Últimos temas
» Opina sobre la de arriba 4.0
Hoy a las 9:20 pm por Delfi22

» Yo Nunca Nunca he.....
Hoy a las 9:18 pm por Delfi22

» ¿Cuándo fue la última vez que....?
Hoy a las 9:15 pm por Delfi22

» ¿Qué haces en este momento? 2.0
Hoy a las 9:11 pm por Delfi22

» Verdad o Mentira. ᐠ( ᐛ )ᐟ
Hoy a las 9:10 pm por Zueth

» Me gusta... Y QUÉ!!!
Hoy a las 9:05 pm por Zueth

» Que eliges?
Hoy a las 8:57 pm por Zueth

» Palabras Encadenadas
Hoy a las 8:52 pm por Zueth

» ¿Cómo te sientes cuando...?
Hoy a las 8:49 pm por Zueth

» ¡Beso, abrazo o golpe para la amatista de arriba! ( ͡° ͜ʖ ͡°)
Hoy a las 8:42 pm por Delfi22

» Preguntas indiscretas 3.0
Hoy a las 8:39 pm por Pulselover

» ★ ¡Bienvenidos a la Hermandad Amatista! ★
Hoy a las 8:35 pm por Pulselover

» Confesionario Rubi
Hoy a las 8:28 pm por TAMIRA

» ¿A qué sabe...?
Hoy a las 8:26 pm por Candy_rain

» Sería genial si no existieras (Capítulos en Español Online)
Hoy a las 6:02 pm por sachiko_virtual

Hermanos
Directorio
Elite
Créditos
Este foro es de tematica Exclusiva ANIME YURI y LGBT. Tanto las diviciones, concepto de Hermandades, códigos y diseños gráficos pertenecen al Staff o a los usuarios. Las imágenes usadas fueron editadas por la administración, mas no creadas. SÉ ORIGINAL Y NO PLAGIES. —Skin obtenido de Captain Knows Best creado por Neeve, gracias a los aportes y tutoriales de Hardrock, Glintz y Asistencia Foroactivo.—Foros prestados por Ash, Skin editado y adaptado por Kyousha. —Base del tablón de anuncios por: Neeve de Captain Knows Best—Tabla de reglamentos, estadisticas y afiliados finales creada por Dementia. El foro lo creamos entre TODOS. Gracias por formar parte de nuestra humilde familia ♥
Mejores posteadores
Delfi22 (11890)
 
Ymir (8496)
 
niche (7799)
 
angelis63 (7487)
 
Umiko (6618)
 
Siale Benoit (6010)
 
sachiko_virtual (5715)
 
Kume (5363)
 
Kaze (5360)
 
lupitayoh (4694)
 


otra historia sin titulo x3

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Mensaje por Yoshina el Sáb Ene 09, 2016 9:53 am
– C-Casey… ¿P-puedo hablar contigo…?- al menos una vez a la semana, ocurría esto, una chica o chico de curso inferior venia y me preguntaba eso, todos tenían el mismo sonrojo en el rostro, solo cambiaba la actitud y las palabras seguidas a esa pregunta. La chica de esta vez, se notaba que era nueva en la universidad… Una chica baja, de cabello a la altura del hombro y de color rubio, ojos claros como el cielo, piel blanca y bien cuidada… realmente se parecía a ella…

************

– ¿Ya hiciste la tarea? Mañana ya es lunes y no quiero que me llamen al trabajo porque no la hiciste por andar como lapa con tu novia- me decía indignado mi padre mientras veía la televisión, sacó el tema por un mísero comercial… pero vamos ¿Quién pregunta eso a las 8 de la noche? Él mismo ya lo dijo, mañana ya es lunes y si supiera un poco más de mi sabría que me pelee con Rin, mi novia, desde hace una semana.

– Padre… ¿Cómo va el marcador?- pregunte curiosa alzando la vista de mi videojuego portátil – no me digas que volveremos a perder…- agregue con un dejo de sufrimiento y una sonrisa nerviosa en mi rostro.

– Pues esta vez, nuestro equipo va ganando por el tripe de puntos. Me alegra de haber hecho caso con los cálculos de la apuesta- dice por demás contento acomodándose en el sofá con ánimo victorioso y confiado; dando terminada la conversación le sube el volumen al televisor.

Por mi parte devolví mi atención al juego, era uno de esos donde tienes a un sujeto de la historia de oriente y te tiran hordas de enemigos, últimamente me había vuelto adicta al mismo; siguiendo el ejemplo de mi padre le subí el volumen a tope a la consola portátil. Paso un rato, no se cuánto, por mucho que el juego tenga contador de tiempo en cada escenario no significa que le preste atención, pero el punto es que en algún punto escuche mi nombre “a la lejanía”, tras quitarme los audífonos supe que era mía vuelo hablándome. Mi padre y yo vivimos de “arrimados” en la casa de mi abuelo, en el tercer piso. Salí de la sala y me asome en las escaleras – ¿Belo? ¿Qué ocurre?- grité empinándome un poco en el barandal.

– ¡Una no sé quién te habla!- respondió gritando desde el final de las escaleras – la muy grosera solo dijo que era urgente hablar contigo y no me quiso decir más- se quejó realmente digno, realmente él y mi padre eran muy parecidos.

– ¡Voy!- lo admito, me emocione al creer que era Rin llamando para hacer cuando menos las pases entre ambas. Mi abuelo ignoro mi repentino buen ánimo, y hasta bajo el volumen del televisor para dejarme hablar tranquila, lo que era extraño pues igualito a mi padre le subía a tope al audio – ¿Hola?- pregunte al tomar el teléfono y literalmente lanzarme al sofá.

– ¿Casey…? No manches güey…- no era Rin… era una compañera de grado inferior, como tiendo a ayudar a la maestra de taller cuando no van los profes de mis materias, conozco a los miembros del taller de cada grado, y vale… me decepcione de que no fuera Rin.

– ¿Qué te pasa? Suenas… rara, como alarmada, ¿Qué ocurre?- pregunte extrañada, esta chica era la clásica chismosa de la escuela, pero de alguna forma sonaba más alarmada que cuando cuenta un “buen chisme”.

– Es que… no manches güey… es que… ni se cómo putas decírtelo, de enserio- omitamos esta parte y solo diré que se estuvo así varios minutos.

– ¡Solo dilo y ya!- estuve a punto de decir una grosería igual que ella, pero con mi abuelo cerca… mejor contenerme.

– Bien… pero no mames, agárrate cabrona- silencio un momento como si aún dudara en decirme o no lo que fuera que quiera decirme – los vecinos le acaban de decir a mis padres que… que la Rin, no mames, que la Rin, tu vieja, se suicidio…

– ¿He…?- me quede sin palabras e intente captar su dialecto cholo/choni – estas diciendo que… Rin… se… ¿Suicido…?- pregunte con voz temblorosa, mi abuelo se acomodó en su sofá de forma extraña y miro el calendario colgado en la pared, mas no dijo nada.

– Tsssss… si eso fue lo que te dije pendeja- responde dolida.

– Lo pronunciaste mal, retrasada…- me contuve realmente para no insultarla como se merecía – retomando el tema… ¿Cómo que se suicidó?

– Su novia eras tú, no yo. Yo solo te quería decir que los vecinos le dijeron eso a mis padres, y ps… como era tu vieja, pensé que alguien tenía que avisarte- responde con ese tono de voz clásico en las personas como ella… si ofender a nadie…

– ¿De verdad… se suicidó…?- repetí la pregunta aun titubeando.

– ¿Suicidarse es cuando te matas?- pregunto ahora con duda, mi silencio fue la mejor respuesta – pos eso, se mató ¿Quieres los detalles?

– ¿Se… suicidó…?- quede atrapada en ese segundo, en esas 2 palabras mientras que la imagen de su sonrisa se formaba fuertemente en mi mente.

– verga, ¡Que sí!- ya estaba desesperada.

– Cas, Cas- dijo mi abuelo sin siquiera tomarse la molestia de levantarse de su sofá reclinable – hoy es el día de los inocentes- y tras decir eso se relajó y tranquilamente regreso la atención a su programa de noticias.

– ¿Hoy es…?- murmure en un suspiro y como si todo el peso del mundo que en algún momento pusieron en mis hombros fuera quitado totalmente – oye…  esto no es gracioso…- dije con la mirada oculta y con algunas lágrimas rodando por mis ojos – no juegues con estas cosas, ¿quieres?- masculle tratando de contener la furia que me invadía.

– ¿Qué? ¿De qué hablas? La puta esa si se mato, se aurco la loca- responde más ofendida que antes.

– Tienes que conseguirte un pinche diccionario, y ya deja la broma, mi abuelo ya me dijo que hoy es el día de los inocentes, enferma…- apenas termine de decir eso colgué, me senté y me apoyé en mis piernas – joder… un poco más y me lo creo- resoplo con pesadez soltando una risa nerviosa.

– esa boca- me reprocha – pero… esta vez te lo paso por alto…

– ¡Viejo!- bajo mi padre las escaleras rápidamente y muy emocionado grito – ¡Cassandra tenía razón en sus cálculos! ¡El quipo gano! Mañana nos vamos los 3 a celebrar- de verdad que no cambia en sí mismo de la emoción, el abuelo y yo solo cambiamos miradas dudosas – ¡Mira, mira, mira!- grito como niño pequeño señalando el televisor, la noticia era lo que había dicho, acerté de miedo con el marcador – ¡ahora soy el hombre más feliz del universo!- afirmo con una pose triunfal de súper héroe, y con todo lo sucedido solo pude reír. Nos contagio totalmente con su explosión de euforia  y nos hizo olvidar el trago amargo de la mala broma.

Al día siguiente cumplió lo que dijo, y nos llevó a celebrar todo el día y el dinero del premio era tal que compramos varias cosas; lo que tenía la casa del abuelo es que era grande… pero bastante vacía de electrodomésticos y esas cosas. La planta baja era como una cochera gigante, el primer piso es donde vivía mi abuelo, el segundo una bodega de alimentos (es un poco paranoico el viejo y tiene reservas de la reserva…) y en el tercero mi padre y yo. El punto es que compramos desde lo básico como una mejor estufa como lo más ridículo como un par de esas pantallas planas que recientemente habían salido, el tamaño de ambas era insulso pero los 3 estábamos contentos. Incluso yo estaba pensando en al fin invitar a Rin a pasar el rato en casa… cosa que no hacía antes por la vergüenza que viera las locas condiciones en las que vivía… Una casa que más bien parecía fortín de la segunda guerra mundial.

Esa misma noche…

– Cassandra- dijo mi padre muy serio durante la cena – hay que hacer esto de las apuestas más seguido… pero no tan seguido que nos dirán tramposos o algo- y sin más se puso a murmurar tonterías, una tras otra.

– Cas… no le hagas caso a tu padre, estudia y se grande- dijo palmándome la pierna – aprovecha que eres un genio de las matemáticas y se físico matemático; como siempre predicas, este mundo es regido por los números- después de esas cortas palabras volvió a comer alegremente.

Al terminar de cenar, cuando ya estaba en mi alcoba recostada en la cama miraba al techo, pensando en cómo me sentí con la estúpida broma de la muerte de Rin, de verdad me había sentado terrible y recodar lo que sentí solo me hizo querer hacer las paces con ella; la pelea que tuvimos fue muy dura, y todo por un mal entendido – mañana… solucionaremos las cosas- fue mi último pensamiento…

……………

– ¿Era esa… verdad?- – ¿Es esa…? Ni se ve afectada- – Supe que se suicidó por que habían peleado…- – Se nota que ella no quería ni un poco a… Rin.

Mientras caminaba por los pasillos de la secundaria, me quite los audífonos un momento y voltee a ver a un grupo de chicos y chicas, a asarlo algunos solo me quitaron la mirada de encima y otros me dedicaron miradas, muecas y mohines raros – ¿Mencionaron a Rin o solo es mi imaginación?- pensé estando de pie frente a ellos unos instantes antes de seguir mi camino.

Cómo durante la primera parte del día no me tope en ningún momento con Rin, no lo pensé mucho y lo deje como “Seguro sigue enojada” y pensando en eso fui a su salón durante el almuerzo; nuevamente todos me vieron extraño pero nada supero al momento en que pregunte por ella… todos los presentes e inclusive los que iban por el pasillo se detuvieron en el tiempo observándome con fríos ojos, cómo si hubiera dicho algo estúpidamente imperdonable. El dueño de alguno de esos pares de ojos gélidos y asesinos se movió hasta quedar frente a mí, me tomo el cuello de la camisola del uniforme y levantándome un poco del suelo dijo con voz ronca y áspera – ¿Te crees que es gracioso? Toda vía que fue tu culpa que lo hiciera… ¿Tienes el descaro de venir y decir eso aquí?- y de la nada, de un instante a otro solo vi el techo teniendo un dolor en la mejilla, resulto ser que me había dado un puñetazo en el rostro. El mismo chico con rabia antes de ser alejado por otro par dijo – maldita, se suicidó por ti y toda vienes como si fueras la gran mierda bromeando con si la hemos visto…

**********

– que… extraño…- murmure mirando el cielo; desde la facultad siempre pude gozar de la vista del cielo libre de contaminación. Algo realmente curioso pues con tantos estudiantes con automóvil…

– Por favor… n-no digas eso…- esa pequeña voz me devolvió los pies a la tierra.

– ¿Hmm…?- baje mi mirada para verla, se encontraba temblado mirando un punto en concreto del suelo, aun así podía notar el rubor en todo su rostro – ¡Ah, no! No lo digo por ti… lo siento…- nerviosa me rasque la nuca – lo que pasa es que recordaste a alguien…

– O-o sea que tú… ya estas…- con cada palabra su voz se quebraba más y más, parecía que le clavaran cuchillas en su pequeño cuerpo – ya… estas… ¿Saliendo… con alguien…?

– Pues… sí… en teoría…- sonrió con sinceridad – y el hecho es que, te pareces mucho a ella físicamente; también me recordaste la vez que se me declaro- aun sonriendo levante su cabeza sujetando su mentón – no se… como es que la gente tan hermosa como ustedes… se puede fijar en alguien como yo- casi pareciendo un reflejo acaricie su rostro.

– L-l-l-la he-he-h-hermosa e-eres tú- consiguió decir aún más roja que antes.

– Je, je… gracias… pero… ¿Sabes?- retire mi mano de su rostro – no te ofendas, pero se nota que eres primeriza en esto, lo mejor sería que lo pasaras con alguien que te merezca… y no conmigo…- acomode mi mochila de regreso en mi hombro y tras hacerle un ademan de despedida aun sonriendo me dispuse a irme.

– ¡E-espera! Tú de verdad… yo… ¡Yo te amo!- gritó a los cuatro vientos quedándose parada como si tuviera tenso todo el cuerpo, jadeante, tras unos segundos se dio cuenta de lo que había dicho, en su pequeño cuerpo cargaba con toda la presión del mundo y esa misma presión la incitaba y guardaba dentro de ella al mismo tiempo algunas palabras extra

– Eres… un poco rara, ¿Lo sabias?- respondí bajando mi mochila de nuevo – ¿Qué es eso que parece que quieres decir además del “te amo”?

– N-no me rechaces sin más… si no es mucho pedir, al menos ¿Me podrías hablar de esa otra chica que mencionaste?- supongo que descifro mi cara de duda pues prosiguió diciendo – Me dio mucha curiosidad, que al compararme con ella pusiste una cara que nunca te había visto…

– Así que… ¿Ya me habías visto antes, he?- la verdad sea dicha, solo le pregunté aquello para que se pusiera más nerviosa y sonrojada, y… lo conseguí – Solo bromeo…-  tras escucharme decir eso, hizo un pequeño puchero inflando una de sus mejillas – Bien, dado a que eres la primera que me pregunta sobre ella te contare, pero a cambio… ¿Podrías decirme tu nombre?

