Últimos temas
» ¿Cuándo fue la última vez que....?
Hoy a las 7:57 pm por NHEFTHE

» Reporto A...
Hoy a las 7:57 pm por Solkei

» Del 1 al 10
Hoy a las 7:50 pm por Alice Isabella

» Opina sobre la de arriba 4.0
Hoy a las 7:40 pm por Alice Isabella

» ¿Qué haces en este momento? 2.0
Hoy a las 7:35 pm por Alice Isabella

» Amor al Dibujo
Hoy a las 7:35 pm por Yuhyrn

» Abecedario Musical
Hoy a las 7:28 pm por NHEFTHE

» Verdad o Mentira. ᐠ( ᐛ )ᐟ
Hoy a las 7:18 pm por NHEFTHE

» Que eliges?
Hoy a las 6:49 pm por NHEFTHE

» ^>v Juguemos a las flechitashhh xD
Hoy a las 5:04 pm por konan

» Halaga al de Arriba
Hoy a las 3:52 pm por Yuhyrn

» Empareja al de arriba
Hoy a las 3:35 pm por Yuhyrn

» Me gusta... Y QUÉ!!!
Hoy a las 3:19 pm por NHEFTHE

» ¡Todo con arte!
Hoy a las 2:55 pm por Delfi22

» ¿Cómo es la Amatista de arriba?
Hoy a las 2:29 pm por Delfi22

Hermanos
Directorio
Elite
Créditos
Este foro es de tematica Exclusiva ANIME YURI y LGBT. Tanto las diviciones, concepto de Hermandades, códigos y diseños gráficos pertenecen al Staff o a los usuarios. Las imágenes usadas fueron editadas por la administración, mas no creadas. SÉ ORIGINAL Y NO PLAGIES. —Skin obtenido de Captain Knows Best creado por Neeve, gracias a los aportes y tutoriales de Hardrock, Glintz y Asistencia Foroactivo.—Foros prestados por Ash, Skin editado y adaptado por Kyousha. —Base del tablón de anuncios por: Neeve de Captain Knows Best—Tabla de reglamentos, estadisticas y afiliados finales creada por Dementia. El foro lo creamos entre TODOS. Gracias por formar parte de nuestra humilde familia ♥
Mejores posteadores
Delfi22 (18902)
 
TAMIRA (13590)
 
Ymir (9320)
 
niche (8890)
 
angelis63 (8631)
 
Solkei (7479)
 
Kratos666 (7114)
 
sachiko_virtual (6834)
 
Umiko (6710)
 
Siale Benoit (6242)
 


La lluvia y el llanto {Priv. Aki,Marce,Ana y Yo}

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Mensaje por kyousha el Dom Mar 01, 2015 5:36 pm
La lluvia y el llanto
5 am ~ bosques al rededor de Nondo ~ Llueve
Esquivando personas, entre casas y casas, tapándose el rostro en las calles abiertas en una ciudad que no parecía dormir.Nondo siempre ofreció entretenimiento hasta nocturno, por lo que muchas caras reconocidas vagaban por el solado de adobe y con luces y lámparas tradicionales. Sonrisas, charlas y ruidos de carros y caballos, un mundo de colores que Ana y Akira conocían, y que eran tan pasajeros para Marce y Eli.

Luego encaminaron hacia donde esos destellos iban apagándose, los grandes locales iban convirtiéndose en pequeñas tiendas de barrio. Las charlas alegres eran ahora el sonido de viejos ebrios en mal estado, durmiendo o aún paseándose por las aceras. Menos negocios, más viviendas, pero menor calidad en su construcción, ya no eran casas de ladillo, de piedra, sino que maderas  en un estilo tapa/junta y paja. La pobreza se hacía presente mientras ellas se escabullían en los suburbios.

La noche paso tan rápido que siquiera se notó, andarse por la gran ciudad no fue fácil, pero tanto Marceline como Eri tenían mucha experiencia para lograrlo sin dificultad. Ambas tenían la Caravana en un claro entre los arboles unos cuantos metros más atrás de una de las tabernas reconocidas de los límites de Nondo. Si las buscaban a las hermanas, no lo harían allí, la zona era muy de mala muerte como para calcular que niñas ricas no se animarían siquiera a adentrarse.
Ahora solo tocaba armar el fuego, secar los rastros del roció próximo y descansar, si es que podían.


My Ficha! I´m Kyouki Miwa - hablo - "pienso" narro



Yo no sufro la locura... la disfruto a cada instante!


Alguien quiere un beso (づ ̄ ³ ̄)づ (づ ̄ ³ ̄)づ (づ ̄ ³ ̄)づ
kyousha
Mensajes : 72

Fecha de inscripción : 11/02/2015

avatar
Usuario

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Sun Sun el Dom Mar 01, 2015 6:19 pm
Es temprano. Más temprano que el sol mismo que se está comenzando a despertar. Las últimas marcas de velas han pasado en mi cabeza como un espectáculo de horror surrealista, indómito. Como un espejismo que no pude cambiar hiciera el esfuerzo que hiciera. El como me deje arrastrar por mi hermana fuera del imperio Rosseaurs, el como me deje conducir por dos desconocidas de las que solo sé sus nombres, o el cómo soy consciente que bajo la capa que tome a último momento del cuarto mi piel huele a sangre y muerte, es algo que parece imposible de controlar. Son cosas lejanas a mi razón.

Sé que a medida que reparo en los sitios que vamos cruzando de la mano de Eli y Marceline, los cuales se vuelven más tenebrosos mientras avanza el tiempo, más control tengo de lo que ha sucedido. Y más control tengo de mi misma. La bestia agotada se ha retirado a lo profundo de mi. La mujer que soy respira y es consciente que la vida ha cambiado. Observo la herida que yo misma cause en mi hermana y sufro hasta tener que apretar los puños y los dientes. Sé que no me lo reprochará pero no importa para eso estoy yo.

No tengo idea donde pararemos pero necesito asearme y caminar por algun sitio oscuro y escondido de cualquier bosque circundante. Purgar mi pecado de la manera que sea o solo quejarme en soledad. Adiós imperio, adiós liderazgo. No es que no me alegre dejarlo atrás solo que tuvo que pasar algo como eso para que tuviera que alejarme. Yo, Akira, he matado a alguien con mis propias manos. Lo detestaba pero nunca me creí capaz de algo tan horrendo.

Nos detuvimos en el sitio más alejado y miserable de Nondo. Una caravana parece ser la habitual vivienda de las mujeres que nos llevaron hasta allí. Definitivamente Madre no nos buscaría aquí. ¿Qué estaría pensando ahora mismo? O cuando encuentren el cadáver de su esposo, ¿sabría que es obra de su prodigiosa hija mayor? Seguramente.

Las comandas por leña no se hacen esperar y me quito mi capa por fin, mis manos están pegajosas y sé que me veo fatal con la piel llena de trazos de sangre. Quiero ayudar pero no puedo hacerlo en estas condiciones.

-Voy... debería asearme - digo mirando a el suelo cerca de las 3 mujeres que me acompañan y esperando que me indiquen como lograr mi deseo, incapaz de mirar más que fugazmente los ojos de Ana, avergonzada por mi estallido salvaje - ¿dón... dónde puedo hacerlo...?



