no tardarian mucho en encontrarnos buscadndo a estas dos, por lo que no era seguro para Marce ni para mi retenerlas aca. Podríamos llevarlas a los Feudos de Roldar y que allí hagan su vida lejos de nosotras.

Ya de vuelta con Ana, pensé recordando que ella también debía bañarse, por lo que pause mi obrar para hablarle.

- Terminare de atenderte una vez que te bañes, así ya el azúcar te quedara todo el día. No te muevas rápido, es más que seguro que estarás mareada y adolorida, pero el agua fría dentro de todo te ayudara, y luego la comida caliente también.

Gire guardando el azúcar en el obi y me fui hasta donde estaba el barrial de agua.


My Ficha! I´m Kyouki Miwa - hablo - "pienso" narro



Yo no sufro la locura... la disfruto a cada instante!


Alguien quiere un beso (づ ̄ ³ ̄)づ (づ ̄ ³ ̄)づ (づ ̄ ³ ̄)づ
kyousha
Mensajes : 72

Fecha de inscripción : 11/02/2015

avatar
Usuario

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Anaid Akami el Lun Abr 20, 2015 10:23 pm
“¡Dioses, como duele!” Era lo único que pasaba por mi mente mientras apretaba a Eli y su ropa, y ella suturaba mi herida. Ya no era conciente de nada a mi alrededor, a excepción de lo poco que me decían mis sentidos. El cuerpo de Eli, casi sobre mí, apurada por terminar; el dolor que sentía en mi ojo, que parecía latir; y un horrendo pitido en mis oídos, que no me dejaban escuchar a las demás, ni los sollozos que sabía, estaban saliendo de mi. Mas solo una lágrima de cada ojo fueron la que cayeron, no podía llorar y que Akira lo notara, o se sentiría peor de lo que sé que ya se sentía.

De un momento a otro, sentí un pequeño tironcito en el ojo y que el cuerpo de Eli ya no estaba para que lo siga aferrando a mí. Me abracé a mi misma y agaché la cabeza sin abrir mis ojos, aún con el latir en uno de ellos. No se cuanto tiempo estuve en esa posición, pero no fue mucho, ya que enseguida volví a sentir la presencia de mi doctora al lado. No escuché bien lo que dijo, porque el pitito, aunque en menor medida, seguía en mis oídos, pero tras unos segundos de deducción, comprendí que me dijo que vaya a bañarme, sin moverme muy rápido.

Sin intenciones de desobedecer, me levanté despacio, sin brusquedad. Abrí lentamente el ojo derecho, levantando la mirada y un pequeño mareo me invadió. Una vez se calmó comencé a ir en dirección al barril, ignorando mis ganas de mirar a los costados buscando a Akira. Mis sentidos no estaban funcionando de forma óptima, pero al parecer ella no estaba cerca de la fogata.Alcancé a Eli y me sujeté de su ropa,  suavemente, desde atrás.

- Disculpa, espero que no te moleste mucho. La visión se me dificulta un poco.- Detrás de la caravana no estaba Akira y supuse que ya se abria reunido con Marceline en la hoguera.- Voy a bañarme Onee-sama. Terminaré enseguida y me reuniré contigo.- Luego me acerqué al barril y noté que no estaba nada limpia. El olor que de allí salía me obligó a taparme la nariz. "¡Que asco! Este aroma es demasiado para mi sensible nariz" El color del agua era rojo, por la sangre que antes Akira tenía en ella. El verla me hizo ponerme a temblar nuevamente. “Otra vez... ¿Qué es lo que me sucede?” Mis piernas comenzaban a fallar y me sujeté del hombro de Eli, pegando mi cara a este, para no ver ni oler.

- Digame por favor que no tengo que meterme ahí, se lo ruego.- Esto estaba más allá de mi control. Por alguna razón el ver sangre me estaba causando malestar desde hace unas horas y ahora le sumaba el revoltijo en el estómago que me dio el olor. No sabía que era eso, pero quería que terminase ya.
Anaid Akami
Mensajes : 61

