Últimos temas
» Verdad o Mentira. ᐠ( ᐛ )ᐟ
Hoy a las 5:57 pm por Darkwriter21

» Del 1 al 10
Hoy a las 5:52 pm por Darkwriter21

» ABECEDARIO
Hoy a las 2:49 pm por fairylumina

» ¡Beso, abrazo o golpe para la amatista de arriba! ( ͡° ͜ʖ ͡°)
Hoy a las 2:38 pm por fairylumina

» Yo Nunca Nunca he.....
Hoy a las 2:32 pm por fairylumina

» ¿Cómo te sientes cuando...?
Hoy a las 2:29 pm por fairylumina

» Musica del Amor Esmeraldian@s
Hoy a las 11:18 am por Darkwriter21

» ¿Cuándo fue la última vez que....?
Ayer a las 11:59 pm por Solkei

» ^>v Juguemos a las flechitashhh xD
Ayer a las 11:56 pm por Solkei

» Palabras Encadenadas
Ayer a las 11:54 pm por Solkei

» PIRÁMIDE INVERTIDA
Ayer a las 10:04 pm por Solkei

» Concurso de Calaveritas 2018
Ayer a las 9:52 pm por Solkei

» Reporto A...
Ayer a las 9:27 pm por EmpiricalRabbit

» ¿Qué haces en este momento? 2.0
Ayer a las 6:04 pm por Delfi22

» ¿Cómo es la Amatista de arriba?
Ayer a las 1:00 pm por Delfi22

Hermanos
Directorio
Elite
Créditos
Este foro es de tematica Exclusiva ANIME YURI y LGBT. Tanto las diviciones, concepto de Hermandades, códigos y diseños gráficos pertenecen al Staff o a los usuarios. Las imágenes usadas fueron editadas por la administración, mas no creadas. SÉ ORIGINAL Y NO PLAGIES. —Skin obtenido de Captain Knows Best creado por Neeve, gracias a los aportes y tutoriales de Hardrock, Glintz y Asistencia Foroactivo.—Foros prestados por Ash, Skin editado y adaptado por Kyousha. —Base del tablón de anuncios por: Neeve de Captain Knows Best—Tabla de reglamentos, estadisticas y afiliados finales creada por Dementia. El foro lo creamos entre TODOS. Gracias por formar parte de nuestra humilde familia ♥
Mejores posteadores
Delfi22 (20112)
 
TAMIRA (14394)
 
Ymir (9320)
 
Solkei (9021)
 
niche (8932)
 
angelis63 (8675)
 
Kratos666 (7866)
 
sachiko_virtual (6833)
 
Umiko (6710)
 
jeliz (6294)
 


Speedslide 2: Detroit (futurista/deportes) (Terminada)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Mensaje por BBpeluza el Dom Abr 10, 2016 2:47 pm
¡Hola a todas y todos! Vuelvo a la carga con otra historia. Espero, de verdad, que la disfruten.

NOTA IMPORTANTE: esta historia tiene mucho paralelismo con la ya publicada de "Speedslide" que cuenta la historia de Arcángel Negro, y es muy, muy, muy recomendable haber leído ésa antes que ésta.

Nuevos personajes y algunos viejos conocidos tienen cita aquí, en este universo futurista, con un deporte inventado (o no), añadiendo un golpe aquí, carreras por allá, ¡eso es el speedslide!


Speedslide: Detroit

CAPITULO 1


La carrera está a punto de comenzar y las ansias de que empiece ya se mezclan con la adrenalina que siento por mis venas. Aquí, corremos en pistas magnéticas con potentes botas imantadas magnéticamente, y puedo asegurar que, éste es el mejor deporte del mundo. ¡Yo sé que he nacido para competir en el speedslide! ¡Lo adoro! Al igual que adoro la sensación que me invade en estos momentos: ¡Es glamour, es emoción, es speedslide! No puedo evitar dar saltitos, lo cual viene bien, necesito seguir calentando, pues se necesita estar al cien por cien en la salida. Esto es importante: Una buena salida puede darme la victoria y los siguientes segundos pueden ser decisivos, ya que es el momento de mayor fricción entre los corredores. ¡Ah! lo que no he dicho todavía es que golpear a los contrincantes está permitido. ¡Por eso es el mejor deporte del mundo mundial!