Casada con REIVY:

Sun Sun
Mensajes : 2560

Fecha de inscripción : 05/01/2015

Edad : 36

Localización : En mi hogar, por fin... <3

avatar
Consejo

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Marceline el Lun Mar 02, 2015 6:52 am
Faltaba poco para llegar a la caravana cuando paro de llover, esta vez llegaba conmigo al campamento dos acompañantes que para mi desgracia no venían con intención de compartir la cama. En lo poco que habíamos hablado en el camino nos enteramos de que las dos muchachas eran hermanas, la niña herida se llamaba Anaid y la que estaba cubierta de sangre Akira.

Mmmm con lo bien que me lo pasaría con dos hermanas juntas... ¿En algún momento de vida aprender a no mezclar trabajo con placer? una ya debería de a ver aprendido la lección :S

Nos encontrábamos en mi hora predilecta, la luna ya no alumbraba la noche y el aun no comenzaba a despuntar el horizonte, por lo que estábamos en la hora de mas oscuridad. Me deshice de mis pensamientos agitando la cabeza y me centre en dar luz al claro, abrí la caravana y saque dos lámparas de aceite que colgué a los lados de la puerta. Escuche a Eli pedirme que encendiera un fuego y al momento siguiente la chica sangrienta pedía un aseo.

-Si quieres un aseo allí tienes todos los que quieras.- Señale hacia el interior del bosque y batí la mano hacia afuera para abarcar mas distancia. A la luz de las lámparas y entre mancha y mancha de sangre se podían ver unos hermosos ojos azules. Mmmm bonita Mi voz sonaba en un tono jacoso y mi sonrisa de medio lado daba otra señal mas de mi broma.- Pero bueno... imagino que una damisela de alta alcurnia no querrá entrar ahí. Dame un segundo ya vuelvo.

Me importaba poco lo que me dijera o me dejaba de decir la ricachona, en estos momentos mi prioridad era protegerlas y averiguar si su familia pagaría un buen rescate por ellas. Salí de la caravana con un balde de madera y un trapo, me acerque al barril que había apostado contra una de las ruedas más grandes y lo llene de agua.

-Toma, aquí tienes agua y un trapo. Ve detrás de la caravana y límpiate todo lo que quieras.
Marceline
Mensajes : 66

Fecha de inscripción : 31/01/2015

avatar
Usuario

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por kyousha el Lun Mar 02, 2015 8:02 am
La caminata se hizo larga. No acostumbrabamos a cargar cn lastre, pero rapidamente la noche se esfumo y ya no habia posivilidad de recuperar el sueño. "Por q accedi a esto -_- demonios!" Voli mi mirada a las hermanas y aun tenia la sensacion de querer ayudarlas "demonios, demonios, demonios!!!"

Llegamos a la carabana y seguia sin decir nada, Marce ya se habia encargado de presentarnos, interrogarlas y hasta pondria la mano al fuego apostando a que todo fue en plan coqueto.
La mas pequeña llamo mi atencion.. sangraba mucho y si no limpiaba rapido su herida tendriamos q dejarla a su suerte q esperara a morir.

- Marce... fuego. - fueron todas mis palabras esa noche casi dia, eso y una ligera sonrisa ante su chistesito. Estas chicas seguro tenian cunas doradas, serian una carga para nosotras "que carajos, demonios!"

Me acerque tambien al carro. Y entre, con Marce lo teniamos bastante organizado. Mis cosas, sus cosas... no se mezclaban ni se cruzaban, en mi bolso meti la mano sacando una botella de vidrio varde y tapon de cera y cuero, tome un trapo a me acerque a la pelirroja.
- Corre tu cabello y te curare la herda. -_- Seras una carga si se infecta.


My Ficha! I´m Kyouki Miwa - hablo - "pienso" narro



Yo no sufro la locura... la disfruto a cada instante!


Alguien quiere un beso (づ ̄ ³ ̄)づ (づ ̄ ³ ̄)づ (づ ̄ ³ ̄)づ
kyousha
Mensajes : 72

Fecha de inscripción : 11/02/2015

avatar
Usuario

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Sun Sun el Lun Mar 02, 2015 8:39 am
Cuando me señalo el bosque estuve dispuesta a ir, más allá del tratamiento jocoso y algo sarcástico de la dragonante llamada Marceline. Sólo me pregunte internamente que si era evidente que tanto molestábamos a ambas, ¿por qué nos ayudaron? Había algo en todo esto que no me cuadraba. Finamente por mucho que insistí en seguir su primer consejo, Marceline se salió con la suya y me cedió un balde lleno de agua y un trapo para que me pudiera quitar las manchas de sangre.

Me quité la capa y refunfuñe débilmente - diablos...

Estaba cubierta de sangre y apestaba muy fuerte, yo mujer odié ese aroma pero la bestia dentro mío parecía cómoda y me dio algo de alivio al asco que sentía . Observe de reojo la expresión de mi acompañante al verme así bajo la mínima luz del día. ¿Me temería o solo me rechazaría? No podía mirarla directamente y proseguí avergonzada a tratar de limpiarme. La verdad es que en mi macuto estaba mi ropa de entrenamiento y deseaba usarla y quitarme este ropaje inadecuado para la zona. Para poder limpiarme bien debía quitarme la ropa y pues...

-Me disculpas - le dije haciendo señas al agua y el trapo - es decir, ¿podrías retirarte para que pudiera limpiarme, por favor?

El pudor se apoderó de mi y desvié la mirada. Me quité lentamente la pechera de mi corset y deje salir otro insulto al ver la sangre acumulada en mi cuello y en mi pecho, mientras lo descubría: Diablos, diablos...

El agua con el que intente limpiarla avivó el olor de la sangre y sentí que mi cuerpo se contorsionaba en una asfixiante arcada. Tuve que sostenerme del barril para no caer de rodillas.



Casada con REIVY:

Sun Sun
Mensajes : 2560

Fecha de inscripción : 05/01/2015

Edad : 36

Localización : En mi hogar, por fin... <3

avatar
Consejo

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Marceline el Lun Mar 02, 2015 9:04 am
Como no, las niñas ricas tan educadas como siempre. Estaba tentada a quedarme delante de ella y ver si continuaba desvistiéndose pero tenía toda la ropa mojada y tenía que encender el fuego.

-Claro, estaré al otro lado preparando el fuego. Grita si necesitas algo.- Me di la vuelta pero antes de marchar gire mi cabeza para verla.- Si ves un conejo no te asustes, no te hará nada.

Me fui riendo por lo bajo mi propia broma, al otro lado de la caravana estaba Eli y la niña pequeña, su herida pintaba mal pero estaba en buenas manos. Ya perdí la cuenta de las veces que Eli me cerrero las heridas. Me metí bajo de la caravana para sacar unos cuantos troncos y durante unos instante me sentí tentada de quedarme ahí abajo a ver como la rubia se desvestía. Marceline concéntrate! Ya abra tiempo luego de espionaje, ahora hay que encender el fuego. Salí de vuelta con la madera en las manos y me fui hacia el rodal de piedras donde solíamos encender la hoguera para cocinar.