– ¡Ahhhh! Disculpa, no me he presentado aún- dejando de lado su nerviosismo y todo lo ocurrido correspondió mi sonrisa – Me llamo Rina, mucho gusto

O dios mío… hasta sus nombres se parecen… pero, por alguna razón que no entiendo y a sabiendas que ella no era Rin, solo una chica con un parecido escalofriante… me sentía a gusto con ella. Sin olvidar mencionar que no solo deja las cosas siendo conformista con mi clásica respuesta negativa…



Y si mi loli kawaii no es lo suficiente para hacerlas comentar, me obligaran a lo siguiente ewe...


:::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

sí, ya se que les debo conti de 2 fics... y un dibujo... pero~~ como dije que postearia una historia donde todo fuera... normal :v pues... aqui la tienen x3

espero les gustase y muchas gracias por leer x3 xDDD

tampoco metere esta en hide >DDD viva romper las reglas \ewe... xDDDD
Yoshina
Mensajes : 229

Fecha de inscripción : 29/01/2015

Edad : 23

Localización : Mundo Kaleidoescopio

avatar
Usuario

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Delfi22 el Sáb Ene 16, 2016 7:25 am
*bueno no es por nada pero me gusta más tu loli y el loco ese me saco la risa*

Bien..ahora solo esperar el siguiente(cien años) y saber algo más sobre Rin y que fue lo que paso....Que estés bien....
Delfi22
Mensajes : 11890

Fecha de inscripción : 06/11/2014

Localización : En el espacio infinito

avatar
Usuario

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Yoshina el Dom Ene 17, 2016 2:46 am
Delfi, como siempre eres la unica que comenta x3 me alegra que te rieras con Homero xDDD y aunque te guste mas mi loli... de ahora en mas usare a Homero >DDDD nah, mentira -w- seguire con la loli x3

y ps... no habia actualisado por lo mismo de que nadie comenta; pero como ya te interesaste en esta historia te dejo cap x3 aunque es cooooorto~~~

::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

– Hmm… –volví a mirar el cielo un instante – La verdad… no te conozco y esa es una de las razones por las que tengo que rechazarte –dije sin tacto algún pues realmente es una obviedad, ¿Cómo saldría con alguien que nunca he visto?. Su reacción fue obvia, y decir que su mundo junto a su corazón se iban cayendo a pedazos sería poco – Tranquila, lo único que he dicho es que no puedo salir con alguien que recién conocí…

– ¿Entonces…? –se encontraba en un torbellino de emociones entre mezcladas, la esperanza de conseguir lo que deseaba se chocaba con la decepción de fallar – La verdad no creo… poder tratar como solo una amiga… –tomando una postura defensiva en la que con sus brazos replegados contra su pecho seguramente se sentía de alguna forma con la fuerza suficiente como para hablar, pronuncio esas palabras con mucho dolor, como si con solo imaginar esa situación ya le hiciera un severo daño.

– Bien, en eso llevas la razón… pero… sigo creyendo que sería mejor conocernos un poco más. Quien sabe, quizás tras eso cambies de opinión –por mucho que ella parecía ir enserio, por mi parte seguía aun encasillada en el miedo de cometer el mismo fallo que la última vez.

– ¡No creo que eso pase! ¡Nunca! –gritó de repente con tanta fuerza que los demás que pasaban por esa parte del campus nos voltearon a ver – No importa que lo poco que se de ti sea mentira, yo realmente te a--

– Mi anterior novia se suicidó por mi culpa –dije sin reparo interrumpiéndola – Incluso yo misma le dije como se hacen los nudos para orca –se quedó por completo congelada al escucharme decir eso de forma tan… no fría, sino cotidiana mientras tenía una media sonrisa media en el rostro – ¿Qué dices a eso?

– … –si ya se encontraba paralizada y sin saber cómo reaccionar o que decir ahora era peor; quizás por mero instinto retrocedió un paso… o eso creí en primera instancia pues realmente no retrocedió, en su lugar prácticamente se impulsó para rodearme con sus brazos – Aunque lo digas de esa forma, en tus ojos… se nota que te duele…

Incluso estando en un estado tan caótico como se mostraba consiguió darse cuenta de ese detalle. Un detalle que nadie más se había dado cuenta tras todos estos años, ella sin más lo descubrió. Fue… extraño… muchas personas cercanas me habían abrazado para reconfortarme desde aquel fatídico día, pero nunca sentí nada que no fuera indiferencia y soledad, cosa contraria a ahora que incluso… algunas lágrimas se escapan de mis ojos – … No… –susurre alejándola de mi – … No… –repetí casi sin voz retrocediendo torpemente para después correr, correr de la misma forma que cuando me entere que Rin realmente había muerto. No tenía un lugar en mente al cual ir, simplemente mis piernas se movieron solas, con el único objetivo de alejarme de esa chica que había conseguido algo que ni Rin y su muerte habían conseguido, el hacerme derramar lagrimas

**********

– Estas bromeando… ¿Verdad…? –la incredulidad que tenía en estos momentos era de niveles muy altos aferrándome a lo que mi abuelo había dicho, y esto no era más que una mala broma y Rin saldría en algún momento riéndose. Aun tras recibir un segundo golpe de aquel tipo, seguía en ese estado de desconexión de la realidad mirando hacia el aula, más particularmente el sitio donde se sentaba – Ella… realmente… –metida completamente en mi realidad me enderece, pase de largo al enfurecido chico y caminando cual zombie me movilice entre los pasillos. Tenía la mirada pérdida, viendo múltiples ilusiones de ella, casi parecía que una de esas fantasías sería realmente ella o que simplemente despertaría de esta pesadilla llena de recuerdos de ella. Mis pasos me llevaron hasta mi propia aula, hasta mi banca… allí sentada estando aun perdida en la papelera, entre mis libros me di cuenta que estaban acomodados de forma diferente al que yo tenía usualmente; entre ellos estaba una hoja blanca doblada

Lentamente acerque mi mano y tome la hoja – Rin… –reconocí automáticamente su letra cuando desdoble la hoja

En el parque a las 10 de la noche… si no acudes a esta cita… mejor mira al cielo, cuando mires las estrellas… yo ya estaré con ellas

Mi pecho se paró, mi corazón grito tanto por dentro que me tembló todo el cuerpo; aún recuerdo que después de nuestra discusión la vi entrar aquí con el cabello cubriéndole el rostro – Al final… ella si intento hacer las paces… y yo solo –sentí como si despertara y la realidad me callera totalmente encima – ¿Qué habrá sido lo que… me quería decir…? –me enderece de golpe y salí corriendo del aula atropellando al maestro en el camino. Corrí dejando atrás todo y solo aferrándome a aquel trozo de papel ya arrugado entre mis manos.

Estuve corriendo sin detenerme hasta llegar a aquel parque, ese parque en el que nos habíamos conocido años atrás, el mismo parque donde ella confeso sus sentimientos… aquel parque… que pudo haber sido el sitio donde nos reconciliáramos, el parque donde juntas pudimos construir aún más recuerdos juntas…. Me quedé parada justo frente al árbol que nos “Pertenecía”, pues cuando éramos niñas lo plantamos juntas, en cierta forma dicho árbol era como nuestro hijo. El árbol estaba en lo más profundo de una zona forestal cuya entrada era un parque cotidiano pero que poco a poco se volvía un bosque. Estando contemplándolo me di cuenta que una de las ramas estaba… rota…

Quería llorar, gritar, regresar en el tiempo pero todo eso era imposible. Parecía que el tiempo no avanzaba; solo sabía cuándo era de noche al ver las estrellas, las cuales me iluminaban junto a la luna. Estaba sola, con la única compañía de algún grillo que rompía el silencio.

***********

– Soledad… quiero regresar… a la… soledad… –pensaba frenéticamente recordando esos meses en los que estuve recargada en aquel árbol, mirando aquel constelación de poco brillo. Creía que había olvidado como llorar gracias a esos días. Estuve viviendo como si estuviera muerta, pero por culpa de esta chica todas esas emociones volvían de a poco. No quería que volviesen, estaba perfectamente bien siendo un cascaron vacío.

– ¡Espera! ¡Por favor! –pese a su compleción estaba a punto de alcanzarme; habría apretado el paso por el puro miedo de su insistencia si no fuera porque ya estaba corriendo a mi máximo – ¡No corras!

Miedo… pánico… terror, todas esas emociones también regresaban con el mismo compas que marcaban sus pasos acercándoseme. Por mirarla a ella y no el camino termine en el suelo aturdida y desorientada, para colmo ella casualmente también cayó pero sobre de mi

– ¿E-estas bien? –se apoyó en sus brazos cerrándome las pocas opciones de huir al ponerlos a cada lado de mi cabeza – Por favor… no escapes…



:::::::::::::::::::::::::::::::::::::

el cap fue asi de corto por que me distraje en el face... yyyyy me paso algo muy gracioso para mi (aun me estoy riendo) y perdi por completo el hilo de lo que estaba escribiendo y el humor sad-emo... pfffttt ajajajajajajajaja por Kaly... si que hay otakus locos extremistas e inmaduros ajajajajajaja

en fin -w-... (sigue riendose)

gracias por leer =D algun dia... la continuacion x3... a menos claro que la risa me quede perpetua y muera por ello... xDDDDDDDD
Yoshina
Mensajes : 229

Fecha de inscripción : 29/01/2015

Edad : 23

Localización : Mundo Kaleidoescopio

avatar
Usuario

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Delfi22 el Mar Ene 19, 2016 3:42 am
Siento como que tendremos capítulos no muy seguidos...

Venga...*trae a la banda de la escuela y le hecha porras,le baja un arcoíris con unicornios y le trae ositos melosos*....pue que me tarde en leerte pero siempre estaré al pendiente cuando actualices...+= he dicho....
Que estés bien y no te distraigas tanto....
Delfi22
Mensajes : 11890

Fecha de inscripción : 06/11/2014

Localización : En el espacio infinito

avatar
Usuario

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por andry_89 el Mar Ene 19, 2016 11:43 am
hey me gusto mucho espero actualices prontoo Very Happy
andry_89
Mensajes : 31

Fecha de inscripción : 26/11/2014

Usuario

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Yoshina el Miér Ene 20, 2016 4:12 am
Delfi... se supone que me ponga sad emo :v... no como princesa de disney :v!!! xDDDD igual gracias x3... y no te echo la culpa, ni que estuvieras obligada a leer y responder todo Owo

Que también estés bien x3

Andry, me alegra mucho que te gustara x3 y muchas gracias por leer y comentar =D que estés bien \.w.

--------------
Pd random: *recordó lo que le paso en el face… y se volvió a reír como loca* diablos :v! bueno… un día de estos actualizo x3
Yoshina
Mensajes : 229

Fecha de inscripción : 29/01/2015

Edad : 23

Localización : Mundo Kaleidoescopio

avatar
Usuario

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por invierno el Dom Ene 24, 2016 5:47 pm
te falta un par de tornillos jjij
perdón, tenía q decirlo

conti por favor

saludos
invierno
Mensajes : 109

Fecha de inscripción : 31/10/2014

Edad : 30

Localización : en noche de luna e invierno eternal

avatar
Usuario

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Yoshina el Dom Ene 24, 2016 7:48 pm
solo un par?? y yo que pensaba que mi cordura era totalmente nula x3 xDDDD

no te preocupes, no me ofendo x3

la continuare tan pronto pueda estar otra vez en la piel de la prota .w.

Yoshina
Mensajes : 229

Fecha de inscripción : 29/01/2015

Edad : 23

Localización : Mundo Kaleidoescopio

avatar
Usuario

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Delfi22 el Mar Ene 26, 2016 10:52 pm
Creí que había conti....pero nada de nada, así que no hay más remedio que esperar.... Very Happy

*Hey Yoshina*....Que le dijo el ataúd al muerto?....
Delfi22
Mensajes : 11890

Fecha de inscripción : 06/11/2014

Localización : En el espacio infinito

avatar
Usuario

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Yoshina el Miér Ene 27, 2016 1:12 pm
creo que la gran mayoria de lectores que tengo... piensan que cuando simplemente les respondo a ustedes... son caps .w. ... x3 xDDDD

yyyy no se Delfi, que le dijo el ataud al muerto??

me se el de "cual es el muerto que se para al ver su ataud..." que nadie lo repsonda ni pida respuesta :v...! xDDDD
Yoshina
Mensajes : 229

Fecha de inscripción : 29/01/2015

Edad : 23

Localización : Mundo Kaleidoescopio

avatar
Usuario

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Delfi22 el Miér Ene 27, 2016 1:53 pm
Jajajaja...lo siento pero no tenía nada que hacer y se me vino a la mente esa adivinanza...--la tuya no esta nada mal---...

--la respuesta para ambas es una parte de una canción---

*huye antes de que Yoshina mande a Alice hacerme picadillo*....jajajaja
(aunque no tenga nada que ver con esta historia)
Delfi22
Mensajes : 11890

Fecha de inscripción : 06/11/2014

Localización : En el espacio infinito

avatar
Usuario

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Yoshina el Miér Ene 27, 2016 8:40 pm
Spoiler :v!

alerta, este spoiler contiene... un spoiler :v! xDDD de otro fic:

realmente te spoilaras si lo abres ewe:
Alice es una difusa, asi que la muy cabrona puede estar en donde se le pegue la gana :v!!

erm... si no sabes que es un difuso, aqui dejo un video que lo explica x3 https://www.youtube.com/watch?v=oNAu7bRzWo4

el chiste es que saldran Alice y Erika en el otro fic .w. ...

al final hice doble spoiler xDDD

y pues... si es una song en español... ni idea de cual sea xDDD dime titulo x3

dudo mucho poder mandar a algo como Alice... es mas factible que yo termine siguendo sus ordenes

este spolier... contiene un spoiler existencial (?):

hablando filosoficamente, tecnicamente este universo podria ser creado por Alice de tal forma que yo sea la que escriba su historia para que otras personas sepan de su existencia y asi gane poder... como si fuera un tulpa como slenderman...

si no entendiste... esta bien xDDDD son locuras confabulativas x3
Yoshina
Mensajes : 229

Fecha de inscripción : 29/01/2015

Edad : 23

Localización : Mundo Kaleidoescopio

avatar
Usuario

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por invierno el Sáb Ene 30, 2016 2:21 am
tienes razón, mis dedos no transcribieron correctamente lo que pasó por mi cabeza.
no te falta un par, te faltan todos, espero no te desarmes jiji

saludos

pd: realmente no pensé que fuera capitulo, sino comentario de alguien que lee, pero no esta demás revisar jijij
invierno
Mensajes : 109

Fecha de inscripción : 31/10/2014

Edad : 30

Localización : en noche de luna e invierno eternal

avatar
Usuario

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Yoshina el Jue Abr 14, 2016 10:15 am
al fin actu de este fic wiiiii!!!



ni yo me lo creo x3!!!

Disfrútenlo!!

:::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::


A pasado cerca de un semestre desde que me anime a hablarle; sin embargo no ha habido ningún progreso en “Nuestra relación” pues siempre me trata como a una amiga o menos que eso. No es como si eso me molestara… mucho… en alguna de nuestras pláticas sobre todo y nada ella toco el tema de forma hiriente, diciendo que seguramente me aburriría de ella y la dejaría por otra persona, obviamente lo negué; le dije que eso no pasaría nunca, que realmente sentía algo muy profundo por ella. Sin embargo ese día ella solo se retiró a su residencia. Después de eso continuamos hablando todos los días como normalmente hacíamos.