Todo es perfecto, más que perfecto…

—Eh, Detroit, ¿por qué no vuelves del barrio pestilente del que has salido?

Bueno..., era perfecto, hasta que llega ella. ¡Mierda!

—Lancey, haznos un favor a todos y desaparece; yo te lo agradeceré, ¡y el resto del mundo también!

—Uy, cómo estamos hoy, ¿eh?

—Mira quién habla —digo para mí misma.

No sé para qué viene a molestarme…, ¡ah…!, ¡Ya veo!, vale…, sale justo al lado mío. Así aparece en las proyecciones en tres dimensiones que se pueden ver encima de la pista. ¡Perfecto, más que perfecto!, Laura Lancey, mi eterno grano en el culo. A los periodistas les encanta los careos entre corredores, y por desgracia para mí, a Lancey también. Los conflictos entre corredores hacen subir la audiencia, la fama y la emoción. Esa rubia de bote, que parece dispuesta a amargarme la existencia, es conocida con el sobrenombre de "Bala de Plata", y a mí, se me conoce más como "Detroit" en lugar de Tara Winslow. Los apodos son otra parte importante del speedslide.

—Voy a barrer la pista contigo —¿ah sí? ¿En serio? No puedo evitar levantar una ceja. Lo mejor es ignorarla—. ¡Eh, tú! ¿Estás sorda?

Ojalá..., me digo a mí misma. Pero algo tengo que responder, ¿no?

—¡Hazme el favor y pasa de mí! Si eres buena, te daré una galletita al finalizar la carrera.

—¡Gitana!

¿Gitana, yo? ¿Es que todas las morenas, por ser morenas, somos automáticamente gitanas?

—¡Cerebro de mosquito! —le replico sin mirarla.

No entiendo porqué disfruta tanto metiéndose conmigo, ni que no hubiera otros corredores. Será verdad eso de que: hay días tontos y tontos dodos los días. Suspiro. Levanto la mano para saludar a Sol Negro, creo que su apodo es por el color de su piel, pero nunca le he preguntado. Es un novato que recientemente se ha incorporado de la Rookie Series.

—¡Eh! ¿Listo para la carrera?

—¡Claro que sí, hermana! —se acerca y nos chocamos las manos.

Creo que oigo zumbar al mosquito sin cerebro de Lancey, pero no me molesto en prestar atención.  

—Salgo en el tres.

—Lo sé. Yo en el siete. ¡Te estaré esperando en la meta!

Me gusta esa sonrisa tan traviesa del chaval.

—¡Jaja! ¡Qué más quisieras, Billy! —le digo.  al

—En serio Detroit, el día que no es estés en la RSS, yo ganaré todas las carreras. ¡Te lo aseguro hermana!

—¡Apuesto por eso!

Creo que él es el único, de por aquí, al que puedo considerar un amigo.

—¡Nos vemos! —exclama y se golpea el pecho en un gesto chulesco, levanta la barbilla y se va haciendo un gesto que haría un rapero en un holoclip.

La verdad es que no lo dudo, Sol Negro, o Billy, es muy joven, ni siquiera tiene barba que afeitar, así que le queda mucha carrera en la Rookies Series, y cuando ensanche y gane peso, será un gran corredor. Espero de verdad que, algún día, los dos nos encontremos en las Prime Series, con los grandes.

—¡Eh, alelada! —es Bala de Plata la que me habla. No sé qué demonios le pasa ahora...—, ¿no has escuchado el aviso? Anda que...