-Menudo corte feo te hizo tu hermana.- Me agache alrededor de las piedras dejando la madera en medio y saque mi pedernal del bolsillo.- Tienes suerte de que mi One tenga experiencia en esto.- Las chispas comenzaron a brotar y la madera se predio fuego.- Listo, con esto mantendremos el calor. Me voy a dentro por ropa seca, no tardo.
Marceline
Mensajes : 66

Fecha de inscripción : 31/01/2015

avatar
Usuario

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Anaid Akami el Lun Mar 02, 2015 6:12 pm
Mientras más nos acercábamos a los barrios bajos, más me acordaba de mis salidas de hace tiempo. Todo esto parecía tan irreal... Ayer mismo me encontraba acompañando a mi hermana en sus estudios y ahora estábamos escapándonos, con dos extrañas, porque Akira había asesinado a mi padrastro. "¿Qué pensara nuestra Madre cuando lo encuentre y nosotras no estemos? ¿Nos odiará?" Interna en mi mente dejé de prestar atención al camino y sólo volvía en mí cuando la dragonante, Marceline, hablaba.

Eli y Marce nos llevaban en dirección al bosque, sin duda. Al llegar vi una caravana y supuse que ahí viviríamos ahora, a menos que nos echaran. Una vez allí, mi hermana dijo que quería limpiarse y la miré con pena. La conocía muy bien y sabía que aunque intentaba ocultarlo estaba apenada y tenía miedo. Después de todo había matado a alguien. Marceline se burló de ella y de nuestra clase y me enfadé. Con el ceño fruncido me quedé quieta mirando el suelo, impotente, ellas nos habían salvado... y sería una falta de respeto de mi parte el contestarle de mala forma.

Cuando le trajo las cosas para que se limpiara, me disponía a ir a ayudarle. Pero Eli me detuvo hablando de mi herida y de que se infectaría. La miré sorprendida, ya que no había hablado mucho, y dirigí mi mano hacia mi ojo. Al tocarlo sentí un fuerte ardor que me hizo gemir de dolor. Luego miré mi mano y esta estaba cubierta de mi sangre. Ahora, mi ojo no dejaba de dolerme, la adrenalina y miedo de antes hicieron que no notara la sangre ni el dolor.

- G-gracias...- Fue un simple susurro, casi inaudible. Con la mano temblando, sujeté mi cabello para que pudiera proceder. No entendía que me pasaba, desde que vi mi sangre comencé a temblar, y a duras penas podía sostenerme. Un momento después, Marce se acercó a nosotras y dijo que tenía un corte feo. Esto me hizo asustar bastante, ya que yo no lo veía, y no sabía que tan en cerio hablaba. Cuando se fue miré a Eli a los ojos.

- ¿D-de verdad es tan horrible?- Hablé algo asustada y tenía ganas de llorar. Mi padrastro destrozado frente a mi, la escapada de casa, el temblor de mi cuerpo y un supuesto corte feo en mi rostro, de repente fue más de lo que podía resistir. Detestaba el estar temblando tanto, y la idea de que mi rostro esté arruinado por un corte fue la gota de que derramó el vaso. Yo podía dar todo de mi por ayudar a los demás y ser una persona muy humilde, pero siempre fui una narcisista si remedio, y el pensar estar fea me destrozaba por dentro.
Anaid Akami
Mensajes : 61

Fecha de inscripción : 26/01/2015

Edad : 21

avatar
Usuario

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Sun Sun el Lun Mar 02, 2015 6:32 pm
Hiciera lo que hiciera el mareo no se me acababa de pasar y aquel balde y el trapo me resultaban insuficientes. Miré con deseo el barril pero estime que aquella agua era la del consumo de las dos mujeres de la caravana, y posiblemente, si nos manteníamos allí, tendría que alcanzar para 4. No podía ensuciarla por muy necesario que sintiera un baño purificador.

Volvía a intentarlo con el balde y el trapo pero el agua se teñía más de rojo-rosa y mi pestilencia a muerte no se extinguía en lo absoluto. Diablos, necesitaba hundirme en el agua por unos minutos y dejar que ella hiciera el resto. Ya me había quitado todo el corset y la parte de arriba de mi ropa interior. Dí un respingo y trate de tapar mis pechos con un brazo pero o los tapaba a ellos o a mi tatuaje. Me decidí por evitar el limite de mi pudor y tapé solo mis pechos.

Que demonios, no tenía opción - Marceline... Marceline...¿Puedes venir un momento?



Casada con REIVY:

Sun Sun
Mensajes : 2560

Fecha de inscripción : 05/01/2015

Edad : 36

Localización : En mi hogar, por fin... <3

avatar
Consejo

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Marceline el Mar Mar 03, 2015 8:07 am
Al entrar a la caravana mire de mala gana a mi armario y suspire con desgana.

- Menos mal que Rosa... nonono Lamber...mmm no Zirán? puff en fin que más da, la cuestión es que me enseño algunos trucos de costura para no ir rompiendo toda mi ropa.


Mientras pensaba o mejor dicho recordaba en voz alta el nombre de la mujer, que me enseño a modificar la ropa de acuerdo a mis miembros extras ya me había puesto unos pantalones marrones que llegaban hasta las rodillas y unas botas de montar. Antes de atar la bragueta del pantalón lleve mis manos atrás y abrí un botón trasero en la cintura del pantalón que dejaba hueco para que mi cola pasara, vestirme de cintura para abajo era la parte más sencilla ahora me tocaba ponerme la camisa blanca de mangas largas que había elegido esta vez. Por delante se veía como una camisa normal con sus cuerdas cruzadas en pecho para cerrar el escote, pero mis camisas tenían la particularidad de que a todas les colgaban unas tiras trenzadas desde los hombros hasta detrás de la espalda, cualquiera abría pensado que esas cuerdas son un mero adorno pero lo cierto es que son el mecanismo que cierra las oberturas que hay para que mis alas no se queden debajo de la ropa.

-No recuerdo tu nombre pero siempre que mire mi ropa me acordare de ti.- Decía mirando los dos agujeros que abrían la tela de la espalda.- Si no hubiera sido por ti tendría que haber elegido entre rasgar toda mi ropa o llevar corsés de por vida.

Me puse la camisa saque mis alas por los agujeros y tire de las cuerdas que tenía en los hombros hasta que los agujeros quedaron totalmente cerrados alrededor del nacimiento de mis alas. Mientras bajaba las escaleras de la caravana oí mi nombre, La doncella en apuros necesita mi ayuda, o será que necesita compañía?

-Aquí estoy porque me has llamado.- No es como si nunca hubiera estado con mujeres de alta cuna, pero el ver una en una situación tan humilde me causa regocijo. Me deje caer sobre la caravana apoyando uno de mis hombros en la madera y cruce mi pierna izquierda por delante de la derecha.- Que necesitas? Un trapo limpio, que tire agua por arriba de la caravana, o quizás solo deseas disfrutar de mi compañía?