Estoy segura que se está forzando mucho al hablar, aunque varias veces se le ha escapado una que otra sonrisa sincera y se abre aunque sea un poco. Pero incluso, luego de casi medio año de frecuentarnos (por no decir que la abordo cada vez que la veo incluso solo para decirle “hola”), como ya dije, no consigo que me vea como alguien más cercana.

– Oye Rin, andas suspirando demasiado. Desde que empezaste a  hablar con tu amor platónico pareces más… depresiva –las palabras preocupadas de Alan, mi joven jefe en el empleo de medio tiempo que adquirí hace poco me sacan de mi ensimismamiento. Lo suficiente al menos, como para que deje de acariciar el suelo de la entrada con la escoba – No tengo problemas en que pongas en retrospectiva como llevas todo eso. Pero, al menos no te lastimes a ti misma, además… con toda esa aura obscura y depresiva que te cargas he pensado pasar de un mini súper a una tienda gótica o algo parecido –obviamente era una broma, de esas clásicas que improvisaba siempre. Alan, parecía un joven que vivía la vida con tranquilidad; pese a estar cerca de los 30, físicamente parecía de unos 23 años a lo mucho.

– Lo siento… es solo que… a veces pienso que estoy logrando un avance pero luego de un segundo a otro siento que solo me aleje más de ella –explique ocultando la mirada.

– Hmmm… aun que me odies por decir esto; ¿Esa chica está enferma o algo? parece que solo está jugando contigo. Te apuesto lo que quieras a que si tomas distancia, la tendrás a tus pies –afirmo como alguna especie de sabelotodo – Por si fuera poco, tener tanto tiempo a alguien depresivo como ella te está afectando…

– De hecho, ella se dio cuenta que estaba cambiando mi forma de ser y me puso un alto; dijo que si me estaba afectando tanto su presencia, era capaz de cambiarse de universidad o incluso de ciudad. Que no toleraba verme así –recordar el momento que Casey me dijo eso, me hizo un nudo en la garganta y  tener muchas emociones encontradas anteponiéndose unas sobre otras. A estas alturas ya no sabía decir si se preocupaba por mi o si solo era un juego para ella.

– ¡Le hubieras tomado la palabra! –su exclamación decidida y seria me tomo por sorpresa, siempre me había parecido relajado y suspicaz. Sin embargo, ahora… parecía un hermano mayor – Mira que darse el lujo de soltar esas palabras y luego seguir cerca de ti sin más… ¡Odio ser el que te de este golpe con la realidad, pero realmente solo eres un juego para ella! –su semblante serio y decidido acompañando sus palabras me dejaron como única opción romper en llanto…

No tenía forma de refutar su argumento pues ni yo misma podía saber que pasaba por la cabeza de Casey, era como una pequeña flor inmersa dentro de un mar de tinieblas, tristeza y dolor; cuyas cuales me estaban arrastrando también, pero no al lado suyo sino que solo a ser parte del mismo mundo de depresión sin límite. Caí de rodillas intentando contener el llanto de que no dejaba de brotar. No me importaba estar en una zona transitada de la ciudad y frente a mi lugar de trabajo; simplemente lloraba igual que un crio que no encuentra a su madre.

– ¡…! –Un sonido seco acompañado de una especie de quejido contenido de parte de Alan, me detuvieron por segundos el llanto, dejándome ver a este mismo tumbado en el suelo y de alguna forma a Casey frente a él. Aun con lo transitado de esta zona nunca la había visto pasar por aquí, y sin embargo allí estaba.

– ¿Quién te crees para hacerla llorar? –Por primera vez escuche ese tono serio y enojado en ella, además de una expresión fiera pintando su siempre nulo rostro. ¿Había empujado a Alan? Al menos eso indicaba la situación, mas no estaba segura del todo. Si bien era algo más alta del promedio, su delgado cuerpo no supone que tenga mucha fuerza, incluso si se cuenta que Alan también es muy esbelto, en pocas palabras él es el estereotipo perfecto de un gay de cabello largo, encontraba poco factible que pudiera hacerle algo.

– Hmm… ¿Es que acaso solo tú puedes hacerlo? –Refutó reincorporándose y sacudiéndose la ropa – Pues que crees… Rin está llorando justo por tu culpa; yo solo fui el disparador de un sinfín de emociones que tú y solo tú le has sembrado.

Sin dar un solo golpe o levantar la voz consiguió que Casey retrocediera y desviara la mirada. Acción que claramente le daba la razón a Alan, quien no detuvo su ataque verbal.

– Aun a sabiendas que le haces daño, continuas dándole falsas esperanzas solo para córtaselas cruelmente. Y te pregunto ¿A qué estás jugando? ¿Quién te crees que eres para jugar así con Rin? ¿Acaso crees que si la tratas más veces mal que bien, superara lo que siente por ti y podrán estar como simples compañeras de campus? –Cada una de las preguntas que le lanzaba, parecían dar justo en el blanco y afectarle más que cualquier golpe físico que pudiese propinarle – No me hagas reír, Rin siempre es algo idiota y sumamente sincera. Por eso cuando se decide por algo no lo abandona nunca. Incluso ella nunca había salido con nadie, ni siquiera para guardar las apariencias; ¿Qué te escogiera de entre cientos de personas no es suficiente para que el dejes en claro si tiene o no una oportunidad contigo? Ya te digo yo, nunca dejare que salga con un remedo de persona tan pobre y repudiable como tú –en respuesta Casey solo apretó los puños temblando un poco, pero no parecía miedo ya que le dedico una feroz mirada – ¿Tienes pensando golpearme de nuevo? Adelante y hazlo, solo me darás más la razón. Lo mejor será que lo hagas, quizás así Rin reaccione de una vez por todas y vea cómo eres realmente.

– … –tragó en seco para después suspirar, relajándose de alguna manera – En efecto, tienes razón; Rin, como dice este tipo, solo soy un asco de persona… lo mejor sería que ya dejaras de buscarme, ¿Vale? –dolor… un profundo dolor se filtraba en sus palabras y aun así volteo a verme dedicándome una gran sonrisa – Siento que pasaras por esta escena… yo

– Ya vete –le exigió Alan, firmante parado de brazos cruzados, interponiéndose entre ambas

– S-sí… -cuando se asomó por un lado de Alan para decirme un “Adiós”; Alan se lo impido interponiéndose de nuevo. Ella simplemente se marchó, tambaleándose un poco al caminar sin voltea atrás ni una sola vez.

– ¿P-por qué fuiste tan cruel con ella?

– ¿Cruel yo? Ella me dio un golpe y me tumbo al suelo

– …

– … Tomate el resto del día libre, y… ni se te ocurra ir a su casa o donde sea que viva; date un respiro y aclara tu mente ¿Vale…?

………………………

Estando sola en casa, con la cabeza sobre la mesa y los brazos colgando a los lados mirando la nada, solo podía pensar en ella, en la situación de hace unas horas. Casey primero me defendió, ¿Verdad? Por eso golpeó a Alan, ella creyó que me estaba haciendo algo malo y reacciono en mi ayuda… no solo me estoy auto engañando, ¿Cierto?

Paseé mi mirada por toda la sala/alcoba; la universidad me consumía muchos gastos y solo tenía para este pequeño departamento (Quien crea que las residencias universitarias son más baratas que los departamentos no sabe de lo que habla). Mi mirada se posó en un corcho en la pared lleno de fotografías, más concretamente en una. Estábamos Casey y yo en uno de los parques de diversiones más famoso de la ciudad; nunca se me había pasado por la mente el ir a ese sitio, es demasiada cara incluso la entrada normal. Pude ir con ella, porque ella se encargó en todos los gastos escudándose en “Te estoy invitando, lo que quiere decir que yo pagare todo” el día que dijo eso no cabía en mi misma, aunque como siempre me corto las alas bruscamente diciendo algo como “Mejor te doy las entradas y vas con alguien más”. En cualquier caso, lo importante es que conseguí ir con ella; llegue a considerarlo como nuestra primera cita aunque ella siempre se mostró renuente a la idea. Me pare y fui hacia el corcho, prestando atención únicamente a esa foto…

– Casey… –me le quede viendo a su figura en la fotografía, por mi parte iba vestida lo mejor que pude, usando mi vestido de una pieza de verano favorito… en cambio ella, fue con sus ropas ligeramente holgadas de siempre – Puede que Alan tenga razón, y nunca me vea de la misma forma que yo a ella –susurre en melancolía pasando mis dedos por sobre de ella – ¿Hmm? –al prestarle atención únicamente a ella, pese a estar en una postura de “No quiero estar aquí, menos que me tomen una foto”, su rostro… en el había un leve sonrojo y una especie de sonrisa intentado salir – Casey… tú… –sufrí un revoltijo de recuerdos de cosas que pasamos juntas mezclándose con lo sucedido hace unas horas – ¡Ahhhh! ¡No te entiendo ni un poco! Primero parece que quieres algo conmigo, segundos después ya no y luego si… ¡Eres como una niña indecisa! –ya había caído en la desesperación, no tenía idea ya de que pensar o que hacer; lo único que permanecía era el querer estar con ella…

Para enfríame la cabeza me di una ducha de agua fría, intente hacer lo que me pido Alan y despejar mi mente, pero todo lo que pensaba o intentaba hacer me guiaba a Casey – Maldición… ¿Qué se supone que haga? –mascullé ya sin fuerzas para nada abriendo la nevera, en búsqueda de una cerveza; no me malinterpreten, no suelo beber más allá de una cerveza a la semana y eso ya es mucho decir. En cambio Casey puede estar bebiendo todo el día y… – Diablos, se supone que no piense en ella…

Agarré la lata de cerveza más próxima a mi mano y sin cerrar la puerta de la nevera bebí el contenido – Alan, esto es muy difícil –me queje al aire como si estuviera cerca mío, fue entonces cuando vi varias botellas de licores y demás bebidas diferentes en fila dentro de mi nevera – Alan, incluso tu intentaste ayudarme –él me había dado todas esas botellas diciendo que de seguro con eso conseguiría que se fijara en mí, incluso al darme una aseguro que esa noche Casey seria mía… – Llegar al grado de darme una bebida adulterada solo para tenerla una noche… ¿Cómo se la pude aceptar…? Aunque… ¿Cuál de todas es…?

Sin tener otra cosa más interesante que hacer, me senté frente a la nevera y me puse a revisar cada una de las botellas. Al final resulto que todas tenían sus sellos perfectamente puestos – De seguro solo era otra de sus extrañas bromas… pero… tener todo este alcohol aquí por la eternidad… ¿Debería ir y regalárselo a Casey? Algo así como mi despedida definitiva –sonaba triste, pero seguramente esa era la razón por la que no me la podía sacar de la cabeza – Mañana tiene el día libre, así que no podría verla en el campus… y no creo poder estar en este estado por mucho tiempo –suspire en busca de una solución – No queda de otra, iré a su residencia, se lo daré… y seguramente después salga corriendo –idealice.

De andar por mi departamento en ropa interior, me termine de vestir y en un par de bolsas guarde las botellas de alcohol. Ya estaba anocheciendo, pero si seguía mi “Perfecto” plan a la perfección no debería tener ningún problema en regresar no muy tarde. Dando un último y profundo suspiro en la entrada del departamento me arme de valor y salí. Nunca había ido a la residencia donde vive Casey, sin embargo sabia donde se ubicaba  pues la dirección venía con los papeles de matriculación. Me aventure a ir caminando, pues sería extraño abordar el transporte público a estas horas con bolsas repletas de botellas de licor. Aunque comenzaba a arrepentirme de esa decisión pues sí que pesaban las susodichas bolsas.

– ¿…? –entre las calles de la zona residencial divisé a una chica de quizás secundaria parada a la luz de una farola, simplemente estando allí de pie mirando al horizonte; su cabello era bastante largo llegándole por debajo de la cintura y de un profundo color negro en contraste a su piel, la cual era completamente pálida, no blanca, sino que literalmente pálida; cabía la posibilidad de que la luz de la farola me hiciera verla así de fantasmal. Era como ver a una pequeña jugando al soldado o algo parecido – ¿Estará perdida? –murmure para mí misma; esa chica tenía una presencia fácil de sentir, muy fría y demás. Me daba incluso algo de miedo, igualmente tendría que pasar frente a ella para seguir mi camino – ¿Estas perdida? –terminé por hablar con ella directamente cuando estuve a un par de metros cerca de ella, soné lo más tranquila y familiar posible pues si de verdad estaba perdida no quería ser yo la que la asuste… si es que es posible.

– … –ni siquiera si inmuto de mi pregunta, o si quiera volteo a verme, solo siguió viendo hacia al frente inmersa en sus pensamientos – Solo asegúrate de hacerlo –dijo, con tono neutro aun viendo al frente; por un segundo creí que pensaba en voz alta, no obstante giro su cabeza hacia mí, mirándome con un par de ojos negros casi inertes y de vidrio – Strega… asegúrate que la beba –continuo.

– ¿Disculpa…? –alcance a responderle sin entender ni una de sus palabras – Creo que me estas confundiendo con otra persona… ¿Estas perdida…? Una chica de tu edad no debería de andar en la calle a estas horas, menos con el uniforme de su escuela.

– ¿Los universitarios pueden pasearse a estas horas con bolsas llenas de licor? –preguntó curiosa pero sin romper la seriedad marcada en su rostro – Le diré a Erika que también lo haga… –menciono desviando la mirada al sitio donde miraba antes, ¿Esa tal Erika era alguien a quien esperaba?

– Bien, veras… ni siquiera me gusta beber--

– ¿Entonces por qué te paseas con botellas de alcohol en manos? –me interrumpió sagazmente.

– Ehh… espera ¿Cómo sabes eso?

– Haces mucho ruido a cada paso que das, haces que las botellas choquen entre ellas… ten cuidado al abrir el Champan; podrías romper algo con el tapón si sale disparado… algo importante –volvió a advertir, simplemente me quede sin palabras observándola.

– ¡Kaile! Siento la tardanza –gritó una chica pelirroja llegando a trote y agitando su mano derecha a manera de saludo – ¡Hey! Hiciste una amiga, genial –dijo apenas se percató de mi presencia, pero por dios, conozco chicos altos… pero ella era ridículamente alta… si me dicen que mide 1.90 yo me lo creo, de verdad.

– No es mi amiga… solo comenzó a hablarme, primero creyó que estaba perdida y luego pretendió darme clases de ética, de cómo alguien de mi edad no debería de salir a estas horas pese a que ella anda con 8 botellas de licor de alto grado alcohólico –le explico a la recién llegada en un tono de reproche, incluso inflo una de sus mejillas.

– ¡Jajajajajaja! Es lo que tiene estar así –indico posando su mano derecha en la cabeza de la niña y despeinándola un poco – En fin, disculpa a Kaile; si te dijo algo raro o fuera de lugar es normal… pero hazle caso, es así como vidente –explico sonriente. Estas dos frente a mi eran por completo polos opuestos, era imposible decir que eran hermanas pues la pequeña parecía enteramente japonesa, en cambio la mayor parecía una mezcla de koreana y china pero de cabellera rojiza obscura que se notaba natural.

– ¿Pequeña? Como si tu fueras una adulta –me reprocho la niña; me quede completamente sorprendida de que supiera que pensaba – No lo sé, leer la mente de un humano como tú es pan comido…

– En intuición, seguirle el paso a sus bromas es difícil, ¿Cierto…? En cualquier caso, ella es mi esposa y ¡…! -- –repentinamente la niña le dio un golpe en el estómago a la pelirroja tumbándola al suelo. Ese golpe apenas si le toco el estómago y sin embargo ella estaba inconsciente.

– Tch… recuerda hacer que ella beba Strega, y hazle eso… buenas noches –hizo una reverencia seguida de retirarse arrastrando a la mayor. La jalaba de la mano como si fuera una cobija o manta, solo así… sin que le pesara un poco.