Cierto, han entrado todos en sus puestos menos yo. Entro, me pongo el casco y me apoyo en la barrera de luz sólida que nos impide entrar en la pista. Cada puesto tiene una y todas se “apagan” a la vez cuando dan la salida. Activo mi casco, Sólo tengo que apretar los botones que hay a cada lado del visor a la vez; de este modo se evita la activación o desactivación accidental. De repente, éste cobra vida, mostrándome la alineación, el nombre de cada uno, el tiempo que queda para que den la salida, la velocidad a la que voy, que marca cero. Todos los corredores tenemos el casco sincronizado con la Central y ésta nos remite los datos. No nos dice donde está cada uno en la pista, eso le quitaría interés y emoción, pero si pasara algo, que pusiera en peligro la integridad de la carrera, nos lo avisaría. Por ejemplo, la irrupción en la pista de cualquier objeto es avisada, en el mismo momento que lo captan los sensores que están por toda la pista y por encima de ella, mucho antes de que toque el suelo.

Salgo en el número tres y soy la que viste de rojo y blanco. Tengo pintadas de rojo las protecciones rígidas, y de un blanco muy deslucido, los acolchados. Llevo mucho tiempo con éste traje y creo que me da suerte, por eso no lo he cambiado en mucho tiempo. Bala de Plata sale en el segundo puesto, ella lleva protecciones plateadas perfectamente relucientes, como si nunca hubiera usado ese traje antes, y posiblemente, así sea. Me apuesto lo que sea que estrena uno en cada carrera. Los acolchados y decoraciones del traje son de un "terrible" rosa chicle. En el pecho izquierdo, lleva el emblema de una bala plateada enmarcada en un círculo rosa.

Cuando la veo, me recuerda a un cup cake cursi. En serio.

—¿Quieres dejar de sonreír así mientras me miras? ¡De verdad que eres grimosa!

¿Grimosa? En serio ha dicho "grimosa". ¿Realmente alguien usa esa palabra hoy día sin que le salgan ronchas?

—Lo que usted diga, señorita Cup Cake extra decorado y cursi —murmuro apretando los dientes, sin saber si me ha oído. Yo sé que debería estar concentrada y no visualizando un pastel. Sí.

Ahora me tengo que concentrar. Visualizar la carrera antes de empezar ayuda. Lancey está a mi izquierda. Tengo que prever que me embestirá nada más salir, intentará desequilibrarme o hacer que choque con otro corredor.

A mi derecha está Kraken, con los colores azul y amarillo. Un chico fuerte, que se concentra en ganar carreras más que en atizar a otros, pero no duda en quitarse de en medio a quien le moleste. Así que, eso, hay que tenerlo en cuenta.

En el cinco  y seis salen los mellizos, Jale y Joy, que van de rojo. A veces los confundo porque, tanto él como ella, llevan el mismo traje y hoy corren juntos. Son pequeños ágiles y, por ello, difíciles de alcanzar cuando se ponen delante.

El número uno es Guts, más conocido como Sargento Guts, su traje es verde oliva y lleva una estrella blanca en el casco y otra en el pecho, sin olvidar la banderita de los EEUU en el brazo.

En el siete está mi colega Billy. O sea, Sol Negro.

El puesto ocho está ocupado por Ariete, como su nombre dice, es como un ariete, embiste con fuerza, sus colores son el gris y el azul oscuro.

La de hoy es una carrera estándar, no hay normas o restricciones especiales añadidas. Y..., ¡Va a empezar! El visor muestra la cuenta atrás…

3

—Voy a barrer contigo la pista, Detroit.

2

—¡Claro...! ¡Ya quisieras tú eso, princesa rosa!

1

Estoy segura que me ha replicado algo, porque siempre tiene que tener la última palabra; pero el clamor proveniente de las gradas lo cubre todo, sólo la señal visual de las luces y la desaparición de la barrera importa.

¡Ya!

CAPITULO 2


Me lanzo hacia adelante y... ¡justo como lo había pensado!, he esquivado el codo de Lancey que, por muy poco, casi me golpea el casco. Kraken está distraído intentándose quitar de encima a los hermanos que le bloquean el paso. No veo a Billy. Guts está ganando en velocidad, ¡no puedo permitir que coja ventaja...!