Imágenes de Referencia:
Os dejo un par de imágenes de unas bolsas de tela para que os hagáis a la idea de la descripción que le di la cierre de las alas.

________
Off-Rol

Actualmente el tema está dividido en dos bandos, Eli con Anaid y Akira conmigo. Hasta que las 4 no estemos juntas en una misma escena (delante del fuego, dentro de la caravana, en la taberna etc...) podremos rolear por parejas. De esta forma Eli y Anaid no tendrán que esperar a que yo o Akira posteemos (ya que no intervenimos en sus conversaciones) y viceversa.
Marceline
Mensajes : 66

Fecha de inscripción : 31/01/2015

avatar
Usuario

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Sun Sun el Mar Mar 03, 2015 8:28 am
La dragonante no tardo en regresar conmigo y hacer sus bromas habituales - En otro momento igualmente disfrutaría de tu compañía Marceline, sobre todo si estuviera vestida y limpia en lo posible - admiré la ropa que llevaba, era un sistema bastante eficiente para que las alas no le rasgaran la tela, como me distraje un segundo carraspeé y me encamine hacia donde estaba - allí - señale hacia el bosque - ¿Suele deambular mucha gente por allí? - pregunté - deseo encontrar un claro de agua donde darme un verdadero baño, lo necesito y no quiero arruinar tu barril que imagino que es la única fuente de agua tendrán ustedes aquí...

Caminé mirando el bosque unos pasos más lejos de ella - no importa si está lejos, puedo... - perdí la mirada en el suelo y suspiré - puedo ir muy rápido transformada y pues volver rápido también, supongo que si soy discreta nadie me verá ni como loba ni como humana durante el baño... yo creo que puedo dominar a la bestia sin problemas... está demasiado cansada...


_________________________________________________________
OFF TOPIC: por mi es correcto! así no nos tenemos que esperar mutuamente durante este rato, al menos hasta que podamos regresar con ustedes nosotras 2. Luego ya sería oportuno que estableciéramos turnos para no dejar a nadie atrás, cuando estemos las 4 juntas digo...



Casada con REIVY:

Sun Sun
Mensajes : 2560

Fecha de inscripción : 05/01/2015

Edad : 36

Localización : En mi hogar, por fin... <3

avatar
Consejo

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Marceline el Mar Mar 03, 2015 1:54 pm
-Lo tendré en cuenta -Así que en otro momento, interesante. Abra entendido mis palabras o pensara que solo quiero charlar un rato con ella? -No se preocupe por el agua, tengo una fuente ilimitada justo al lado de su hermana.- Si había algo más humilde que lavarse en un rio era lavarse dentro de un barril y no iba a desaprovechar la oportunidad de ver a una dama adinerada dentro de uno.- No tenga reparos en usar el barril y siéntase libre de estar dentro de él todo el tiempo que quiera.

Tenía muy claro que la chica no me dejaría ver como se bañaba pero no perdía nada intentándolo. Deje de apoyarme en la pared de la caravana y di un salto batiendo levemente mis alas para impulsarme hasta la cornisa del tajo, me senté cruzando las piernas y apoye mis brazos en la rodilla.

-Tienes problemas para controlar tu sed de sangre? quizás deberíamos ir juntas a cazar por el bosque, así podrás aprender a dominarte y de paso saciaras tus ansias de matar.
Marceline
Mensajes : 66

Fecha de inscripción : 31/01/2015

avatar
Usuario

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por kyousha el Sáb Mar 07, 2015 5:49 pm
Mire a Marce prender el fuego y hablar, mientras bajaba la botella de alcohol al piso y sujetaba con una mano el trapo que usaría. "Sera que debería cambiarme?" Pensé luego de oírla, normalmente no me importaba la ropa húmeda, no es como si mi cuerpo se fuera a enfermar por la humedad o el frio, pero mi hermana detestaba que moje las frazadas y cobijas cuando me tocaba dormir.

Volví a mirar a la niña que frente a mi parecía quebrarse por dentro, se la veía preocupada, adolorida y afligida.. Era entendible...
La escuche atentamente pero no respondí a su pregunta, pues con tanta sangre me pareció una respuesta más que obvia, solo me quede mirando fijo a sus profundos y bellos orbes verdes que ahora me observaban.
Luego de un rato sin gesticular ni nada, baje la mirada aun en mute, y acomodando el trapo en mi mano abierta empecé a ver cómo solucionar su problema.

La herida sangraba y se hinchaba, claramente le dolía y el mismo cáliz rojo la alarmaba. Pensé en el agua levantando apenas la cabeza mirando a un costado, ya Marce decidió ocuparla por lo que no tenía muchas opciones. Debía usar mi magia.
No era fanática de exhibirme y mucho menos con extraños, las yukii onas no teníamos una fama agradable a pesar de no ser seres oscuros, y el pasado era más que una lección de vida para mí. La lesión era complicada, el ojo era complicado, no tenía lastimado el globo ocular, pues me miraba con el parpado apenas caído pero si se infectaba afectaría seguro a la retina, analizando... solo perdía el tiempo.
Concentre apenas mis pensamientos y la energía en mis manos, no era difícil para mí, era lo que me hacía ser lo que soy, la punta de mis dedos se blanqueó y poco a poco un pequeño aire gélido visible comenzaba a rodearlos.

Copos de nieve surgieron de mi palma.

- No te asustes - dije como reflejo e intento de justificación, socializar no se me daba muy bien - es solo nieve, te bajara la hinchazón y podre limpiar la sangre, mientras te calma el dolor. - acerque la mano con nieve a su rostro para esparcir los copos sobre el tajo. El blanco puso se tiño lentamente de carmín y luego cubrí con el trapo para lentamente quitar toda la mugre de la herida. Me acerque más a su rostro y así limpiar más cuidadosamente, manteniéndome aun en silencio y con una mirada cortante.


Off Rol:
Disculpen mi ausencia, ya estare conectada mas periodicamente u_u


My Ficha! I´m Kyouki Miwa - hablo - "pienso" narro



Yo no sufro la locura... la disfruto a cada instante!


Alguien quiere un beso (づ ̄ ³ ̄)づ (づ ̄ ³ ̄)づ (づ ̄ ³ ̄)づ
kyousha
Mensajes : 72

Fecha de inscripción : 11/02/2015

avatar
Usuario

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Anaid Akami el Lun Mar 09, 2015 5:22 am
En lugar de contestarme, me miro fijo y seriamente a los ojos. Por lo que una respuesta era innecesaria. ¡Me veía espantosa! Estaba mojada, sucia, sangrando y, seguramente, con el ojo hinchado. No pude resistirlo más y lagrimas comenzaron a salir de mis ojos. No intenté limpiar mis ojos ni parpadeé, simplemente me quedé quieta, mirándola a sus ojos, buscando en ellos algo que me distraiga de mis revoloteados sentimientos.

Y funcionó, había algo en sus lindos ojos que me distrajo, aunque no frenó mis lágrimas. No estoy segura de que es, pero puede que sea la indiferencia con la que me miraba. No estaba acostumbrada a esa mirada… siempre me miraban con cierta admiración, debido a la belleza que me convencieron que tenía, de tanto que me lo repitieron. “Debo respirar hondo y dejar de mostrarme tan débil ante ella…” Y así lo hice, luego de unas cuantas exhalaciones, ya no estaba llorando.