Fecha de inscripción : 26/01/2015

Edad : 21

avatar
Usuario

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Sun Sun el Jue Abr 23, 2015 2:29 pm
Giré por el lado posterior de la caravana buscando un sitio donde cambiarme de ropa definitivamente. Caminé con cuidado y al llegar al barril y verlo tan sucio no me apeteció quedarme cerca así que rodeé el perímetro y me asenté del otro lado. Podía percibir el dolor de mi hermana. Mi oído es especialmente bueno, como mi olfato. Cualquier quejido que pronunciará por muy leve que fuera podía sentirlo vibrar en el aire. Abrí el macuto y allí estaban mis prendas de entrenamiento. Nunca lo diría pero sentía un tremendo alivio por poder usarlos en lugar de la ropa de "persona con poder" con la que nos vestía mi madre. Desde que pude entrenar siempre había soñado con una vida al aire libre, y ahora por una situación violenta inesperada se me recompensaba con esa posibilidad. Aunque lo de huir no era algo que me pareciera especialmente agradable. Quite de dentro mis botas de cuero y las piezas de ropa que la acompañaban. Mitad cuero ligero, mitad tela de algodón que padre consiguió que un sastre hiciera para mi. Me gustaba mi vestimenta de caza, era menos ostentosa y por tanto la sentía más correcta. Lo único en lo que tuvo implicación mi madre fue en el escote del cubre torso. Es como una camisa sin botones con cuello y con una "v" en la parte central. Suspiré porque me hacía sentir algo incomoda pero en fin, era mejor que los vestidos de corte. Además tenía una calza bajo las rodillas y un pollerín-cinturón. Lo único que no había podido traer era mi arco. Le preguntaría a Marceline o a su hermana donde comprar uno más o menos bueno. Dentro del macuto había un par de cosas más, un puñado de monedas de plata y oro, y un frasco con esencia de rosas que me gustaba usar. Me puse unas gotas en el cuello y las muñecas.

Caminé de regreso pero por el lado contrario al que vine y al cruzar el lateral y llegar hasta la hoguera pude ver como era Anaid la que partió rumbo al barril, perdiéndose de mi visión. Pude sentir su murmullo y di una señal de aprobación moviendo la cabeza aunque para nadie. "DIOS! espero que esa yuki-onna se apiade de mi hermana y cambié el agua del barril como prometió Marceline que podría hacerse". Sabía todo lo apestada que estaba el agua y esperaba que de no ser así mi hermana me hiciera alguna señal para que me acercará. Me llamará y así podría socorrerla.

Me acerqué a Marceline y dí un respingo al sentarme a su lado - Espero que tu hermana cambié el agua del barril o mi hermana no lo soportará - le dije aprovechando para estirar el cuerpo y dejar que el calor de la fogata me diera un poco de energía - que noche más extraña, larga y confusa - expuse pensando en voz alta, lo cierto es que recién notaba como en menos de unas marcas había pasado de vivir en el palacete a estar allí en la intemperie con 2 desconocidas, mi hermana herida y prófuga por asesinato. "A este ritmo dudo mucho que mañana no este en un sitio totalmente diferente a este", pensé mirando alrededor.

-¿Y? ¿Qué tal llevas la comida? - le pregunté a Marceline para dejar de preocuparme un momento.



Casada con REIVY:

Sun Sun
Mensajes : 2293

Fecha de inscripción : 05/01/2015

Edad : 36

Localización : En mi hogar, por fin... <3

avatar
Consejo

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Marceline el Mar Mayo 05, 2015 10:22 am
Eli se fue con Anaid para que esta se pudiera lavar mientras yo me quedaba sola delante de la hoguera terminando de cortar la carne "Mmm no me sentaría mal estirar un rato las alas y mirar que se cuece dentro del barril desde las alturas" pero mis planes fueron rápidamente frustrados al sentir a la mujer lobo sentarse a mi lado.

-Seguro que la cambia, con lo sucia que quedo si tu hermana se mete ahí dentro saldrá más sucia de como entro.-Me levante de la piedra que usaba a modo de silla y tire los ingredientes el agua hirviendo de la hoya.- Si hoy a sido un día movidito pero nada fuera de la rutina.

Volví a dejarme caer sobre la piedra, estire mis brazos por encima de la cabeza y mis alas se agitaron levemente como si también quisieran estirarse.

-Lo único que falta es que se quede todo bien cocina y podremos llenar nuestros estómagos, el camino que nos espera será largo.

Alce la cabeza al cielo meditando cual sería nuestra próximo destino, llevar a dos niñas ricas con nosotras seguro que nos retrasaría fuéramos en la dirección que fuéramos "Cuando este a solas con Eli tengo que apostar con ella a ver cuánto tardan en cansarse"
Marceline
Mensajes : 66

Fecha de inscripción : 31/01/2015

avatar
Usuario

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Contenido patrocinado
Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.