¡Mierda, Lancey! Con ese empujón casi me tira. No, no, no. Me la tengo que quitar de encima porque la conozco y no me va a dejar en paz. Voy a intentar escapar de ella por el lado de Kraken, prefiero vérmelas con tres que con la mosca perrera de Lancey... ¡Ahora! me cuelo en el hueco que hay entre él y Joy, con el mismo empuje que llevo embisto a Jale haciéndome hueco. Mi hombro choca con el de Sol Negro, Billy. Eso me ha frenado el desplazamiento lateral, y eso es bueno, ahorro tiempo y energías. ¡A aquí viene! Joy me golpea desde atrás para desestabilizarme y Billy intenta adelantarme. Pero dudo que pueda porque Ariete está demasiado cerca de él y no le va a dejar esa ventaja. Estamos todos muy juntos. Estancados. Eso no es malo pero tampoco bueno, se están dedicando a ralentizarse unos a otros en vez de hacer escapadas, por lo que, el primero que consiga hacer una, ¡tendrá mucha ventaja!

¡Auch!

Joy no me deja me paz. ¡Seguro que es porque aparté a su hermano cuando acosaba a Kraken! ¡Qué rencorosa! Me sigue pegando, y no a las protecciones rígidas precisamente, y yo apenas le devuelvo o la aparato, la quiero tener cerca, controlada y cerca. Joy es una chica fuerte, pero yo lo tengo que ser más, hasta que vea la oportunidad de hacer una escapada antes de que se me adelanten. ¡Para ello tengo que estar pendiente de todos!

El indicador luminoso del visor del casco me señala el inicio de la segunda vuelta, ¡Esto es el speedslide, pura adrenalina! Y es el momento de hacer algo. Joy es más delgada y mesa menos, que tal si me la quito de encima empujándola hacia atrás para ver si... ¡Sol Negro ha caído, Ariete lo ha empujado contra el lateral de la pista, eso es caída casi seguro! ¡Ahora irá a por mí, se acerca!  Vale, cambio de planes... Porque no hay tiempo ¡Si sale bien, ya me puedo dar con un canto en los dientes...!

Golpeo con fuerza mis muñecas para encender los pequeños discos magnéticos de mis guantes a la vez. Y me dejo caer en plancha de frente contra la pista. Ariete embiste el aire y sus pies me dan en el costado pero no importa, aguanto. Y... No me lo puedo creer... Joy se ha apartado haciendo un elegante salto pero... ¡Ariete y kraken están fuera! No han arrollado a Bala de Plata por muy poco... Y..., Ahora..., me recuerdo a mí misma que los discos no están diseñados para esto... está pensado para amortiguar colisiones contra la pista, y la potencia magnética es menor, por lo que la postura no es cómoda para un levantamiento rápido... ¡Vamos, fuerza y arriba!

El público grita como loco. ¡Arriba! ¡¡Arriba!! ¡Yo sé que puedo!

¡¡Sí, sí, sí!! ¡Yeeeeeeeehaw! ¡Esto es speedslide, señores! ¡Estoy de pie! Y ahora, sólo tengo que deslizarme. Estoy libre, la colisión entre Ariete y Kraken ha descolocado a todos y yo soy la única que ha mantenido la inercia hacia adelante. ¡La única con cierta ventaja! Ahora, pasada la mitad de la segunda vuelta, haré mi escapada, con todas mis fuerzas, con las que me quedan, aprieto los dientes, los puños y... ¡Adelante!

¡¡Pero qué dem...!!

¡¿Por qué estoy en el aire?!

—¡¡Aaaaaaah!! —mi cuello..., juro que lo he escuchado crujir—. ¡Ay!

¡Duele! ¡Mierda! ¡Joder! ¡Eso duele! ¡Respira! ¡Respira! Tengo que respirar... El golpe ha sido brutal contra la pista. Creo que estoy entera..., el casco, una vez más, se ha llevado la peor parte, pero he caído de espaldas sobre mi cuello. Y..., no sé cómo ha podido pasar... ni quién lo ha hecho... Creo que me han levantado...  y he dado un par de vueltas en el aire… Pero, ¿cómo?

Ni siquiera sé si soy capaz de levantarme. Siento la pista rozando las protecciones de la espalda... y sólo sé que me duele todo. Estoy muy aturdida.