Miré como acomodaba el trapo en su mano y este simple movimiento de mis ojos, bastó para que me muerda el labio, intentando suprimir la punzada de dolor que sentí en mi ojo izquierdo. Debió de darse cuenta, porque enseguida nieve comenzó a brotar de su mano. Estuve muy sorprendida y abrí ligeramente mi boca en muestra de ello.

- No estoy asustada, solo sorprendida. Es muy hermoso.- Susurré la última frase, diciéndolo más para mi, que para ella. Lentamente llevó su mano hacia mi ojo, y cuando llegó sentí el frío de la nieve, acompañado del ardor que causaba sobre mi herida. Volví a morder mi labio, ahogando un gemido de protesta.

- ¡No puedo creer que duela tanto cuando hace un rato ni me acordaba que estaba!- Mi vos sonaba algo aguda, ya que realmente ardía mucho. De a poco ya no sentía tanto el frío ni el ardor, por lo que pude relajar mis músculos, que se encontraban tensos. Aunque no lo noté hasta el momento en se aflojaron.

- Disculpe mi curiosidad, señorita Eli.- Ahora que el dolor había disminuido y estaba más concentrada, podía comportarme como la señorita que era.- Pero no entiendo cómo es que puede sacar nieve de sus manos. Y le ruego también disculpe mi ignorancia.- Mi falta de interés por el estudio se hizo presente en ese momento y, luego de reprocharme mentalmente por eso, me prometí que no volvería a rechazar el conocimiento de cosas que podrían resultarme útiles.

Mientras esperaba una respuesta, que tal vez nunca llegue, noté como Marce se bajaba del techo de la caravana hacia donde se supone que estaba mi hermana, aseándose. Intenté restarle importancia, pero me fue difícil, por no decir imposible. Desde mi lugar no podía verlas y me mataba la intriga de qué es lo que hacia la dragonante ahí. Me maldije una i otra vez, lamentando el hecho de, por estar herida, no poder ayudar a mi hermana a quitarse los restos del imbécil de mi padrastro.
Anaid Akami
Mensajes : 61

Fecha de inscripción : 26/01/2015

Edad : 21

avatar
Usuario

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Sun Sun el Lun Mar 09, 2015 7:16 am
Suspiré. Estaba claro que por alguna razón que no entendía intentaba sacarme de quicio casi continuamente. Como apremiandome a entrar al barril y quedándose a mirar. "Somos un chiste para la señorita". El punto es que soy demasiado orgullosa para amedrentarme por 2 frases malintencionadas. Lo de salir a cazar era interesante de todas maneras.

-Lo cierto es que no suelo tener sed de sangre... sea lo que eso signifique - con un movimiento muy limpio me quite la falda que llevaba - mi bestia suele estar en calma excepto ante el peligro como hoy - chasquee la lengua - ese hombre no se merecía nada mejor que eso, aunque hubiera preferido no ser yo su verdugo - le di la espalda mientras acomodaba mi cabello un momento - el caso es que normalmente me transformo sin peligro y si quieres salir a cazar conmigo, yo encantada, nada mejor que el bosque para mi, aunque intenta no pasarte de lista o acabaras con las marcas de mis dientes en tu cuerpo...

Visto que no se marcharía solté la mano que cubría mis pechos y los deje reposar en el aire de la mañana. Miré a la dragonante arqueando una ceja - que disfrutes del espectáculo - repose mis manos en el borde del barril y de un salto limpio acabe dentro sin desperdiciar nada del contenido, el agua fue un bálsamo y cuando salí de bajo, mi cabello estaba limpio y mi cuerpo desprendía toda esa inmundicia - oh diablos - dije al notar que no traía el trapo conmigo, miré a Marceline - ya que te has quedado sirve de algo - y le señale con la mirada hacia el sitio donde estaba.



Casada con REIVY:

Sun Sun
Mensajes : 2560

Fecha de inscripción : 05/01/2015

Edad : 36

Localización : En mi hogar, por fin... <3

avatar
Consejo

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Marceline el Lun Mar 09, 2015 12:03 pm
Mire silenciosamente como la rubia se desnudaba, piel fina y sin cicatrices, piernas contorneadas y definidas, pose recta y orgullosa, curvas estilizadas... Aprobada ]:) seguro que eres una señorita refinada y orgullosa pero acabaras cayendo ante mis encantos, ya lo veras. Estaba perpleja no esperaba que realmente me dejara quedarme, esta chica era toda una caja de sorpresas. Estaba más atenta a su cuerpo que a la conversación apenas llegaban los fragmentos más importantes a mi cabeza.

-Si no hubieras estado allí abría muerto igualmente, ese cabrón estaba amenazando con llevar a pique la empresa de tu familia y alguien nos mando matarlo.- Akira salió de debajo del agua y yo salte al suelo continuado la conversación.- No te puedo decir si abríamos llegado a tiempo de salvar a tu hermana, pero lo que si te puedo decir es que ese hombre habría tenido una muerte agonizante y dolorosa.- Cogí el trapo y se lo acerque dejándolo en el borde del barril.- Vas a querer que te frote la espalda? Mira que no se me da mal pero tengo mejores cualidades.
Marceline
Mensajes : 66

Fecha de inscripción : 31/01/2015

avatar
Usuario

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por kyousha el Miér Mar 11, 2015 1:21 pm
Apenas si escucha aquella frasecita. Algo tal como para hacerme sentir algo incomoda y avergonzada, pero no tanto como para ruborizarme. "Hermoso? A caso dijo hermoso?" no sabía si sentirme alagada o desconfiar aun mas, ya que la niña era extraña.

Suspire apenas ante ella, mientras retraba apenas los esquicios de nieve que en su frente había, y limpiaba bien antes de colocar el alcohol.
La pelirroja hablaba mucho, realmente más de lo que solía aprecias pero en su situación era no solo aceptable sino que también entendible, aunque me dejaron perplejas dos cosas que dijo e incentivaron mi curiosidad.

"como es posible que no sepa que soy una yuuki ona... acaso no conocerá de las razas... y del mundo???" Me parecía imposible, hoy en día, quien no sabía de la existencia de seres como Marce y yo, como cualquier otro, éramos demasiados y todos distintos, es más ni yo me fiaba que fuese una simple humana, pero no era el caso.
"Que tan encerrada y aislada podía estar una persona?" Quizás solo exageraba y ella no sabía de mi especie no más... era todo un misterio..
"curioso.. Muy curioso..."

Me agache largando la nieve sucia al piso mientras sacudía el trapo rojo con bordes dorado, un pañuelo no muy fino pero si muy apreciado, lo limpie con algo más de nieve formada por mis palmas y, cuando ya su color volvió a ser el que acostumbraba lo volví a llevar a la herida de la niña, levantando esta ve con mi mano libre la botella de alcohol.