– ¿Qué acaba de pasar…? N-no debí beber esa cerveza luego de ducharme… ya veo cosas…

*************

Estando frente a la residencia donde vive Casey, me sorprendí un poco pues el edifico que le tocaba era de departamentos bastante simples, inclusive solo tenía un segundo piso y libre acceso. Sin saber qué hacer y llena de nervios estuve algunos minutos parada frente al edificio; pasaron detrás de mí algunos estudiantes conversando y viéndome raro; normal, supongo. Recobrando el valor me dirigí a los buzones buscando el nombre de Casey; fue más rápido encontrarlo… su nombre solo estaba mala garabateado en la cajita enumerada como el departamento 23. Subí las escaleras y me dirigí al departamento con dicho número, la placa con nombre al frente tenía el mismo garabato que suponía el nombre de Casey. Estando frente a la puerta las dudas me invadían aún más, los “Y sí…” surgían como cascada.

– ¿…? –al final ni tuve que debatirme en tocar o solo irme, pues Casey abrió repentinamente la puerta quedándose viéndome incrédula – ¿Estas bien…? Tienes cara de a ver visto un fantasma… –su preocupación por mí era clara…

– Mientras venia de camino me topé con un par de chicas bastante extrañas… pero aparte de eso estoy bien, ¿Y tú?

– Ni tan bien, me quede sin que beber… por eso iba de salida a comprar algo…

– ¡…! Que coincidencia, justo por eso vine a visitarte ¡Ten! –literalmente puse las bolsas frente a su rostro

– Erm… ¿Gracias…? –dudando un poco antes de agarrarlas, las retiro de mis manos con delicadeza – ¡Wow! ¿Compraste todo esto? No debiste –se le notaba sorprendida y alegre – ¿Pero cuánto gastaste en esto? Todos son bastante caros, incluso para mí –se hizo a un lado – Pasa, buscare mi cartera para pagarte –sin dejarme responder se internó en su departamento dejando la puerta abierta.

– … –con una desbordante mezcla de emociones y las piernas temblorosas entre al departamento cerrando la puerta tras de mí, sin embargo me quede en la entrada sin poder adentrarme más. Todo esto… era igual que siempre que tocábamos el tema de salir más como pareja que como conocidas; pretendíamos que nada “Malo” había pasado – A decir verdad, no los compre yo… Alan me los dio para dártelos a ti… –expliqué avergonzada.

– ¿Alan? ¿Y él quién es? ¿Un pretendiente quizás?

– No, es mi jefe… con el que discutiste por la tarde…

– ¿No tienen veneno, cierto? –dijo asomando su cabeza a través de la puerta de la habitación donde estaba, creo que era la cocina.

– Me los dio antes de la discusión de hoy, así que ten por seguro no tienen nada (Solo uno que supuestamente esta adulterado) –eso último se quedó en mi mente como un pensamiento.

– Ya… –luego de un silencio incomodo regreso a la habitación donde estaba – Entra bien, quedándote en la entrada, parece como qué… –su voz se fue amargando hasta caer en otro silencio incomodo…

– ¿Te molesta… si me quedo y bebemos juntas? –sugerí en un intento de aliviar el ambiente.

– Pensaba que no te gustaba beber…

– Una vez para variar un poco, ¿No estaría bien? –le sonreí abiertamente apenas salió de la habitación.

– … –luego de verme con una ceja en alto dijo – pero no podemos sentarnos a beber en la entrada…

– ¡Ah…! Cierto… pues, okay… –toda vía dudaba de todo esto; me adentre en el departamento; sé que supuestamente me marcharía  apenas le entregara las bolsas, no esto. Sencillamente no puedo irme sin más, cada vez que la veo, me duele el corazón pero al mismo tiempo siento alegría – La verdadera enferma, soy yo –pensé en remembranza de lo sugerido por Alan.

Su departamento era espacioso en verdad, ¿Seria acaso por la falta de todo lo que no fuera indispensable lo que lo hacía ver así de grande? Al menos en comparación con mi Departamento de bajo precio para una sola persona sí que era grande este. Todo se encontraba en perfecto orden, sin una partícula de polvo. De alguna forma, más que reflejar lo que siempre dicen “Una casa limpia es una casa feliz al igual que el que la habita” parecía reflejar soledad y una búsqueda excesiva de que hacer en todo el tiempo libre que pudiera surgir. En algún momento pensé que tendría un toque más sombrío y evidente, algo que reflejara su forma de vestir simplista y descuidado, pero incluso los muros permanecían en un blanco impío.

– Disculpa, no tengo mesa… como siempre como sentada en el suelo frente al televisor… -explico apenada – ¿Te molestaría mucho beber en mi taza? –dijo mostrándola; otro objeto totalmente blanco y carente de cualquier imperfección.

– C-claro, no hay problema –respondí apresuradamente; estaba plantada de pie en la sala/comedor; una habitación relativamente grande y con solo un librero repleto de libros y un televisor led a un metro del suelo atornillado a la pared; en el suelo cerca del televisor había dejado las bolsas que le acaba de dar; también tenía un par de consolas de última generación. Yo quejándome de no tener espacio para todas mis cosas también queriendo comprar otras más y ella aquí con solo un par de cosas.

–  ¿Te gustan los videojuegos? –cuando me di cuenta estaba parada al lado mío, sujetando la taza que me había mostrado antes, además de un frasco de vidrio sin etiqueta o tapa vacío. En su otra mano tenía una gaseosa y una bolsa de hielos.

– ¿heh…? Un poco, sí –seguramente no debí quedarme viendo las consolas tan detenidamente – ¿No acabas de decir que no tenías nada que beber? –la miraba despectivamente señalando la gaseosa.

– S-sabes que no me gusta si un poco de alcohol…

– En fin…

Estuvimos platicando como siempre de todo y nada mientras “Bebíamos”, honestamente yo aún tenía el segundo trago que me había servido casi sin tocarlo; a diferencia mía, Casey ya había consumido ella sola uno de los licores llamado Dalmiro y seguía sin ningún problema. Entre tanto me percate de algo, uno se llamaba “Strega” era bastante llamativo pues además del chillante amarillo de la etiqueta, el propio licor era amarillo. Recordé entonces la sugerencia de la niña; hacer que ella se lo bebiera sola… Teniendo mis dudas preferí preguntarle directamente sobre ese licor en particular.

– Casey, ¿Qué piensas de este? –pregunté sin más señalando la botella amarilla – Es… demasiado amarillo…

– ¿Hmm? Hay uno aún más amarillo –respondió en cierto tono bromista – Es italiano y su nombre se traduce como “bruja”, está hecho 70 ingredientes donde predominan las hierbas. Es dulce, pero con un fuerte remanente de menta o conífera; su color se debe a que contiene también azafrán –explico mientras tomaba la botella y la admiraba.

– Pareces toda una experta del tema.

– Mi padre es alcohólico al igual que mi abuelo, es normal que también sepa del tema, ¿No? –de alguna forma, el buen ambiente que teníamos hasta ahora se espeso un poco – Sinceramente, creo que dejare este para después de comer… o para preparar un poco de torta caprese –esas palabras parecían más un pensamiento que un ordenamiento para ambas.

– ¿Y por qué no beberlo ahora? –trate por todos los medios posibles no sonar demasiado fuera de lugar; sí, le estaba haciendo caso a una niña rara y por completo desconocida.

– ¿Heh…? Pues… bien… creo no que habrá problema de beber un poco… ¿Quieres? Como es dulce, puede que te guste más que los otros.

– En cuanto me acabe este.

Nuevamente, ella sola ingirió todo el contenido de la botella. Me pidió disculpas y de su cocina trajo otro licor aún más amarillo llamado Galliano; repetí mi pregunta anterior y se excusó en que es un licor especial para ella y pocas veces lo bebe. Por suerte pude usar su propio argumento en su contra y así no beber más que 2 simples tragos. Sin embargo, al fina fui timada… tanto por Alan como por esa niña extraña. Lo reconozco, en algún momento pensé que ese sería el licor adulterado pero nada, absolutamente nada le ocurrió a Casey. Solo conseguí quedarme a dormir pues ya era demasiado tarde como para regresar a mi propio departamento. Caballerosamente me dejo dormir en su cama, mientras ella lo hacía en el suelo; no importo que le dijera, no conseguí ni siquiera dormir junto a ella.

…………………………

Entre sueños creí escuchar a Casey hablar, pero no le preste mucha importancia pues seguramente serían solo alucinaciones mías. Así fue hasta que un ruido me hizo despertarme de golpe; lo primero que vi fue a Casey tumbada en el suelo – ¡Casey, ¿Estas bien?! ¿Qué sucede?

Con dificultad se enderezo quedando sobre sus 4 extremidades, con la misma dificultad dijo que solo iba al baño pero rápidamente se desplomo de nuevo.

– Lo sabía, bebiste demasiado –me reincorpore y le tendí la mano para ayudarla a levantarse –  Vamos, te ayudo.

– ¡No! Puedo ir yo sola… -se comportaba más arisca de lo normal, además de que estaba muy nerviosa. El sonrojo se lo atribuí al mucho alcohol que ingirió.

– ¿Por qué siempre tienes que ser así? Justo ahora solo quiero ayudarte… ¿Sabes? No siempre ando de empalagosa contigo –sin seguir intentando ser amable, la tome de los brazos para poder levantarla; parecía casi una muñeca de trapo por lo que termino cayéndose sobre de mí, aterrizando juntas sobre la cama – ¿Podrías poner un poco de tu parte? Pesas demasiado

– ¡Eso intento, pero no tengo fuerza en las piernas…!

– Ya párate –cuando intentaba moverla levante la rodilla chocando mi muslo con su parte más íntima por error (¡De veras lo fue!) y ella soltó un gemido dulce – ¿…?

Su reacción fue taparse la boca y mirarme ¿Aterrada? – ¡Date prisa y ponme de pie! Yo no podré hacerlo sola…

– ¿Esto húmedo en mi pierna… es…? –pensé ligeramente sonrojada. Como mejor pude la senté apoyándola contra la pared; de esta forma pude ver claramente el pantaloncillo de su pijama húmedo en cierta parte – ¿Realmente… tenia drogas… esa bebida? –pensé no pudiendo borrar la sonrisa que se pintó en mis labios, mirándola por completo estupefacta – ¡Esa droga está teniendo efecto! –grite eufórica en mis pensamientos.

– ¡N-no pienses mal! Ya me encajare yo en el baño ¡Solo llévame allí!

– ¿Tú sola? (Esto no es un sueño, ¿Verdad?) Pero apenas si tienes fuerza (¿Qué debería hacer? ¡Esto es una oportunidad única!) –recordé entonces la segunda orden de la niña; si ya la había obedecido una vez, ¿Por qué no una segunda? Y hacer eso – ¿Estas segura que podrás tu sola? (No volveré a tener una oportunidad como esta…) –de forma mecánica me apoyé en sus hombros arrinconándola contra la pared – ¿Sabes…? Yo… –separe con delicadeza sus piernas y recargue mi cuerpo contra el suyo.
– O-oye, Rin –tragó en seco –No me digas qué tú, me drogaste ¿Cierto? –incluso la droga no mermaba su forma arisca de ser.

– Es una historia muy graciosa, realmente pensé que Alan solo mentía cuando me dio una de esas botellas diciendo que estaba adulterada. Nunca creí que realmente lo estaría ¡Tienes que creerme! –le dije desesperadamente alejándome de ella, pero no retire mis manos de sus hombros.

– Tch… lo sé que sea… –respiraba profundamente y ya estaba sudando – ¡Solo llévame al baño!

En este momento, se veía tan indefensa. Era una faceta totalmente nueva para mí, me era imposible dejar de admirarla – N-no… te lo dije, te ayudare… –bastó con poner mi mano derecha en su vientre para estremecerla, no me detuve y la introduje dentro de su ropa arrancándole otro gemido  – Te prometo que no me hare falsas ilusiones de lo que suceda ahora. Incluso quedara como un mal recuerdo que ambas podremos olvidar con el tiempo ¿Te parece? –sin esperar respuesta deslice mis dedos en su parte más íntima, sacándole varios gemidos con cada toque por suave que fuera.

– ¡No! Detente ¡Para ya! –exigía aferrándose a mis brazos, cerrando los ojos con fuerza mientras trataba de contener los gemidos que le causaba mis toque.

– Sí te resulta tan desagradable, piensa en otra cosa… en alguien más; no importa. Después de todo, solo te estoy ayudando.

Tras susurrarle esas palabras al odio, ya no refuto más pues solo podía soltar gemidos ahogados aferrándose a mí; apoyando su rostro en mi hombro. Así permaneció hasta que se vino…

– (Esto en mi mano… ¿Es de Casey…?) ¿No fue muy rápido? –saque la mano de su ropa, ciertamente la tenía cubierta de ella pese a que solo la toque ligeramente.

– ¿Eres una experta acaso? ¡Es culpa de la droga!

– Entiendo… –respondí en un hilo de voz, acercando mi mano a mi boca, probando los jugos con los que estaba cubierta.

– ¡Hey! No hagas… eso.

– Pero, Casey, sabes muy bien… además, parece que no es suficiente –recitando esas palabras con dulzura me dispuse a despojarla de su ropa, tanto sus pantanosillos como sus bragas los baje con delicadeza. Ella intento detenerme, pero no tenía la suficiente fuerza – Tranquila, no te preocupes y déjamelo a mí… –empinándome hacia adelante, acerque mi rostro a su parte más íntima, luego de admirarla por cortos segundos me dispuse a lamerla con la misma suavidad que antes. Esta vez le fue imposible contener el gemido que causo mi lengua en ella – (Justo ahora… apenas escucho su voz…)

– iRin! Ya… es… su… sufí-- –entendía perfectamente que es lo que me estaba diciendo entre los gemidos y espasmos que le ocasionaba, pero aun así no me detuve; incluso cuando estaba a punto de venirse por segunda vez, intento alejarme, sin embargo solo pudo dejarse venir.

– No solo su voz… la quiero toda para mí –pensé estando completamente embriagada por su aroma, sabor y expresiones. Ella ya estaba exhausta, pero el efecto de la droga continuaba. Ahora la despojaba de su camisa, pudiendo ver sus bien formados senos. Pasando mi mano por sobre de ellos la hizo volver a gemir, más aun al tocar sus pezones y lamerlos. Estaban duros ya… tocarlos, lamerlos… degustarlas y morderlos un poco; ese tacto acompañado de sus gemidos me excitaban y cegaban mí ya casi por completo consumido juico.

Ya no hablaba, solo sacaba gemidos y respiraciones, ya era totalmente mía. No obstante aun no era suficiente, apenas habíamos empezado. La acomode en la cama tras lo cual me despoje también de mi ropa. Me acomode sobre de ella, mejor dicho… entre sus piernas, para así sentir placer juntas. Cada movimiento de mi cadera era electrificante para ambas; incluso sus gemidos eran más fuertes que antes llevando el compás que yo le marcaba.

– ¿Aun sientes los efectos de la droga, verdad? –movió su boca en el intento de la articulación de una respuesta sin voz – Tranquila, yo me encargare… Casey –depositando un beso en sus labios, introduje mis dedos en su interior, increíblemente aun le quedaba fuerza volviendo a pedir que me detuviera – Pese a que dices que no… tu cuerpo dice lo contrario… de hecho, estas bastante apretada aquí abajo. Vamos, sigue solo disfrutando como hasta ahora.