Mi visor, se acaba de activar y muestra lo que suelen mostrar las proyecciones de la pista... Veo, bien grande que estoy fuera. Fuera. Porque no me he levantado. Es hora de sacarles del error. Y empiezo a moverme, lo que hace que me duela más todo. La curva apenas me ha frenado, las paredes inclinadas están diseñadas para que también formen parte de la pista, lo que me frena es el rozamiento del traje. Intento levantarme sin éxito. Ahora sé que la carrera ha terminado para mí, y eso me duele más que la caída. De repente, siento brazos que me ayudan a levantarme. Los limpiadores de la pista han entrado por el “cuarto acceso” y me sacan. La carrera continúa y estoy…, fuera.

Me siento, en un banco.

Alguien me pregunta si estoy bien. Asiento y me quito el casco. Otros me preguntan lo mismo, les digo a todos que sí. Y me sujeto la cabeza con las manos. El dolor se va, poco a poco, no parece importante, sólo que dolerá unos días.

—¿Tara, estás bien?

¡Esta voz sí la conozco! Levanto la cabeza y aquí están esos ojos castaños y… casi… ¿maternales?, pero esa mujer no es mi madre, es mi mánager.

—Creo que sí, señora Clayton. Me he llevado un buen golpe, pero estoy bien.

—Me alegra escuchar eso... Quédate aquí, va a reconocerte un médico. Mientras, voy a hablar con los jueces, por si hay alguna posibilidad de aplicar una penalización por exceso de agresividad en la pista.

Yo asiento...  Y veo que es algo difícil. El reglamento permite el "derribo agresivo" contra el que vaya en cabeza, o sea contra el que no tenga a nadie por delante...

Una gran ovación inunda el estadio, las proyecciones holográficas ponen a Bala de Plata como la ganadora. ¡Perfecto! No es precisamente una sorpresa, ya que doy por sentado que ella es la que me ha derribado. Ahora podré ver en las proyecciones qué demonios ha pasado.

Vaya..., tras la colisión Lancey y los hermanos se compincharon contra mí, éstos la ayudaron a ganar impulso, y ella, en lugar de embestirme para derribarme, se agachó embistió mis piernas y, bueno, reconozco que es una caída espectacular. Dolorosa y espectacular. Me doy cuenta de que tenía que haber sido más precavida, menos confiada. Y entonces, sólo quizás, podría haberlo evitado. El resto de la carrera fue un intento de Guts, y de los hermanos Joy y Jale, de superar a Bala de Plata. Al final, no lo lograron. Veo las escenas de ella pasando por la meta, levantado los brazos elegantemente, haciendo con los dedos la V de victoria. Sólo la mitad de los corredores terminaron la carrera.

Veo en las proyecciones por encima de mi cabeza, las repeticiones en “tiempo bala” de los mejores movimientos y caídas, para que nadie pierda detalle. De verdad, no sé cómo sentirme…

—¡Así es el speedslide, hermana!

Me dice Billy, que acaba de sentarme a mi lado. El pobre no tiene mejor aspecto que yo.


CONTINUARÁ...

GLOSARIO:
RSS: Rockie Series, donde compiten los novatos de alto nivel que han dejado atrás los Derbys.
PSS: Prime Series, es la primera división nacional.


Última edición por BBpeluza el Miér Jul 05, 2017 7:15 pm, editado 2 veces
BBpeluza
Mensajes : 42

Fecha de inscripción : 01/11/2014

Edad : 98

Localización : España

avatar
Usuario

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por CosmaFulanita el Dom Abr 10, 2016 5:04 pm
No sé si es porque leí la historia anterior hace mucho y no me acuerdo bien de los detalles, pero acá la chica nueva parece mucho más emocionada por lo que hace y eso me gusta mucho.

Lmao, el golpe que le dio Lancey a la protagonista al final de capítulo 2 fue mortal! Me hizo reir mucho por alguna razón.