- Es norma, por si no lo notaste soy una… -
dicimule un clic durante un intente razonando -  A caso desconoces a las yuuki onas..? - pregunte con un énfasis mayor colocando el trapo bajo la herida - Cierra tu ojo un instante, esto posiblemente te dolerá, pero resiste... - dije levantando el alcohol por encima de su cabeza para dejar las gotas caer, el área era no solo delicada sino que sensible, y el alcohol era doloroso hasta en zonas sin nervios perceptivos. - será solo para desinfectar...

Entonces largue las primeras gotas, cuando me pause un segundo y un claro movimiento de ondas en el agua me llamo la atención. "tendré que preparar más agua para la tarde", no estaba sorprendida de aquello, pero siempre percibía mis propias ondas, Marce hacía de las suyas, por lo que prefería no opinar ni meterme.

Luego de la pausa, continúe tirando el alcohol en aquella blanca e irritada piel.


My Ficha! I´m Kyouki Miwa - hablo - "pienso" narro



Yo no sufro la locura... la disfruto a cada instante!


Alguien quiere un beso (づ ̄ ³ ̄)づ (づ ̄ ³ ̄)づ (づ ̄ ³ ̄)づ
kyousha
Mensajes : 72

Fecha de inscripción : 11/02/2015

avatar
Usuario

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Anaid Akami el Dom Mar 15, 2015 8:23 pm
Cuando volvió a hablar, la miré sorprendida de que me haya contestado. En el poco tiempo que estuve con ella me di cuenta que era una mujer de pocas palabras, por no decir ninguna.

- ¿Yuuki-qué? Debo admitir que no sé de qué me habla.- Cerré el ojo como ella me lo había pedido. Cuando las primeras gotas cayeron sentí un pequeño ardor, por suerte, no era nada comparado con lo que sentí cuando me di cuenta de mi herida. Escuché un chapuzón que venía de donde estaba mi hermana y me relajé un poco, pensando en que Marce estaba con ella sólo porque el agua era de ella, nada más. O al menos eso quería creer…

- Cuénteme sobre su esp…- Mi oración quedó en la nada cuando el ardor se volvió más fuerte. Había tirado más alcohol. Por eso fue soportable antes, no había tirado casi nada! Apreté la mandíbula, intentando no quejarme en voz alta.

Una vez desinfectada la herida, ya quedaba poco para terminar. O eso creía yo, es decir, se que había sangrado bastante, pero no podía ser tan grave, ¿no? Así que simplemente lo saqué de mi mente. Quería saber más sobre estas misteriosas Yuuki-algo, pero ahora que mi herida estaba cubierta sentí la gran necesidad de encontrar un lugar donde bañarme. También sentí varias cosas más, como sueño, repugnancia al recordar a mi asqueroso padrastro, hambre, desesperación y unas inmensas ganas de abrazar a mi hermana y llorar en su hombro agradeciéndole lo que hizo por mí. Empezaría por el baño supongo… Después de todo yo también tenía sangre. Era mucha menos que la que tenía mi hermana, pero por alguna razón el verla me daba nauseas y hacía que me tiemble el cuerpo. Aparté la mirada de mi cuerpo y respiré profundo varias veces, calmando mi temblor.

- Señorita Eli, primero que nada me gustaría agradecerle por curar mi herida, no podría haberlo hecho yo sola.- Inclino la cabeza en una pequeña reverencia.- Por otro quería preguntarle si sabe de un lugar donde pueda asearme, algo así como un lago, o un río. Lo que sea.- Mi estómago gruñó y me sonrojé.- Y-y lamento causar tanta molestia. P-pero, ¿no tendrían algo de comer? ¡Prometo que se los pagaré de alguna forma!- Mi voz sonaba baja, por la vergüenza de que mi estómago haya rugido de esa forma “¡Qué vergüenza!”


Última edición por Anaid Akami el Lun Mar 16, 2015 7:43 pm, editado 1 vez
Anaid Akami
Mensajes : 61

Fecha de inscripción : 26/01/2015

Edad : 21

avatar
Usuario

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Sun Sun el Lun Mar 16, 2015 7:07 am
"¿Cómo que alguien mando a matarlo porque llevaba a pique a nuestra a empresa?". Me quedé estupefacta. Alguien lo quería muerto por gestionar mal la empresa, por eso ellas estaban allí está noche. Sabía que su presencia no era casual. ¿Pero quién pudo mandar a matarlo por manejar mal la empresa? Es decir, solo a sus dueños les preocupa el futuro de su empresa. Padre ha muerto hace año y sé que Anaid no fue, yo aún menos porque de haberlo sabido habría reaccionado de otra forma y lo habría dejado a manos de las agresoras. "No puede ser, tiene que haber otra opción, no pudo ser ella". Había una sola oportunidad a parte de estas tres pero me parecía imposible.

El comentario sobre tallar mi espalda me distrajo un momento, estaba claro que Marceline no perdía otra oportunidad - igual en otro momento en donde no haya pedazos de vísceras humanas en ella - le contesté y luego le arrebaté el trapo - dame eso, Señorita picaflores, yo no soy como todas, ve haciéndote a la idea - moje el trapo y me fregué los hombros con fuerza, su falta de filtro para el coqueteo me enseñaba algunas cosas sobre ella - tienes el aspecto de meterte en problemas por líos de faldas ¿no? - le di otro empujón a la esponja más hacia atrás - no solo a ti, sino a tu hermana también - observe.

Pensé en como estaría Anaid y si aquella yuki-onna la estaría tratando bien. No creo que mi hermana ni siquiera sepa de la existencia de gente así. Con poderes elementales. Mi educación fue muy vasta pero a ella casi no le han enseñado nada. Me mordí el labio con preocupación deseando terminar pronto aquí para volver con ella. Esperando además no haber dejado una marca permanente y desagradable en su rostro. Me fuí frotando más la espalda usando los brazos en forma vertical por el torso mientras me hundía levemente y cuando llegue al final me quité las bragas y las coloqué sobre el borde del barril un momento. No podía dejar de darle vueltas a lo anterior así que mientras me aclaraba un poco el pelo arqueando el cuerpo hacia atrás le dije a Marceline - ¿sabes quién te contrato para matar a ese infeliz?



Casada con REIVY:

Sun Sun
Mensajes : 2560

Fecha de inscripción : 05/01/2015

Edad : 36

Localización : En mi hogar, por fin... <3

avatar
Consejo

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Marceline el Miér Mar 18, 2015 7:22 am
Habían algunas razas con extremidades que se podían etiquetar de adorables o graciosas por sus movimientos o por su apariencia, pero las mías eran todo lo contrario: Unos cuernos creados para embestir, unas alas membranosas y oscuras para no ser detectada en vuelos nocturnos y una cola huesuda y escamosa para ensartar a mis enemigos con ella.

Hubo un tiempo donde intente que mi cola fuera descontrolada como la de un Inugami pero ahora mismo estaba dando gracias a los dioses por a ver desistido de aquella idea, porque en el preciso momento en el que vi como la prenda más delicada para una mujer reposaba sobre el borde del barril mi cuerpo sintió un escalofrió que recorría toda mi espina dorsal. Gracias a los dioses por mis extremidades huesudas y mortales. Por suerte para mi mis extremidades solo actúan de manera involuntarios cuando me descontrolo en situaciones muy puntuales.