Desde el fondo de mi corazón… realmente… deseaba que la mañana nunca llegase…



:::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

buuuueno… espero no se les hiciera muy pesado este capitulote :v pero como ya tenía bastante tiempo sin actualizar preferí hacerlo así de largote en lugar de varios cortos

muchas gracias por leer y comentar x3


ehh… quizás debí de poner la advertencia +18… tsss… meh -w-… lo que sea
Yoshina
Mensajes : 229

Fecha de inscripción : 29/01/2015

Edad : 23

Localización : Mundo Kaleidoescopio

avatar
Usuario

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Delfi22 el Sáb Abr 16, 2016 4:20 pm
Tan largo y lo dejas en eso..jajajaja... Cool

Bueno al menos a Rin ya se le hizo, aunque Casey media drogada y protestando lo disfruto....Ahora que pasara cuando pase el efecto....Y ahora Erika y Kaile alias...la vidente...que onda con ellas...Mi paciencia y yo estaremos a la espera del siguiente capítulo..Que estés bien...
Delfi22
Mensajes : 11890

Fecha de inscripción : 06/11/2014

Localización : En el espacio infinito

avatar
Usuario

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Yoshina el Dom Abr 17, 2016 2:02 pm
ts... aunque no lo creas Delfi; el universo de la casa embrujada con números grabados en las paredes y este son el mismo xD lo se :v.... temas tan diferentes pero en el mismo espacio temporal Owo... xDDD pero bueh :v... lo que si es que fue solo una aparición random que quise poner como parte de mi arranque de inspiración y para darle algo de forma a Erika .w. pues me lei el fic donde es prota y... nunca la describo :b x3

sabes que me encanta hacer caps largos pero por muchas cosas que pasen (¬w¬ esa Rin~ xD) quede siempre algo en misterio .w. (?) xDDD

tratare de escribir la conti apenas repare mi lap que se apaga cada que quiere -w-...

una cosa random seria... si Casey disfruto de verdad :v quiero decir... se chingo un litro de droga xDDDD hablar no es parte de los efectos xDDD bueno ya :v... conti apenas repare mi lap x3

gracias por leer y comentar; que te la pases super. Besos \.w.
Yoshina
Mensajes : 229

Fecha de inscripción : 29/01/2015

Edad : 23

Localización : Mundo Kaleidoescopio

avatar
Usuario

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Yoshina el Mar Jul 26, 2016 4:47 am
Han pasado alrededor de 6 meses desde que la conocí… lo que ocurrió anoche… ya perdí la cuenta de cuantas veces he fantaseado con ello, y hoy… ¡Es real! Sin embargo no debería de sentir tanta alegría, la persona junto a mí en la cama que duerme tan pacíficamente no es la chica de mis fantasías, no es la chica que despertara naturalmente sonriendo conmigo al amanecer… no… es alguien a quien yo… ayer… es una persona de la que yo me aproveche ayer por culpa de una droga… ¿exactamente qué es lo que espero que pase ahora…? No hay forma que ella simplemente… ¿cierto?

]center]**************[/center]

– ¿…? –con trabajo abrí mis ojos, me encontraba envuelta por las sabanas de mi cama y mirando la pared. Tenía un dejo de migraña, pero sabía que no era por el alcohol, vamos, que desde niña estoy acostumbrada a las borracheras. Me gire un poco para mirar el techo, pero un “algo” tibio me detuvo de girarme por completo – ¡R…! –estuvo a punto de decir su nombre, “Rin” al ver la esbelta silueta entre las sabanas y su cabellera como el oro… repentinamente caí en cuenta de todo lo que había pasado anoche – …

Me le quede viendo, estaba de espaldas a mi completamente dormida. “Date la vuelta” pensaba con cierto ahínco, pero permaneciendo en silencio con una expresión nula. Con cuidado de no despertarla le retire las sabanas, igual que yo estaba completamente desnuda… no iba a hacerle un teatro porque me violara la noche pasada y tuviera el descaro de quedarse dormida sin preocupación alguna. ¿Por qué me gusto? ¡Hmpf! si piensas eso eres más mierda de lo que cualquiera podría creer; también soy culpable de lo que paso anoche, me pude negar con mayor fuerza y ya… pero tenía que asegurarme de algo estúpido y obvio. Esta rubia, de baja estatura pero figura de mujer bien desarrollada, ojos azules como un cristalino manantial, que se traga todo su nerviosismo apenas se siente en confianza…

Toque su mano, entrelazando nuestros dedos; en definitiva ella no es Rin, ella es una persona por completo diferente con una suerte bizarra de ser parecida físicamente en algunos detalles. En terapias, a los médicos y demás personas a mí alrededor les dije que había aceptado su muerte hace muchos años, digamos que soy muy buena en pretender las cosas, pero nunca falto el día en el que deseara que ella apareciera de nuevo, me diera uno de sus clásicos punta pies en la espinilla enojada y luego continuáramos con todo normalmente… o que creyera verla a través del rabillo del ojo, o sintiera su presencia cuando dormía… como si nunca estuviera sola

– ¿Hasta cuándo pretendes fingir estar dormida…? –le pregunte Rina, ella automáticamente se tensó pero no respondió nada – Tranquilízate, la que debería de estar tensa soy yo ¿No crees? Tenido a una violadora a pocos centímetros de mi…

– ¡…! –se levantó en un solo movimiento, replegándose contra la pared contraria – ¡Lo siento mucho! ¡De verdad…! por favor… discúlpame, no sé en qué estaba pensando –despotrico rápidamente en algo parecido al vomito verbal – ¡Te juro que no lo volveré a hacer!

– … –a diferencia de ella me enderece con lentitud mientras soltaba todas esas palabras – Haces parecer que fue un error de tu parte… o como su hubiera sido tan malo… –expliqué sobándome la nuca

– ¡…! No, no es eso… realmente lo disfrute ¡Y si me das permiso, yo…! –creo que por sí misma se dio cuenta de lo que decía pues prefirió silenciar completamente, quedándose pegada a la pared

– Sí que soy malvada ¿Verdad? –como era de esperarse no entendió porque decía eso – Te digo que no saldré contigo como pareja pero te lleno de falsas esperanzas a tal punto que terminamos en esto… y aun así tú quieres continuar –extendí mi brazo al frente viendo mi mano, cerrándola y abriéndola – Seriamente, ¿Qué ves en mí?

– … No te corregiré, ni te contradeciré…  –respondió deslizándose por la pared hasta sentarse – Pero mírame y escucha, te amo, simplemente es eso… a ti y tus muchas caras

– ¡Hmpf! –me volví a recostar – Acuéstate o vístete cuando menos –le pedí mientras me volvía a acomodar – Ya me quedo en claro que no eres Rin, y que no me dejaras, al menos no por ahora… así que… ¿Por qué no?

************

¿Y eso es… todo?  ¿Simplemente así se acaba esto…? No estoy diciendo que esperaba algo más de ella, sé que no es ese tipo de persona, pero… ¿Tenía que sonar tan… resignada?

– ¿Qué pasa…? Si ya pudiste dormir tras hacer eso, puedes hacerlo de nuevo… ¿o acaso lo que quieres repetir es la primera parte…?

– … –me le quedé viendo en silencio, “¿Era una broma o lo decía enserio?” era una pregunta que siempre me hacía al pasar el tiempo juntas… ¡al diablo! – ¿Tengo que recordarte como primero no querías y luego te dejaste llevar? –dicho eso, retome mi lugar en la cama rodeando la cintura de Casey con mi brazo, acercándome a ella tanto como pude – Creo que por ahora estar así me basta



******************

Ya sé, ya sé, es un final chafota -w-… pero que se le va a hacer :v? hace rato no escribía algo sobre vida normal, yyyy tenía un cap final más largo, pero varios me dijeron que se parecía a un ova así que… pues… termino en esto xDDD


muchisimas gracias por leer y comentar x3
Yoshina
Mensajes : 229

Fecha de inscripción : 29/01/2015

Edad : 23

Localización : Mundo Kaleidoescopio

avatar
Usuario

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Delfi22 el Vie Jul 29, 2016 7:10 pm
Me tuve que leer el último cap. porque no me acordaba de como iba la historia...De veras que Casey se pasa, como hace sufrir a Rin.
*Bien a la larga espera del siguiente cap.*
Que estés bien...
Delfi22
Mensajes : 11890

Fecha de inscripción : 06/11/2014

Localización : En el espacio infinito

avatar
Usuario

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Yoshina el Lun Nov 14, 2016 8:41 pm


atarashi chapter is here; booya! ´cuase i´m steel alive juas juas juas juas juas

bueno ya :v... cap nuevo, luego de mil años x3 espero que lo disfruten .w. y si no... chinguense ewé, no soy adivina para saber que quieren leer y que no :v (?) okya -w-... ir al barrio me afecta





********************************************


Conseguí sacar de mi depa a Rina a eso de las 9 am… creo que son cerca de las 11 am ahora, lo único que he hecho es estar sentada en un esquina de mi habitación con el cuerpo lánguido mirando el techo como si en él hubiera la cosa ms importante del universo. Con la mente inundad de la imagen de ella, siendo eclipsada una que otra vez por la de Rin sonriendo. No tengo idea de si realmente bastaba con que me violara para hacerme pensar en ella un poco más o no, pero es seguro que ha conseguido derribarla un poco a ella – ¿Qué estoy haciendo….? –murmuré extendiendo mi diestra al techo tratando de tomar lo que fuese que miraba, hasta que un ruido seco en la puerta me interrumpió bruscamente, consiguiendo asustarme un poco – Ahh… es verdad… hoy no tengo clases… –murmure rascándome la cabeza acomodado mínimamente mi cabello. Por suerte, cuando corrí… quise decir, le pedí amablemente a Rin que no podía faltar a sus clases por mundanas que fueran, me vestí, como siempre con lo primero que encontré. Con lo cual solo me preocupe por enderezarme e ir a la puerta para recibir al culpable del ruido seco de hace unos segundos – Pensé que vendrías más… ¿Huh…? –me quede congelada tras abrir la puerta y alzar la vista – Creí que te deje en claro la importancia de tus estudios…

– Ya, pero… –la pequeña rubia solo se quedó mirando a la nada rascando su mejilla – Pues… no creo poder quedar contigo otro día así que… –completo su frase, desde mi perspectiva parecía más una divagación.

– ¡Rin! ¿Es en este piso cierto? –le cuestiono nada más ni nada menos que el tipo compañero suyo del trabajo sosteniendo en sus bazos, casi milagrosamente, varias cajas de cartón – … –apenas se percató de mi presencia en el rellano de la puerta de mi departamento enmudeció mirándome incrédulo por algunos segundos, tras ello dirigió su atención con escozor a Rin – ¡No dijiste nada de ella! –bramó como… no un padre, quizás más como un niño empecinado en ignorar a otro a toda cosa – De saber que te mudarías con este esperpento, te habría hecho recapacitar, no ayudado con las cosas –explicó recriminatorio avanzando hacia nosotras. Por mi parte solo alcance a replicar “Esperpento” con duda.

– Sí, me imagine que te negarías y por eso no te dije nada… ja, ja… ja…

Mientras metían las varias cajas de “mudanza” de Rin, me limite a quedarme sentada en la sala de estar solo observándolos en silencio con mi clásica aura y mirada sombría apoyando mi rostro en mi siniestra. Tratar de llevarle la contra a la rubia era peor que imposible, algo que el sujeto del mini súper y yo entendíamos perfectamente. No demoraron demasiado tiempo en ingresar las cosas, y como si fuera una rana con un cohete en el c*lo, el tipo se fue no sin antes repetir cual disco rayado a Rin que no importaba que sucediera, podía llamarle y el vendría inmediatamente en su ayuda.

– Bueno, te ayudare a pagar las cuentas –explicó dejándose caer a mi lado en el pequeño sofá – no tienes de que preocuparte, no estaré de arrimada y tan que así –agrego sonriendo con un amplia satisfacción recargándose en mi costado.

– Te doy una semana –respondí enderezándome – Si es que sobrevives solo hoy –sumé sarcástica e irónica yendo a la cocina a prepararme uno de esos emparedados que siempre ponen que comen los ebrios en las películas viejas. Seh… una rebanada de pan remojada con algún licor cualquiera, una rebanada de jamón y algunas papas de bolsa.

– ¡Hmpf! También sabía que dirías eso, al igual de que si no hacia esto hoy, me evitarías a toda costa incluso si acampaba en tu puerta –bromeo ingresando a la cocina con su sonrisa salida de alguna Barbie – ¿¡Pero que estas comiendo!? ¿Y cómo es que no te duelen los dientes? –bramó arrebatándome el emparedado de la mano – Seguramente por esto es que estas tan flaca…

– ¿Qué demonios…? No solo invades mi casa, ¿También serás mi nutriología? –antes de que pudiera intentar sacarla de sus casillas como ella tan rápidamente había hecho conmigo, la puerta se abrió de golpe – Dios mío… –murmure cansada.

– Cassandra, ¿Por qué la puerta no estaba bien cerrada? –una voz serena se escuchó aproximándose a la cocina con calma – ¿Entiende lo peligroso que puede ser para…? –la dueña de la voz se quedó asombrada mirando la pequeña escena. De no ser por su gran asombro no me habría percatado que me encontraba acorralada en una esquina. Las tres nos quedamos en silencio en una especie de juego de miradas, sin embargo, la joven mujer de mirada ahora seria y serena tomo la palabra en algún momento – Vaya, nunca creí que… silencio un momento cubriendo su boca con cierta delicadeza soltando una leve risilla – Nunca creí que alguien aparte de ella y de mi podría acorralarle de esa forma.

–  ¡Hmpf! Una broma sin gracia –respondí haciendo a un lado a la rubia y recuperando mi alimento – Tardaste más de lo normal en venir hoy, ¿Ocurrió algo?

– ¿No va presentarnos? –cuestiono la joven dama con delicadeza prácticamente innata; claro que al ver mi cara de perro no repitió la pregunta – Le pido disculpas por mi retraso, el amo me entretuvo un poco esta mañana. Ahora bien, jovencita, ¿Podría honrarme con su nombre? El de su humilde servidora es Giselle, la sirvienta del abuelo de Casey –tras decir aquella presentación dio una leve reverencia inglesa.

– ¿Heh? Um… si… un gusto conocerte, soy Rin Mayer… –respondió de forma patética tratando inultamente de imitar la desbordante educación de Giselle – Actualmente soy compañera de cuarto de Casey, también recién entre a la universidad en la carrera de arquitecto –fue diciendo mirando a todas partes menos a la mirada y casi congelada sonrisa de Giselle – T-también, se podría decir que soy la n-n-novia de Casey –agrego con un gran nerviosismo que apenas si podía contener.

– Estoy al tanto de su parentesco con la señorita –exclamo con su sonrisa de muñeca de porcelana. Si quieren una descripción de Giselle, es bastante fácil imaginarla. Una mujer esbelta pero en buena forma cerca de sus 30, con una larga cabellera obscura trenzada finamente acompañada de una piel realmente pálida que acentúa su aspecto de muñeca de porcelana, siempre vistiendo elegantes ropas negras. – Si se me permite el atrevimiento, he de comunicarle que la señorita Cassandra no es la indicada para usted…

**********

No esperaba que Casey me esperara con los brazos abiertos, pero tampoco esperaba que solo se resignara… pero aun así me mantenía feliz de que no me echara de una patada. Que tuviera sus defensas tan altas también era bastante lógico, sin embargo, lo que realmente me desubico no fue siquiera su afirmación de tiempo límite o que comiera basura. No. Lo verdaderamente extraño e inclusive aterrador de alguna forma fue la repentina intromisión de una mujer bastante rara. Su forma de actuar me puso incomoda, pero nada como cuando dijo saber mi “parentesco” con Casey agregando que no era la indicada para mí.