Espero los próximos capítulos!
CosmaFulanita
Mensajes : 231

Fecha de inscripción : 02/11/2014

Edad : 22

Localización : Argentina

avatar
Usuario

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por marivth el Dom Abr 10, 2016 5:24 pm
oh genial, la primera histori ame encanto muchisimo, y esta no se queda atras, ya espero el siguiente capitulo n.n



Rubí una vez, Rubí por siempre
marivth
Mensajes : 464

Fecha de inscripción : 31/10/2014

Edad : 21

Localización : en mi camita, durmiendo

avatar
Usuario

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por josshua2014 el Lun Abr 11, 2016 1:45 am
Tengo el presentimiento de que estas historia me va a encantar al igual que me paso con la primera :3
josshua2014
Mensajes : 66

Fecha de inscripción : 01/09/2015

Edad : 24

Localización : Muy cerca de ti

avatar
Usuario

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Delfi22 el Miér Abr 13, 2016 8:34 pm
Buen inicio Neutral

Así que no tardes con el siguiente capítulo...
Que estes bien...
Delfi22
Mensajes : 20112

Fecha de inscripción : 06/11/2014

Localización : En el espacio infinito

avatar
Usuario

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por invierno el Miér Abr 13, 2016 9:10 pm
se ve bien, me gusta, estoy enganchada

conti

saludos
invierno
Mensajes : 117

Fecha de inscripción : 31/10/2014

Edad : 31

Localización : en noche de luna e invierno eternal

avatar
Usuario

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por BBpeluza el Dom Abr 17, 2016 10:24 am
Un domingo más, una actualización más. Espero que siga gustando. Gracias por los comentarios, se aprecian ^^

NOTA: les recuerdo que, hay un glosario al final del último capítulo que aclara el significado de las siglas que van apareciendo en el texto.

Muchos saludos. Y ahora: la historia...



CAPITULO 3


—¡¿Y dices que no van a sancionar a esa lunática de Laura Lancey?! ¿Y si te llagas a romper el cuello, qué?

Le sonrío. Lo bueno de tener amigos es que se preocupan por ti, y Verónica es la mejor amiga que tengo.

—Bueno, no me he roto el cuello, eso es lo importante —por la cara que me pone, parece que ella no está muy de acuerdo conmigo.

Dejo mi cerveza terminada sobre la barra del bar. Es sábado, y en sábado hay que divertirse. Pero hoy no estoy para muchos trotes. Verónica, Vero, la guapísima colombiana de exuberantes curvas, pelo castaño y ojos café, fanática del estilo grunge, se ha quedado haciéndome compañía en la barra. Mientras, nuestros amigos: Ted, que es fanático del cuero y las motos; Milly, que es dueña de una tienda de mascotas electrónicas; y Bruno, que es compositor y cantautor de música new country; se divierten en la pista de baile.

—Chica, hoy no te estás divirtiendo, ¿de verdad que no prefieres irte y descansar?

—Creo que debería, hoy ha sido un día muy largo.

—Pues si me esperas un momento, voy contigo.

— Vaya, vaya. ¿Y ese interés súbito en irte tiene que ver con ese misterioso Robert del que tanto hablas? —pregunto simulando un súbito interés en su relación amorosa.

—Sí. Hoy sale tarde de trabajar y quiero darle una sorpresa.

—Ese Robert es muy afortunado —me encanta soltar frases cliché como ésta.

—¿Estás celosa? —bien, ella me sigue el juego con coquetería. Me toca.

—¿Debería estarlo? —pregunto yo, simulando estar muy interesada en su respuesta.

Lo que obtengo es una risa suave y perfecta.

—Tal vez, sí —me responde aún más coqueta.

Me muerdo el labio e intento mirarla lo más intensamente que puedo.

—Pues, tal vez lo esté —replico sin poder evitar guiñar el ojo.

—Eres...

Yo río.

—¿Irresistible? Lo sé.

Ella también ríe. ¡Adoro esto!

—¡Un caso es lo eres! ¡Y qué sería de nosotras sin estos momentos!

—¿Unas aburridas insufribles?

Verónica ríe otra vez y me contagia haciendo que me sienta mejor. La verdad es que, con frecuencia, protagonizamos escenas así, a veces con público y lo pasamos muy bien. Reconozco que si ella realmente me gustara, no lo habría dudado, habría intentado conquistarla aunque me acabara estampando la puerta en las narices. Pero eso nunca ha pasado.