-No tengo ningún reparo con las vísceras, de hecho le da un toque más salvaje a la situación, lobita-chan.-No es que me molestar la forma en la que me había llamado la Inugami pero gracias a ello me dio pie para que la pudiera molestar con algún apodo absurdo. Solté un suspiro antes de proseguir.- Aixs si yo te contara, podría llenar libros entere contando mis hazañas y escapadas. ¿Por qué crees que vivimos en una caravana? Eli está bien, siempre me apoya y me ayuda incluso cuando no se lo pido... es una buena hermana.- Dije sonriendo mientras cruzaba los brazos y recordaba algunos momentos del pasado.- Nee-chan es una persona muy silenciosa y le cuesta mucho hablar con la gente, a veces canta delante de la hoguera cuando hace las guardias. Sé que si le pidiera que me tocara no lo aria nunca así que me conformo con es cucharla a e escondidas.- Incline la cabeza siguiendo la curva que tenia la espalda de Akira mientras se aclaraba el pelo y mi sonrisa volvió a cambiar a una picara.- No sé quien nos contrato, a nosotras solo nos llegan los informantes con la carta de las ordenes y el pago.
Marceline
Mensajes : 66

Fecha de inscripción : 31/01/2015

avatar
Usuario

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por kyousha el Vie Mar 20, 2015 4:22 pm
La niña seguía y seguía hablando, se notaba claramente que era de pagos de modales y costumbres refinadas, algo que desconocía e ignoraba pero aun así ella.. Fue lo más desconcertante, se suponía que las casas de plata estaban los mejores maestros y  más, ya los ricos padres no solo criaban a sus hijos, sino que a sus herederos...

"como no sabes de nosotros... " Eso me daba la pauta de que desconocía quizás no solo de mi sino del mundo, e incluso hasta qué punto se conocía ella misma, que tan humana era realmente... pero si ni ella se conocía seria aún más complicado averiguarlo, ero solo me genero aún más desconfianza. No sabía cuan peligrosa podría ser esta niña.

No respondí a sus palabras, a sus preguntas y me aparte con el alcohol en mano luego de limpiar su completamente su herida, tampoco se trataba de una inútil, ya no tenia sucia la herida, solo faltaba suturarla o parecido, pero no era tampoco de grabedad, quizas ella no queria una marca en el ojo despues de todo, pero ya nada se podia hacer... Hospitales y parecidos no eran una opcion, y la belleza fisica... mmm... era su problema no el mío.
Por lo pronto ya le había dicho a Marce que las acogeríamos y ayudariamos, así que no opinaria nada al respecto, estaría atenta pero no más que eso.

Me dirigí al carro, no quería ni estar cerca de la hoguera y debía guardar lo que había ocupado. Por lo que sentía, el barril seguía ocupado con el perro y me molestó. Guarde el alcohol y busque el juego de filos... "a ella no le gustara."
Gire y camine donde ella sin antes analizar, que no era solo la pelirroja la que tenia hambre...

- Marce, la cena! - dije en un grito con el rostro ya algo serio revelando mi característico poco humor mientras volvía la mirada a la pelirroja para hablarle con un tono más bajo. - Mira, no soy quien te iluminara, búscate a alguien más que te cuente la historia... - Suspire apenas girando hacia donde el agua llamaba - Te suturare la herida, luego... cuando tu hermana salga del agua, báñate ahí... te daré algo más de agua, pero no será tibia.

Marce preparaba la cena siempre, cocinaba bien, y salían platos ricos de sus manos... No me importaba comer cosas crudas, pero cocidas sabían mejor, lo malo era el precio al buen sabor, el uso del condenado fuego. No podía ser útil en ello, además ellas necesitaban del calor noches frías como esta, más luego de bañarse con deshielo.


Última edición por SataKi el Vie Mar 27, 2015 7:22 pm, editado 1 vez


My Ficha! I´m Kyouki Miwa - hablo - "pienso" narro



Yo no sufro la locura... la disfruto a cada instante!


Alguien quiere un beso (づ ̄ ³ ̄)づ (づ ̄ ³ ̄)づ (づ ̄ ³ ̄)づ
kyousha
Mensajes : 72

Fecha de inscripción : 11/02/2015

avatar
Usuario

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Anaid Akami el Dom Mar 22, 2015 2:11 am
Esto comenzaba a tornarse molesto. Ella me ignoró. Simplemente desinfectó mi herida, se levantó y se fue, sin más. ¡Sin contestar mi pregunta a pesar de que fui educada con ella! Mis orejas se posicionaron hacia atrás y el pelo de mis colas se erizó, debajo de la larga caperuza que traía puesta. Respiré hondo varias veces, siguiéndola con la mirada. No podía abrir mi ojo izquierdo porque estaba hinchado y dolía. De hecho, me dolía cualquier movimiento que mis facciones, cercanas a la herida, hicieran. Y es solo por eso que no estaba frunciendo el ceño.

La perdí de vista cuando entró al carro y dirigí mi mirada hacia el fuego. Era peligroso, y eso hacía que me parezca hermoso, pero había aprendido que por más hermoso que fuera, si juegas con fuego te quemas... Suspiré ahora más tranquila. "¿Qué será de...?" Sacudí ligeramente la cabeza, quitándome esos pensamientos. "¿En qué demonios piensas idiota? ¡Recuerda por qué estás aquí, todo lo que pasó!" Mis pensamientos se vieron interrumpidos por voz de Eli. Cuando mencionó la cena, sentí como mi estómago volvió a rugir. Pero lo que dijo después me obligó a volver a mirarla.

- ¿De qué historia hablas?- Suspiré casi bufando.- No importa, le preguntaré a mi Onee-sama. Lo que sí quiero saber es dónde está ella, es decir, sé que está detrás de la caravana. ¿Pero en qué se está bañando? ¿Tienen una ducha ahí atrás?- Le preguntaba cosas por costumbre, ya que, aunque sabía que era muy improbable que me contestara, era natural para mi el hablar. Me levanté de dónde estaba sentada, dispuesta de ir hacia donde estaba Akira. Pero no me atreví, ella se estaba bañando y no quería importunarla. Fruncí los labios, pensando en que hacer. Después de todo, la dragonante se encontraba allí. Mis orejas bajaron, por mi confusión y volví a mirar a Eli. Por ahora me quedaría ahí. Con suerte conseguiría respuestas de ella...
Anaid Akami
Mensajes : 61

Fecha de inscripción : 26/01/2015

Edad : 21

avatar
Usuario

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Sun Sun el Dom Mar 22, 2015 6:45 am
"Lobita-chan...¡LOBITA-CHAN! pero ¿quién se cree ésta?".Le habría preguntado pero no quería arruinar mi humor con una respuesta absurda. En el fondo me lo busqué con lo de Señorita Picaflores. Supongo que así será está relación, un poco busca-pleitos. Sin dudas somos polos opuestos, completamente opuestos. No tenemos prácticamente nada en común, excepto que ambas somos mujeres y posiblemente, que a ambas nos gustan las mujeres.