– De hecho, me atrevo a decir que ella no es adecuada para ningún tipo de relación amorosa, también es seguro que su presencia, señorita Rin, debe de serle bastante desagradable e importunante. ¿No cree--? –antes de que siguiera Casey se paró entre ambas tomándome de la muñeca llevándome a la sala de estar diciéndole a la mujer toscamente que prepara el almuerzo.

La mujer guardo silencio aun sosteniendo esa extraña sonrisa y se puso manos a la obra. Cuando creí que no nos escuchaba por su concentración me puse a susúrrale a Casey – Oye, no sabía que tuvieras sirvienta personal –bromee un poco, esperando recibir una de sus miraditas asesinas e insultos pero ni siquiera me prestó atención – Em… y… ¿Quién es su “amo? –pregunte curiosa, pocas veces podía encontrar un tema de conversación y bueno… ahora era lo único que se me ocurría preguntar.

– Mi abuelo –respondió incluso más cortante de lo normal – Mi padre murió en la guerra –agrego como si me hubiera leído mi pensamiento – Lo creas o no, mi madre también murió, cuando nací… –volvió a adelantarse a mis preguntas – ¿Bastante increíble, cierto? Te fijaste en la depresiva chica grosera que perdió a sus padres y para colmo a su única novia… puedes reírte si quieres –una sonrisa extraña y sumamente diferente a la que usaba la sirvienta se pintó en su rostro. Amarga, sumamente forzada, dolorosa…

– No lo hare… –susurré rodeando su cuello con mis brazos; lo hice con más cuidado de lo habitual; afortunadamente no me rechazo o pretendió que no existía. De no ser por la jod*da sirvienta la habría besado. Pero bueno, nos interrumpió diciendo que la comida estaba ya servida. No tengo idea de en qué momento consiguió hasta poner en la mesa metálica un mantel bastante elegante.

¿Es lógico, no? El almuerzo fue en total silencio si no contamos el sonido de los cubiertos chocando contra los platos; Casey tenía por completo oculta la mirada comiendo casi como un autómata. No me gusta admitirlo, pero la comida que preparo la mujer era bastante buena. Filete Strogonof creo que se llama el platillo, acompañado de pasta cacera y algunas verduras cocidas y como que acarameladas. Si soy sincera, me sorprende que Casey tuviese los ingredientes para esto; más tarde me di cuenta que la sirviente traía consigo barias bolsas con alimentos.

– Tome mi consejo señorita –dijo repentinamente cuando levanto mi plato, consigo estremecerme un poco – Aléjese de Cassandra –dijo rotundamente antes de ir a la cocina. Si quiera me dio tiempo a reaccionar y decirle algo. –  Ama, me retirare, el próximo mes vendré con un retraso de 3 días –le explico ignorándome olímpicamente y tras decir eso salió del departamento lanzándome una mirada furtiva bastante dura.

– Si crees que ella es la persona más borde que has conocido en la vida, no podrás plantar cara a mi abuelo nunca –dijo de la nada.

– ¡J-ja! Por favor, ya me tienes bastante entrenada –bromee, pero ella siguió sentada inmersa en su mundo de peor forma de lo habitual – Casey, ayer te… te viole y hoy invado tu departamento, si crees que no voy enserio contigo o que la opinión de tu abuelo o cualquiera me detendrá; estas muy pero que muy mal de tu cabecita y tendré que ser aún más directa contigo.

– … –alzo al fin su mirada viéndome incluso con la boca entre abierta. E visto pocas y a la vez muchos gestos suyos, y ahora tenía una genuina incredulidad mezclada con alegría y por desgracia, tristeza enmarcados en su rostro.

– Sabes que te amo y siempre estaré a tu lado –arroje esa “bomba atómica” dedicándole mi mejor sonrisa.

– ¡…! –se sorprendió a un más con un fuerte sonrojo en su rostro para en segundos ocultar de nuevo su rostro – s-solo no descuides los estudios…

Spoiler:



este blastoise es el puto amo xDD


****************************

sep, la song de al principio es el tema de Rin (?)

y... ermmm hare puff de nuevo sldfaskdjflaskjflksdjf
Yoshina
Mensajes : 229

Fecha de inscripción : 29/01/2015

Edad : 23

Localización : Mundo Kaleidoescopio

avatar
Usuario

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Yoshina el Lun Nov 14, 2016 8:50 pm
viva el doble post y romper las reglas




*************************



–  ¡Por fin pudimos quedar en una cita! ¿No es genial? –estaba con Casey en un parque cercano al campus pero poco conocido. Habían pasado casi dos semanas desde que me mude a su departamento y bueno… Casey como siempre parece una tumba, pero al menos ahora me sonríe más seguido y me deja besarla.

– No lo es, hace mucho viento y frio… es un asco de día –como siempre, tenía esa habilidad tan suya de solo verle lo malo a las cosas.

– Aun con eso, podemos estar juntas –respondí sonriente, alejadme un poco de ella, pues estaba colgando de su brazo. Tenía su cara amargada de costumbre, pero al menos cuando cruzamos miradas se atrevió a suavizar sus gestos – En casa, con suerte nos dormimos juntas a la misma hora… ya ni se diga intentar quedar solo para comer –me queje amargamente.

– Bueno, estamos en la universidad, recuerda no descui--

– No descuidar mis estudios, ya lo sé –la interrumpí suspirando; siempre decía esa eterna letanía. Al principio creía que la usaba como pretexto para “mantenerme ocupada”, pero, luego de unos días me di cuenta que es sumamente dedica con los estudios. Realmente no es el tipo de persona que uno pensaría al ver su forma de actuar y vestir tan descuidada e incluso lamentable – Creo que te amo más que antes…

– ¿Huh…? ¿Cómo puedes soltar esas estupideces mientras sonríes tan abiertamente en medio de un parque? –ladró al instante desviando la mirada completamente sonrojada.

– Mjjjm, ¿Sabes? –reduje la distancia con ella al mínimo, susurrando en su oído – Cuando actúas de esta forma tan tímida, de verdad me exista –aprovechando que se estremeció apoyé mi cuerpo contra el suyo tirándola por completo.

– ¿Qué necesidad tienes de ser tan empalagosa todo el maldito tiempo? –su sonrojo se esfumo por completo, así sin más… su mirada volvía a ser fría y seria – Entiendo que  hagamos está en casa, ¿Pero porque en un parque?

– No me salgas con es de “Entiendo que en casa” nunca tenemos algo que no sean los rutinarios “buenos días, buenas tardes” y con suerte “buenas noches” –le respondí indignada al tiempo que me sentaba en su vientre; ella solo se limitó a verme despectivamente – Seguramente por eso tu ultima relación termino como lo hizo –dije sin pensar… – Yo no…

– Lo que sea, tienes toda la razón al decir eso –respondió cortante y con los ojos cerrados – Realmente fue mi culpa, incluso la discusión que disparo todo… ya te lo había dicho ¿No? estar conmigo solo te hará daño, hasta el tipo del mini súper lo --

Antes de que continuara le di un zape en la frente – No empecemos con esto; solo hable sin pensar…

– ….

– ¿Qué…?

– ¿Quieres saber, verdad?

– ….

– Fue en septiembre, dos semanas sin hablarnos… todo por una estúpida discusión sobre una fiesta que se haría a fin de año. Como ya te habrás dado cuenta, no tengo el mas mínimo interés en socializar a menos que sea realmente necesario; básicamente ella quería ir, yo no… salió a flote la estupidez de mi padre, la manía e mi abuelo con que estudie, por su parte salieron también sus padres y su mejor amiga… aun creo que era más que su {i}amiga[/i] –guardó silencio un momento mirando la nada con algún tipo de enojo – El chiste es que termine diciéndole “bien, pues lárgate con Amber, ya que es incluso más importante para ti que yo; cásate con ella, coño” y ahora que lo pienso un poco… vaya estúpida que estaba hecha… para salir con esas contestaciones…

– Em… bueno… ¿Fue cuando iban en la secundaria, no? C-creo que fue normal que dijeras eso, estabas celosa y enojada porque ella quería ir a un lugar donde no te sentías cómoda.

– ¡Dios! Por fin alguien --

– No he terminado. Estabas en tu derecho de enojarte, y como adolecente que eras no mediste tus palabras y tal… pero se me hace un poco exagerado que te pusieras asi solo por una fiesta… ¿no pensaste que lo que ella realmente quería era simplemente ir contigo y su mejor amiga? para formar un lindo recuerdo…

– … –soltó un profundo suspiro – Sí… pero eso no lo pensé hasta después… Estoy perfectamente al tanto que fue mi culpa, gracias.

– ¡Hey! Tampoco te pongas en ese plan… –me puse a jalar sus mejillas, jugando con su rostro – Fue culpa de ambas, por no saber tragarse su orgullo, una eligió la salida de la muerte y la otra del silencio –dije como sentencia final – Deberías dejar de pensar tan pesimista, no ganas nada; el pasado en el pasado se queda.

– ¡Hmpf! Hablas como si supieras mucho del tema –respondió sarcástica.

– Bueno, mi hermano y su novia se mataron en su moto; un clásico ¿No crees? –comente sonriente; no me sorprendió que ella no me creyera ni un poco – Mi hermano tenía el apodo de “13” por lo desafortunado que era, aun así tenía una novia bastante agradable y se querían mucho. A veces me lo recuerdas mucho, más porque parece que tienes una sombra extra en tu sombra.

– ¿Estabas enamorada de tu propio hermano? –de todo lo que me pudo preguntar, ¿Por qué tuvo que ser eso…?

– ¡Por supuesto que no! –instintivamente le di un golpe en la mandíbula – Es solo que me lo recuerdas con tu actitud de “Quiero que el mundo se pudra” –al final arremede su perpetuo gesto sombrío de odio al mundo, para después reírme abiertamente.

– Admito que me gusta tu sonrisa.

– ¿Heh…? ¿T-te escuche bien…? ¿A-acabas de decir que te gusta algo de mí…? –balbuceaba incrédula y sin caber en mi misma – Dilo de nuevo, por favor –seguramente tenía una sonrisa de idiota además de que podía sentir que mi rostro irradiaba mucho calor… quizás demasiado.

– ¿Qué cosa…?

– ¡L-lo que acabas de decir, por supuesto! –la jale del cuello de su chamarra hacia mí, pero como aún estaba encima de ella, fui yo la que se le acerco.

– ¿Qué estabas enamorada de tu propio hermano?

– ¡Eso no! ¡No te hagas la tonta y solo dilo de nuevo…! Por favor…

– … –como de costumbre se limitó a mirarme fijamente en silencio – Tienes una mosca en la frente –soltó de pronto.

– ¡Arghh! ¡¿Por qué no me sorprende?! –me levante de golpe para irme, no sin antes darle una patada en el costado – Ni siquiera sé por qué me emociono –brame yéndome de regreso a la residencia. Casey me siguió en silencio a unos pocos metros de distancia - ¡Deja de seguirme!

– ¿No serás tú la que camina delante de mí? Además, ¿Se te olvida que me estuviste siguiendo día tras día hasta hace poco?

– … –de verdad no tenía un argumento contra eso que no fuera auto jodedor, por lo que me quede parada en silencio.

– De hecho aún lo haces, es incluso peor que antes, porque incluso entras a las aulas donde tengo cátedra… en plena clase –fue diciendo con cierto tono victorioso mientras se acercaba y yo seguía en silencio - ¿Qué pasa…? Es raro que te quedes callada por tanto tiempo…

– ¡Eres la peor persona que haya conocido en mi vida!

– ¿O sea que incluso Trump es mejor que yo? –preguntó al estar junto a mí, quedándose de pie también.

– … ¿Qué…?

– Ya sabes, Donnald Trump, el tipo que quiere ser presidente de Gringolandia pero que todo el mundo odia por misógino, machista, racista y una larga lista más.

– … –me costó unos segundos reaccionar – ¿Qué? –y aun así repetí la misma pregunta, solo que ahora con una sonrisa en mis labios no se porque…

– ¡Je! Esa sonrisa espontanea es una de las cosas que me gustan de ti –casi pareció una afirmación cualquiera ese conjunto de palabras; con toda la calma del mundo reanudo su andar.

– Espera, ¿Qué?

– …






*************

si alguien se queja de mi doble post... sufrira...




pd: no pregunten cuantos gif tengo :v... ni yo lo se xDDD
Yoshina
Mensajes : 229

Fecha de inscripción : 29/01/2015

Edad : 23

Localización : Mundo Kaleidoescopio

avatar
Usuario

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Yoshina el Lun Nov 14, 2016 9:08 pm
triple post



no pueden detener mi posteada doble menos la triple



estoy  inspirada y no me importa romper las reglas... aunque este es mini cap -w-...





***********************************

– ¿De verdad tiene que venir cada mes? –Rin me susurro al oído tan bajo como le era posible mirando despectivamente a Giselle, quien se ocupaba en la cocina preparando un poco de té – Realmente no me agrada…

– Si ella no te agrada, seguramente odiaras a mi abuelo –respondía desinteresadamente mientras leía un libro de algebra – Y sí, tiene que venir cada mes; tiene la tarea de asegurarse de que siga viva, y más importante aún, que siga mis estudios.

– ¿Heh? pero si solo te deja víveres, prepara algo de comida y luego se va –articulo como un niño incrédulo mirándome asombrada.

– ¿Ves algo que requiera las labores de una sirvienta…?

– Bueno, no… pero…

– Le traigo su té, ama. Esta vez el amo me pidió que le trajera un preparado especial –explicaba Giselle apareciendo repentinamente a mi lado, dejando una taza frente a mí y otra frente a Rin – ¿Requiere alguna cosa en particular antes de que me retire?

– No.

– … Entiendo, con su permiso… –realizo una reverencia inglesa antes de irse.

– ¿No eres muy cruel y borde con ella…?

– Acabas de decir que te desagrada.

– Es imposible mantener una conversación contigo –afirmaba recargándose con fuerza en el respaldo del sofá e inflando una mejilla.

– Mi lengua no sirve para resbalar por la pista, deberías saberlo ya.

– ¿Por qué no mejor la usas para recorrer mi cuerpo? –susurró de pronto en mi oído.

– ¡…! –por poco y escupo el té, comenzando a toser cubriendo mi boca con el brazo – ¿No puedes estar al menos cinco minutos sin decir algo así?

– ¿Qué tiene de malo? Somos pareja al fin de cuentas…

– Prefiero una relación más ambigua y tradicionalista…

– ¿…? ¿Te das cuenta que todo eso se arruina porque ambas somos mujeres?

– Hablaba del romanticismo, mujer que asalta a otras mientras están indefensas por bebidas adulteradas.

– … –milagrosamente guardo silencio, manteniéndose recargada en el sofá; estaba claramente indignada y de brazos cruzados.

– Al fin puedo continuar leyendo –pensé retomando mi lectura; pasaron varios minutos de silencio total, hasta que escuche que se levantaba; no le preste mucha importancia siendo honesta.

– Casey, ¿Me concederías el honor de probar tus labios una vez más? –pidió con incluso, gallardía; al dirigir mi mirada a ella, pude verla con una rodilla en el suelo y su diestra extendida a mí con bastante gracia.

– T-te fuiste al otro extremo –alcance a responder.

– Por favor; el deseo por probar las mieles que su cuerpo emana me vuelve cada día más y más loca.

– ¡Bien! Solo deja de actuar tan raro.

– ¡Sí! –se levantó de golpe volviendo a su natural yo súper activo – ¡Vamos! –sin mediar explicación me tomo de la muñeca y corriendo fuimos hasta la habitación, donde me tumbo en la cama posicionándose sobre de mí; con una amplia y casi infantil sonrisa en su rostro procedió a quitarme la chamarra.

– ¡Hey! ¡Dijiste un beso! –grite nerviosa tratando de detenerla.

– ¿Heh? Entendiste mal, no me refería es estos labios –“explicó” depositando lo que en un principio fue un suave beso en mis labios que rápidamente se volvió uno profundo, recorriendo mi boca con su lengua dejando mi mente casi en blanco – Hablaba de estos –deslizo sus dedos por mi parte más íntima, fue cuando me di cuenta que me había quitado ya la falda y bragas, también levantado mi ropa superior – Estas tan húmeda ya, con un solo beso… je, je…

– Si supieras que lo consigues con solo decir mi nombre… –pensé tratando de controlar mi respiración, no siendo más que una muñeca de trapo en sus manos.

– Casey… –apretó con sus dedos uno de mis pezones y con su boca chupo y mordisqueo el otro; con cada gemido que se escapaba de mí, ella chupaba con algo más de fuerza – Casey –murmuró dejando mis senos, bajando por mi abdomen recorriéndolo con su lengua, hasta llegar a mi parte más íntima lamiendo los bordes.

– ¡H-hey! ¿Q-qué estas? ¡P-para!

– Heeeey, para las protestas –sujeto mi muñeca con delicadeza.

– P-pero…

– No está bien, después de todo… eres mía… ¿Entiendes?

–  R-Rin…

– ¿Casey…?

– Yo… ¿Realmente… está bien, si pienso en mi misma como tuya?

– … –como otras veces ya, la dejé sin palabras, solo que ahora era por una razón diferente a las de costumbre – Realmente eres tonta, después de todo to que ha pasado ¿Y aun no lo entiendes? Tu eres mi Casey.

Tras esa, aparentemente simple, afirmación, nos fundimos en un abrazo y un profundo beso mutuo; la deje hacerme lo que quisiera, ella aprovechó para continuar donde lo había dejado, recorrió con su lengua de nueva cuenta mi parte más íntima, al poco tiempo también usando sus dedos. Cada movimiento que hacia me arrancaba un gemido que no podía controlar, haciéndome temblar e incluso arquear mi espalda hasta que consiguió que terminara.

– ¿Ya te has venido? Eso fue incluso más rápido que nuestra primera vez…

– A pasado mucho desde ¡Nngh…! ¡Rin! ¡Espera--! ¡T-toda vía está muy sensible! –alcancé a balbucear aferrándome a la almohada y tratando de alejarme de ella, pero sujetando mis caderas me mantenía pegada a su boca. Volvió a introducirse lentamente, colocando  otra vez nuestros labios juntos en un profundo beso.

– Ella está dentro de mi… tanto arriba como abajo –pensaba tratando de seguir el ritmo que marcaba en mi cuerpo – M-me… voy a…

– ¿De nuevo? No sabes controlarte, ¿Cierto…? Bueno, está bien, córrete cuando quieras…

– ¡…! –tal como dijo, lo hice, aferrándome a ella, como si fuera lo más importante para mi…

– ¡Hmpf! y luego dices que son las drogas y no sé qué –exclamo dejándose caer en la cama – Te sentiste realmente bien, ¿Cierto? Aun así no respondes lo sé por lo mucho que te corriste… ¡Mjjjjjm…!

– ¡Tch! –me enderece frunciendo el ceño; por desgracia n tenia algún argumento para contradecir algo que mi cuerpo había dejado más que en claro – … –suspire con cansancio quedando sentada a su lado con la mirada oculta.

– O vamos, no te pongas en ese plan –al decir eso se colgó de mi cuello – Sol te molestaba un poco, ¿Sabes?

– ¿Puedo hacértelo…?

– ……… ¿Qué…? –consiguió decir con el rostro trabado en una sonrisa incrédula y con un fulgor rosado en sus mejillas, inclusive se había alejado de mi un poco – ¡H-hey! No te dije si podías o no –balbuceo cuando me apodere de sus senos, abrazándola desde atrás – ¿Y por qué lo haces desde atrás…?

– Porque se me hace más fácil… -respondí tras darle un beso en la mejilla, seguidamente lamí su oído haciendo que ella fuera a la que se le escaparan los gemidos ahogados – Tus oídos son realmente tu punto débil, ¿cierto? –cuestione con cierta ironía jugueteando con sus senos y oídos.

– N-no suspires… en mi oído… – alcanzo a decir mientras deslizaba mis manos a su pantalón desabrochándolo – ¡E-espera…!

– ¿Por qué debería? –ahora le quitaba incluso su ropa íntima dejando el camino libre para jugar con ella de la misma forma en que ella lo hacía conmigo – Dices que yo me vengo mucho, pero solo mírate a ti, incluso puedo introducir dos dedos… –al orar esas pocas palabras doble mis dedos en su interior – ¿Te gusta que toque aquí…?

– N-no me… preguntes eso…

Y así continuamos hasta que incluso más fuerte que yo llego a su límite.

– Creo que me volveré adicta a que tu dirijas, Cas… –consiguió decir entre jadeos antes de juntar nuestros labios delicadamente.

– ¿De verdad…? –me alejé de ella un poco – ¿Sabes…? –la arroje a un lado – Yo no me acostumbro a esto –tras decir eso fui al baño.

– ¡¿P-porque ahora dices eso…!?






********************

ahora no se si el cerebro me de para otro cap y aumentar la ruptura de la regla del no doble post...

Yoshina
Mensajes : 229

Fecha de inscripción : 29/01/2015

Edad : 23

Localización : Mundo Kaleidoescopio

avatar
Usuario

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Yoshina el Lun Nov 14, 2016 10:26 pm
cuarto post, a que nadie se lo esperaba



he roto la regla 3 veces de un tiro





*************************

Hace poco acabamos el semestre, y aun a estas alturas Casey me viene con lo mismo cada vez que terminamos de hacerlo; dice alguna cosa hiriente o tajante y luego va al baño sola excusándose en que tiene que ducharse… una vez que iba a ir a discutir con ella sobre eso, alcancé a escucharla llorando aun a través del ruido de la regadera… actualmente trato de ignorar ese detalle. Estoy segura que es tajante como un medio de auto defensa…

En cualquier caso, como se acabaron los exámenes vinimos con sus amigos al karaoke, si, leíste bien, ella tiene amigos; incluso yo me sorprendí cuando me invito. Todo su tiempo lo pasa conmigo; en un principio que era porque de verdad me apreciaba, luego pensé que era por mera lastima… ahora ya no se…

– Hey, Casey, ¡Canta un dueto conmigo! –le pedía emocionada, pero ella como todo el rato se mantuvo leyendo un libro grueso de mitología – ¡Al menos hazme caso! –comenzaba a comportarme como una niña, jalando su chamarra para que al menos hiciera el gesto de jalarme  empujarme, pero nada…

– Déjala, así de amargada es –dijo uno de sus amigos, antes de beber.

– Ni si quiera sabemos para qué carajos viene; puede leer donde se le pegue la chingada gana, pero aquí se viene a cantar –exclamo otro.

– ¡Oh! Ya déjenla en paz, ni Rin podía hacerla cantar, seguro solo viene por recordarla –dijo otra, la clásica pija; admito que automáticamente clave mi mirada en ella. Varios de los chicos le hacían señas para que se callara, y otros señalándome – ¿Qué? –tras unos segundos al final se dignó a verme – Esperen… ¿Están diciendo que este clon es su nueva novia? –por respuesta recibió un asentimiento de cabeza amargo de algunos – ¡Dios! No sé si sentir miedo por Cass, o pena por esta chica –confesó negando con la cabeza. Un repentino silencio reino en la sala, pero no por el comentario de la pija, sino porque Casey clavo un tenedor en el trozo de carne que había ordenado al principio y que no había tocado hasta ahora. Era un buen trozo de carne, bastante grueso… y aun así había conseguido atravesarlo por completo con el tenedor, romper el plato y clavarlo en la mesa.

– Erm… –dijo otro de los chicos, tratando de sacar algún nuevo tema de conversación, pero solo se podía escuchar el pasar de las hojas del libro de Casey – ¿C-cómo les fue en sus exámenes?

– L-lo normal, ¿Sabes? a diferencia tuya cerebrito, a mí me va bastante regular… aja… jajaja…

– ¿Qué pasa…? –preguntó de pronto Casey, siendo observada por todos los presentes – ¿No cantaran? –al realizar esa pregunta cerro su libro poniéndolo en la mesa. Como nadie le respondió se levantó, por un segundo pensé que se iría dejándome atrás o al menos saldría a fumar o algo parecido, pero en su lugar tomo la Tablet y se puso a buscar una canción, dejándonos a todos aún más estupefactos que antes.


Mayday! Mayday!

The ship is slowly sinking

They think I'm crazy but they don't know the feeling

They're all around me,

Circling like vultures

They wanna break me and wash away my colors

Wash away my colors

Take me high and I'll sing

Oh you make everything okay (okay, okay)

We are one in the same

Oh you take all of the pain away (away, away)

Save me if I become

My demons


I cannot stop this sickness taking over

It takes control and drags me into nowhere

I need your help, I can't fight this forever

I know you're watching,

I can feel you out there

Take me high and I'll sing

Oh you make everything okay (okay, okay)

We are one in the same

Oh you take all of the pain away (away, away)

Save me if I become

My demons


Take me over the walls below

Fly forever

Don't let me go

I need a savior to heal my pain

When I become my worst enemy

The enemy


Take me high and I'll sing

Oh you make everything okay (okay, okay)

We are one in the same

Oh you take all of the pain away (away, away)

Save me if I become

My demons

Take me high and I'll sing

Oh you make everything okay (okay, okay)

We are one in the same

Oh you take all of the pain away (away, away)

Save me if I become

My demons

Al terminar de cantar, todos voltearon a verme aun en silencio…

– Sí, le dedico esa canción –dijo como si fuera cualquier cosa antes de regresar a su lugar y retomar su lectura.

El resto de la tarde fue relativamente más relajada, por mi parte continúe confundida por todas las señales raras y sin sentido que me mandaba Casey. Para colmo la pija me pidió mi número y me dio el suyo… aún no se en que estaba pensando al dárselo…

El fin de semana nos esperaba, por culpa de los exámenes no pudimos hacer nada en navidad, además de escuchar a medias una conversación telefónica que tuvo Casey con su abuelo, como no, hablando de lo importante que eran los estudios… me pregunto qué necesidad tienen de repetirlo en todo momento. Pensé en hacer algo en particular para variar un poco; celebrar el fin de año y el acabar los exámenes sin tener que inmiscuir los raros amigos de Casey; los míos se habían ido todos ya con sus familias.

– ¡Casey! –le caí enzima cuando se agachaba a recoger unas cajas del suelo – ¿Qué es eso?

–  Cajas, ¿A parte de estúpida eres ciega? –de alguna forma me esperaba eso – Son MRE –pronunció en ingles volteando a verme, al encontrarse con un primer plano de mi cara de no saber de qué me hablaba suspiro – Son comidas listas para comer de los soldados de Gringolandia…

–  ¿Y porque las recibes? –pregunté aún más curiosa – No es por hacerte sentir mal ni nada así, pero tu padre falleció en servicio, ¿No?

– ¡El mal nacido retrasado me hizo adicta! –respondió en un instante cargándome a mí y las cajas con fuerza salida de no sé dónde, aunque a los segundo se dejó caer al suelo murmurando muchos sin sentidos.

– ¿Quieres que le marque a Alan? –aun teniéndome encima se volvía a levantar, solo que ahora refunfuñado. Hizo que la soltara y tras apilar las cajas se dispuso a empujarlas – ¡Ajá! ¿Y cómo las subirás por las… desde cuando hay un elevador?

– ¿De qué hablas? Desde siempre ha estado aquí… –respondió tranquilamente empujando las cajas – ¿Prefieres ir por las escaleras…?

– ¿…? ¡Espérame…!

******************

De alguna forma me estaba acostumbrando a la presencia de Rin, incluso a hacer eso… pero, con todo y todo, aun la mantenía en mi cabeza. ¿Por qué no la podía dejar ir? ¿Por qué me mantenía aferrada a su recuerdo?

– I need a hero –murmure para mí misma mirando el contador del elevador. Solo dos pisos son un lapso realmente corto en un elevador; pero me parecieron una eternidad al estar pensado en ambas. No podía seguir haciéndole todo ese daño psicológico –aunque parezca inmune– a Rin; para bien o para mal ella se ha enamorado de mi profundamente… al menos al grado de pretender ser siempre un solecito y no quejarse de mi ni un poco… cuando lo llega a hacer es solo algún tipo de broma y nada más…

– ¡CASSANDRA ECHEVERRIA SRUR! –que gritara de repente me sorprendió, más aun mi nombre completo; al voltearla a ver tenía una mano a la altura de mi pecho, realmente me asusto – ¡Te estoy preguntando desde hace rato que tienes y con quien hablas! Hace ya como 5 minutos que el elevador espera a que salgamos…

– Ah… lo siento… tenía una canción en la cabeza… –respondí ausente despeinándome a mí misma superficialmente. Empuje las cajas para sacarlas y deslizarlas hasta nuestra depa…

– ¿Qué canción era? ¿Una sombría pero con un gran significado como la que me dedicaste…? –su curiosidad se veía reflejada en su rostro como casi siempre, sin embargo, al orar la última dubitativa pareció alegrarse bastante.

– Supongo… no sabría decirte –volví a contestarle cortante, costumbre ya – Si quieres te la pongo mientras acomodo estas cosas…

– ¿La podrías cantar mejor…?

Justo con solo una pregunta, mejor dicho, solicitud… consiguió congelarme…

– Es que me gustó mucho que me cantases algo… y pues el audio que me dieron tus amigos no es muy bueno que-- –me plante frente a ella, mirándola fijante y respirando con pesadez; la tome de los hombros controlándome para no gritarle – Justo así dijeron que reaccionarias –explicó sonriente – Unos te grabaron y me dieron la memoria con el archivo, tranquila, solo yo lo tengo.

– Grr… bien… –rugí entre dientes soltándola y metiendo las cajas al departamento – Y vale, te cantare la canción que tengo en la cabeza ya que tanto quieres y seguro no dejaras de joder hasta que lo haga.

– ¡YEY!

Y como no; Rin me ayudo a acomodar los paquetes de comida con unas cuantas preguntas, procurando no enrollarse demasiado para evitar darme una salida a lo dicho de cantar para ella.



I'm just a step away
I'm just a breath away
Losin' my faith today
(Fallin' off the edge today)

I am just a man
Not superhuman
(I'm not superhuman)
Someone save me from the hate

It's just another war
Just another family torn
(Falling from my faith today)
Just a step from the edge
Just another day in the world we live

I need a hero to save me now
I need a hero (save me now)
I need a hero to save my life
A hero'll save me (just in time)

I've gotta fight today
To live another day
Speakin' my mind today
(My voice will be heard today)

I've gotta make a stand
But I am just a man
(I'm not superhuman)
My voice will be heard today

It's just another war
Just another family torn
(My voice will be heard today)
It's just another kill
The countdown begins to destroy ourselves

I need a hero to save me now
I need a hero (save me now)
I need a hero to save my life
A hero'll save me (just in time)

I need a hero to save my life
I need a hero just in time
Save me just in time
Save me just in time

Who's gonna fight for what's right
Who's gonna help us survive
We're in the fight of our lives
(And we're not ready to die)

Who's gonna fight for the weak
Who's gonna make 'em believe
I've got a hero (I've got a hero)
Livin' in me

I'm gonna fight for what's right
Today I'm speaking my mind
And if it kills me tonight
(I will be ready to die)

A hero's not afraid to give his life
A hero's gonna save me just in time

I need a hero to save me now
I need a hero (save me now)
I need a hero to save my life
A hero'll save me (just in time)

I need a hero
Who's gonna fight for what's right
Who's gonna help us survive

I need a hero
Who's gonna fight for the weak
Who's gonna make 'em believe
I need a hero
I need a hero

A hero's gonna save me just in time

De alguna forma, resultó que ella se sabía la regla, así que terminamos cantando juntas… de verdad… solo falta… que yo la deje… la libere y… ¿Podremos ser felices…?