-Así que no sabes quien quería matar al asqueroso ese - dije sopesándolo mientras mi mano por inercia acabo bajo mi mentón en un gesto pensativo, debería hablar de esto con Anaid ni bien tuviéramos algo de privacidad, quizás podría haber oído algo que nos fuera de ayuda - sea quien sea le facilité el trabajo - dije luego notando como toda la piel de mi cuello comenzaba a erizarse por el contacto repentino con el aire, la verdad el agua estaba helada. Iba a pedirle que se marchará para poder salir y entonces oí la voz de su hermana y me pareció una excusa más concreta para conseguir intimidad - me parece que necesitan allí, y pues, seguro no es la única que tiene hambre - dije pensando que yo también comería algo - mmm además hace frío y empiezo a sentirlo recién, me gustaría salir y pues... estar sola mientras... por favor...



Casada con REIVY:

Sun Sun
Mensajes : 2560

Fecha de inscripción : 05/01/2015

Edad : 36

Localización : En mi hogar, por fin... <3

avatar
Consejo

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Marceline el Dom Mar 22, 2015 9:14 am
Mi cabeza paso de estar doblada a inclinarse hacia delante cuando escuche la voz de mi hermana, como siempre y para variar la familia tenia el don de la inoportunidad. Me separe de la caravana estirando mi cuerpo y recordando los enfados de Eli cuando aun estaba empezando a cocinar. n.nU aun recuerdo cuando la deje sin comer un día entero... me dejo la cabeza echa un cubo de hielo y tuve que raparme la cabeza de lo mal que me había quedado el pelo.

-Si... me necesitan y mas que nunca- Empece hablar con voz nerviosa y algo temblorosa.- no es bueno para mi salud hacer pasar hambre a mi hermana.- Mire un segundo mas el cuerpo de Akira grabando cada pequeño detalle en mi mente y salí corriendo- Ya voy Nee-chan!

Entre a la caravana de un brinco recogiendo todos utensilio de cocina que me cabían en las manos y salí de otro salto corriendo hacia la hoguera, los deje a un costado de la piedra donde me sentaba siempre, avive el fuego y volví a correr hacia la casa rodante. Entraba y salia como alma que llevaba el diablo, mi hermana tiene hambre y no hay que hacerla esperar... tablas, cuchillos, un caldero, hierros para dejarlo arriba del fuego, carne y verduras... Creo que ya esta todo Entre mis idas y venidas había dejado la caravana patas para arriba. Luego tendré que ordenar todo esto>.<

-One puedes llenarme la olla de agua?- Me acerque a mi hermana y a la pelirroja y deje el caldero en el suelo.- Hoy are estofado con las verduras que compramos en el mercado y el conejo que nos dio la mujer del tabernero.- Le guiñe el ojo a mi hermana pues la posadera era otra de mis conquistas, gracias a ella podíamos comer carne fresca sin tener que cazarla o comprarla.- Anaid verdad? -Dije agachándome a la altura de la kitsune.- Tu hermana ya esta terminando de asearse, si quieres cuando Eli termine de curarte puedes entrar también.- Le dedique una sonrisa placida a la muchacha y me senté en mi sitio con la tabla encima de las piernas y unas zanahorias encima de la tabla.
Marceline
Mensajes : 66

Fecha de inscripción : 31/01/2015

avatar
Usuario

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por kyousha el Vie Mar 27, 2015 7:58 pm
Guarde los filos en el Obi mientras esta comenzaba a hablar.

La prepotencia en las palabras de la pelirroja me exasperó, la chiquilla hablaba con la postura tal de un princesa malcriada, exigiendo y exigiendo, y yo mu poco soportaba a las personas así. Mi mirada no se ablando ni en lo más mínimo. Es más, si Marce no aparecía allí quizás lograba que algo de frio acalle la soberbia que sentía en sí.

Con el ceño fruncido sonreí de lado apenas dejando salir mi malestar en suspiros. Poco era la niña para que yo reaccione así. "Recuerda.. Accediste a salvarlas" pensaba mientras lleve el dedo índice y el pulgar donde as arrugas de mi piel formaban mi seño estriado "si la matas ahora no le demostraría nada a nadie, y no derramamos sangre por gusto..." comencé a caminar donde la olla, con ojos entrecerrados y la mano en el rostro.

Al llegar al lado apoye la extremidad libre y aquel aura helada volvió a recubrir mi mano helando la hoya y cargándola de copos y copos de nieve rápidamente, saque la mano y cambie de rumbo donde la histérica engreída y princesa pelirroja.

- Siéntate, te saturare el corte ¬¬ - le dije y en mi vos se notaba mi poca felicidad y amabilidad recurrente, no podría matarla pero si le causaría algo de dolor, que mejor satisfacción para mí en momentos de bronca retenida como estos.


My Ficha! I´m Kyouki Miwa - hablo - "pienso" narro



Yo no sufro la locura... la disfruto a cada instante!


Alguien quiere un beso (づ ̄ ³ ̄)づ (づ ̄ ³ ̄)づ (づ ̄ ³ ̄)づ
kyousha
Mensajes : 72

Fecha de inscripción : 11/02/2015

avatar
Usuario

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Anaid Akami el Dom Mar 29, 2015 5:29 am
La dragonante salió de detrás de la caravana y comenzó a preparar las cosas de la cena con rapidez, como si necesitara terminarlo ya. Se acercó a mi, con su gran altura, y agachó el rostro para que pueda verla sin mirar hacia arriba. Me sorprendí y sonrojé, sin entender el por qué. Intenté no demostrar mi tonta reacción, y para eso pensé en que ella acababa de estar a solas con Akira mientras se bañaba.

- Así es, me llamo Anaid. Agradezco su atención y la ayuda que nos brinda a mi Onee-sama y a mi.- Forcé una sonrisa e incliné ligeramente la cabeza en una cortés reverencia. No estaba segura de si a la dragonante le gustaban las mujeres, pero sabía que a mi hermana si y eso era suficiente para que no me agradara que estuvieran juntas con una desnuda de por medio. Si no fuera porque nos habían salvado, le hubiera gruñido en el preciso momento en el que eso pasó por mi cabeza. Luego miré por uno de los costados de Marceline como Eli llenaba la olla con sus fantásticos poderes de Yuuki-nosequé, era simplemente hermoso. Cuando volvió a acercarse a mi se notaba enfadada, a diferencia de antes que era simplemente indiferente, y pude comprobarlo por el tono de su vos. Si hubiera podido, elevaría una ceja, pero no.

- De acuerdo.- Hablé cortante. Si me enfadó que me ignorara, me enfureció que me hablara en ese tono, pero necesitaba que me curase, así que simplemente me senté, cruzando brazos y piernas, esperando que terminara de una vez con eso para poder ver a Akira y bañarme. "Por favor, que no duela demasiado." Otra preocupación que me abordaba...
Anaid Akami
Mensajes : 61

Fecha de inscripción : 26/01/2015

Edad : 21

avatar
Usuario

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Contenido patrocinado
Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.