************

y bueno, eso es todo por hoy, dudo volver a postear tanto de un tiro xD seguro me tiran por esto :v

pero bueno es lo que hat

muchisimas gracias por leer y comentar, mas aun por esperar
Yoshina
Mensajes : 229

Fecha de inscripción : 29/01/2015

Edad : 23

Localización : Mundo Kaleidoescopio

avatar
Usuario

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Delfi22 el Lun Nov 21, 2016 12:38 pm
Genial!!!!...

Sigue rompiendo la reglas Idea

Con una chica como Rin...yo no sé que espera Casey, para ser mejor con ella y no ser tan borde..aunque siento que hay mucho misterio en ambas.Espero que en el próximo cap...te falten algunos tornillos y rompas la regla del doble post, claro eso va a pasar en algunos miles de años...jajaja..Que estés bien..
Delfi22
Mensajes : 11890

Fecha de inscripción : 06/11/2014

Localización : En el espacio infinito

avatar
Usuario

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Yoshina el Lun Abr 17, 2017 11:42 am
ahora mismo crees que Rin es buena y tal... pero no lo se, quizás el secreto que guarde sea demasiado cruel o feo al menos :v...

en fin, lo del meme era broma xD aqui te pongo el cap, Delfi .w.

:::::::::::::::*************:::::::::::::


Me encontraba en una cafetería, con una pequeña tartaleta de moras y un cappuccino frente a mí. Teóricamente eso es relativamente normal, mas sin embargo, ahora había una rubia sonriendo pícaramente frente a mí. “Es Rin, jodida exagerada” es quizá lo que pienses, al embargo, no es ella… no se parece a Rin ni en el simple hecho de ser ambas rubias… esta es… una vasca andante…

¿Cómo terminé aquí?

Es algo que ni yo tengo muy en claro, recapitulemos….

Aún estaba en vacaciones y era inicios de año, con lo cual permanecía dormida a eso de las 10 am, Rin a diferencia mía había despertado cual gallo he ido a comprar cosas para la comida de la semana. No pasó mucho tiempo desde que se fue cuando un insistente timbre se apodero de i alcoba, ¿Y cómo no? si era justamente mi timbre siendo masacrado inmisericordemente y más que un llamado del insufrible visitante parecían los gritos de desesperación y ahogo del propio timbre. Cavilé rápidamente en que quizás a Rin  se le olvidaron las llaves y por salir llena de energía, terminó desahogando su frustración en el timbre.

Con toda la displicencia el mundo me deslice a la puerta, mientras me tallaba un ojo con la mano la abrí con mi mejor cara de “déjame dormir por una vez” quedándome congelada al toparme con unos ojos jade algo más arriba que los propios míos – ¿Casey, cierto? –artículo con seductora voz lo que parecía una joven que podría encajar perfectamente en el estereotipo de rubia cachonda universitaria – ¿Acaso te desperté? –permanecí en silencio viéndola expectante pero sin emociones, sea cual fuera su necesidad de masacrar mi timbre la diría más rápido si omitimos que estaba plácidamente dormida hasta que ella llego – Realmente lo siento, pequeña… –comentó con una especie de gesto infantil… supongo que algunos hombres a estas alturas estarían babeando a sus pies…

– “A más alta seas menos sangre te lleva a la cabeza” –respondí con mi careto perpetuo de repudio y aburrimiento.

– O vamos, no seas tan mala… te invito un café por ser ta grosera y levantarte a las 11 am ¿Bien? –propuso sonriendo, esa sonrisa clásica en las mujerzuelas o cabareteras. Normalmente le hubiera cerrado la puerta en la cara y vuelto con Morfeo… pero… cuando me di cuenta tenía mi muñeca presa de su mano en un agarre casi salido del Kill Bill. Consejo, nunca abran a la gente que toca como desesperada….

– ¿Así que…? –pregunté sentada frente a ella, nuestra única separación era una pequeña mesilla redonda clásica en las cafeterías que rodean las universidades. Mi sueño seguía más fuerte que cualquier interés en esta… persona.

– ¡Ho-oh! ¿No quieres al menos degustar tu desayuno primero? –como respuesta me sambutí la tartaleta en la boca dándole un par de masticadas antes de tragarla en seco, seguidamente de un trago me bebí el café pese a estar aún caliente. Se quedó estupefacta por un instante antes de soltar una leve risilla, seguida de un suspiro – No sé si decirte impaciente o hambrienta…

– Lo dice la que liquida timbres ajenos y secuestra a las personas sin ninguna explicación pronta.

– Vaya, sabes ser bastante mordaz sin siquiera cambiar tu expresión, interesante –una de las pocas cosas buenas de tener un pare militar es que me enseñó a leer rostros e intenciones de suficiente buena forma como darme cuenta que esta mujer era una maldita araña, si, no había mejor forma de describirla.

Podrás pensar que por su figura y forma de expresarse es una zorra, pero créeme que no, apesta a peligro… incluso me atrevería a decir que muerte y sangre…

– Repito, ¿Qué quieres?

– … –silencio, uno analítico entre ambas, como una rata de cañería contra una tarántula. Ambas midiéndonos hasta que ella corto el todo con su voz – Bien, iré al grano, pequeña rubia que vive contigo… me interesa, ¿Podrías hacerme el favor de hacer de puente entre ambas?

En algún punto había bajado mi mirada a la mesa, apeas escuché su “solicitud” alce la mirada pero con el rostro aún bajo – ¿Es una broma…? –respondí, no puedo negar que mi rostro comenzaba a reaccionar, mostrando un dejó de enojo.

– Para nada, mi interés en ella asciende al punto de pedirle a su compañerita de habitación que me ayude, no quiero contrariarla y asaltarla con mi presencia sin más mediación, ¿Sabes? Con pequeños rayos de luz como ella, hay que ir con cuidado, un pequeño o mínimo error podría ocasionar un desastre total –explico como si fuera toda una sabionda que le enseña a una niña…

– … … … … … … … Hmpf… mjjjj… jaja… ajajajajaja ¡AJAJAJAJAJA! ¡¿Me estas jodiendo, cierto? Se nota que eres de esas que les dan todo peladito y en la boca, ¿Qué quieres ir con cuidado con ella? ¿Qué es un rayito de luz…? ¡AJAJAJAJA! ¡NO ME HAGAS REIR! Ella no es un simple y jodido destello, eres una estúpida si lo crees. Además, si tanto te interesa, ¿Por qué no le hablas y ya? Ni que ella fuera una retrasada que no sabe ni saludar… bueno… suele hacer preguntas obvias, pero su estupidez no es tan grave como para--

– ¿Casey…? –esa débil voz acompañada del ruido de bolsas, latas y frascos entre otros objetos chocando al suelo me hicieron voltear al instante, topándome precisamente con Rin, que me observaba incrédula al borde del llanto, un llanto verdadero y adolorido, muy diferente a su “yo” habitual. En ese momento me di cuenta en que sitio estábamos, una cafetería ubicada precisamente en el distrito comercial que frecuentaba Rin. Pestañe pesadamente dirigiendo mi atención a la mujer provocativa, tenía una maldita, envenenada y socarrona sonrisa pintada en su maldito rostro perfecto.

– ¡Hmpf! AJAJAJA… ya veo, ya veo… bastante astuto para una araña… –masculle rascándome la nuca mirando el suelo con una sonrisa seca en los labios. A diferencia nuestra, Rin apenas si se podía sostener en pie, llevando sus manos, una al pecho y la otra a sus labios. Un claro signo de auto defensa y “rompedura mental” – Terminando lo que decía, eres una verdadera estúpida si crees que esta es un efímero y jodido rayo de luz… ella es un sol… un brillante, perpetuo, maravilloso sol que es tan magnánimo que se vuelve contra producente a sí misma, enamorándose perdidamente de una rata de basurero como yo. ¿Qué te sea tu puente…? ¡Bien! Rin, está loca quiere follarte y conquistarte, tarántula, ella es Rin.

Ese pequeño numerito hizo que toda la gente se nos quedara viendo, varios con la boca semi abierta, otros más casi desconectados tratando de comprender todo, un grupo más incluso graba la situación, mas como autómatas que como algo voluntario.

– ¿Me querías exponer ante ella como la rata que soy? ¡Sorpresa, sorpresa! Ella ya lo sabe… y para terminar, Rinnalette no es un objeto con el que puedas jugar, es una persona, incluso más que eso. No vuelvas a pretender que puedes tratarla a ella o a cualquier otro como un maldito objeto.

–¡Hmpf! creo que la astuta aquí es otra –murmuró dedicándonos una aplica, angelical y dulce sonrisa inocente…

Recogí bruscamente las bolsas de la compra, con una mano y con la otra tome la de Rin, de todos los presentes ella era la más sorprendida, al punto de caminar entre mecánica y torpemente por el camino que le marcaba. Mientras estábamos esperando al elevador, murmure aun con la mandíbula apretada y la mirada clavada la frente – Discúlpame por meterte en ese numerito… debí simplemente de irme, como siempre…

– ¿Heh…? –alcanzo a reaccionar cuando la campanilla del elevador corto el silencio en el pasillo – Am… um… –balbuceo algunos segundos, el único sonido aparte de sus balbuceos cortados por la manga de su suéter que cubría su boca, era el de la puerta del elevador chocando con mi pie – E-estoy sorprendida… porque me describas de esa forma… y que sepas incluso pronunciar bien mi nombre… siéndote honesta… creí que… que… incluso me odiabas… que me tenías tanta lastima, que con tal de poder estar medianamente tranquila en tu vida me entregabas tu cuerpo… –podía distinguir una mueca que quizás era una sonrisa detrás de su manga, contrastante al mar de lágrimas y mocos presentes en sus ojos y nariz – Yo… no se… siempre creí que… que… en verdad me odiabas, y… y…

Repetía lo mismo de forma incongruente, en un vano intento de contener su ya fluyente llanto, por mi parte, le mandé al principio una mirada furtiva, pero ahora miraba la cabina bacía del elevador. Apretaba el puño con el que sostenía las bolsas de la compra, incluso en una situación así, me sentía tan estúpida, impotente   ahogada en mi propio… ¿Orgullo…? No sé decirlo, pero incluso ahora mantenía mi cara seria. Mirando nuestro reflejo al fondo de la cabina del pequeño elevador, era como ver a una niña que su juguete o peluche favorito se había perdido o roto, y su madre, con fastidio, la llevaba de la mano…

De la mano…

¿Heh…?

Es verdad, todo este tiempo la he arrastrado conmigo hasta aquí… s-seguro por eso llora, no solo la humille en frente de todos sus conocidos del distrito, también la sigo jalando a mi cloaca… joder… ¿Qué hago…?

Tragando en seco desvié la mirada, incluso la cara a la pared final del pasillo, aflojando mi agarre en su mano – ¡NO ME SUELTES! –automáticamente captó toda mi atención, al igual que mi total sorpresa, no solo por su repentino grito, sino también porque apretó, con lo que diría, toda su fuerza mi mano – S-siento que si me sueltas, justo ahora me caeré, pero no solo en el suelo… se siente como si fuera a ser tragada por todas mis emociones…

Estupefacta estaba, por completo, realmente no sabía qué hacer, ni si quiera con ella sabía qué hacer cuando se ponía así. Siempre lo resumía en que era una niña llorona y ya. Pero la que esta alado mío, en un mar de lloriqueos, mocos y lágrimas… es una adulta… una adulta madura en toda regla. Una que siempre sabía sonreír y ser positiva sin importar la situación que… no, espera… ¿Y si era una bomba de tiempo…? ¿Y si todos sus sentimientos estaban siendo empujados unos sobre otros y este es el resultado? ¡Maldición! Nunca fui buena con lo emocional… por una buena razón prefiero solo leer de sentimientos y no tener que vivirlos…

– Me duele el pie… –murmure medianamente desconectada de la realidad – Volvamos a casa, habías dicho que harías tu estofado especial, ¿no? para lo único que soy buena son los números… así que no te debería de sorprender que recuerde que hoy cumplimos 2 meses desde que empezamos a vivir juntas y 8 desde que me hablaste –fui orando como un autómata, sin emoción aparente mientras rascaba mi mejilla, a cada palabra que daba, ella se asombraba más y más – Realmente soy un asco, ¿Cierto? Te esmeras por hacer tu guiso favorito que incluso nos hará entrar en calor en este jodido frio… y yo jodo todo nuestro aniversario con una pequeña charla con una tipa que ni conozco… jaja… seriamente… ¿Qué diablos me ves? ¿Acoso de verdad eres idiota? Por qué no le encuentro explicación alguna, solo mírate, eres linda, agradable, buena persona, sabes hacer reír a todos. Incluso eres franca y natural. En cambio yo me parezco a la hija de los increíbles… si la recuerdas, ¿No? la que tiene poderes psíquicos… ¡Espera! Igual y el pelo en la cara es lo que te da poderes –al momento dejé caer la compra, la jalé hacia mí y en el mismo movimiento, aparté su mano besándola suavemente…

Realmente fue cortó, no más de unos segundos, sentía mi corazón al borde de la implosión, me atrevería a decir lo mismo de ella, pero seguramente era por el llanto mal contenido. Pese a que el beso fue fugaz, me mantuve con mi frente apoyada en la suya, nuestros ojos solo captando los de la otra…

– Entonces… ¿Tengo poderes…?

Demoró algunos segundos en responder algo que no fueran gimoteos entre cortados por la agitación del llanto – ¿N-no te doy asco? Estoy… toda llena de--

– Como si fuera la primera vez que te beso mientras no puedes ni hablar y estas llena de fluidos… aunque tus gemidos en esos momentos… admito que me gustan más que los de ahora.

– Te estas forzando demasiado…  pero, gracias…

– ¡Dah…! Por supuesto que me estoy forzando a mí misma, da igual lo mucho que te amo, no lograre milagrosamente volverme buena para reconfortarte cuando incluso ahora pienso en salir corriendo –exclame alejándome de ella, desviando la mirada y frunciendo el ceño.

– … –estoy segura que me iba a refutar, pero en algún punto de mis palabras se congeló, aunque quizás lo correcto a decir era que se encontraba ¿Embelesada…?





*******************::::::::::::::::::::::************


lo se lo se, demaciado drama y suspenso... ademas de un posible netorare inesperado xD

en fin, aqui tienes Delfi .w.

ahora tendras que esperar otros 6 mes xDDD okno... quizas si debi de aceptar la sala exclusiva para mi... al menos asi tendria que actualizar al menos cada dos meses... *termina de divagar*

meh :b espero te gustara el mini cap

gracias por leer y comentar
Yoshina
Mensajes : 229

Fecha de inscripción : 29/01/2015

Edad : 23

Localización : Mundo Kaleidoescopio

avatar
Usuario

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Delfi22 el Lun Abr 17, 2017 5:56 pm
Wow! pero que fue eso, ahora resulta que Rin no es de confiar..Además quien es esa loca que quiere con Rin?
Deberías soltar más sobre Rin, ya que su parecido con la otra me tiene con la curiosidad y ahora más que apareció la tarántula..jajaja..
Y eso de esperar..nah! ya ni se que es eso!..así que cuando te agarre de buenas, diré que para cuando la conti..
Bueno que estés bien y nos vemos en 6 o 2 meses.

P.S..*fue corto muy cortito*
Delfi22
Mensajes : 11890

Fecha de inscripción : 06/11/2014

Localización : En el espacio infinito

avatar
Usuario

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Contenido patrocinado
Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.