—Voy a despedirme de ellos o se preocuparán, ahorita vuelvo —me dice y se aleja en dirección a la pista. Yo por mi parte, intento no fijarme tanto en la feminidad de derrocha su cuerpo al andar. Me centro en mi bebida y apuro las últimas gotas que quedan en el fundo. Me quedo pensando en lo amargas que me saben porque ya no están frías, como sabe la derrota…

—¡Eh! ¿Nos vamos? —pregunta ella, de repente.

Me sobresalto porque no esperaba que fuera tan rápido. Normalmente sus “ahorita” sin más largos.

—Nos vamos —digo y me levanto pesadamente. Me estiro con cuidado, por el cuello, y la sigo hasta la puerta donde recogemos los abrigos.

Salimos. El aire fresco golpea mi cara, y es hasta agradable. No hace tanto frío, y tampoco es tan tarde. Miro el DM de mi muñeca para ver la hora. Verónica debe sentir más el frío por la ropa que lleva y se pega a mí y se agarra de mi brazo.

En seguida deparo en el grupo que viene de frente. No sé por qué no me gusta. Creo que reconozco una voz. ¡No jodas! Mira que el maldito mundo es grande, ¿y tiene que aparecer ella?

—¡Vaya, no sabía que venía a un pub de perdedores!

—Lancey... —murmuro amargamente.

Aún me duele y no estoy por la labor de perdonarla. Me tenso y Verónica lo nota y se agarra más a mi brazo.

—Ni caso, vámonos —me susurra.

—Hay gente que no se ha enterado que la RSS es para profesionales.

Me giro. No quiero dejar pasar esto.

—Te equivocas, si en la RSS dejan entrar a gente tan poco deportiva como tú, es que no es para profesionales —le respondo con desdén.

—No, que no te enteras. No he sido yo la que ha dado con sus huesos contra la pista hoy —y decora su frase con una sonrisa de creída insoportable.

—No vas a tener la misma suerte dos veces.

—¿Ah, no? Voy a leerte el futuro: la próxima carrera la acabarás igual que ésta, en el suelo, donde deberías estar siempre.

De verdad, empiezo a estar muy harta de ella…

—Pasa de mí, Lancey. No me busques que me encuentras… —le advierto.

—¿Ahora resulta que tienes coraje? Vaya, eso es nuevo, ¿es que vas a atreverte a hacer fuera de la pista lo que no eres capaz de hacer en ella? Eres de Detroit, ¿no? No podías haber salido de un agujero peor.

¡Ya está! ¡En serio que ya no la aguanto más!

Aparto a verónica y me encaro con la estúpida de Lancey. La tomo de su cazadora por la solapa y la atraigo hacia mí con gesto amenazante. Me rodean sus amigos, quieren que la suelte, pero yo sólo quiero pegarle. Lancey forcejea y, por primera vez, le he borrado esa odiosa sonrisa. Veo el miedo en sus ojos, mientras la miro con desprecio. Apenas soy consciente de que cada vez nos rodea más gente. Me agarran por todos lados, pero no la suelto y ya tengo el puño levantado, listo para estampárselo en su bonita cara.

—¡Tara, suéltala, no hagas una estupidez delante de toda esta gente, tú no eres así! —me insiste Verónica agarrando mi brazo para que no golpee a la rubia.

Es cierto, no soy así. Habré crecido en el peor barrio del sur de Detroit, pero ya no peleo fuera de una pista de speedslide. No soy así, ¡ya no! Cómo agradezco que ella sea mi voz de la razón. Inmediatamente suelto a Lancey y sus amigos la sostienen y la alejan de mí.

—Vamos Tara —dice mi amiga tomándome de la mano, y apretándomela protectoramente—. Ella no merece la pena.

―Sí, tienes razón: no merece la pena… ―murmuro repitiendo sus palabras. Me dejo guiar fuera de ese caos, dándome cuenta, en este instante, de la cantidad de gente que había a nuestro alrededor. Si alguien ha grabado algo puede que mañana sea noticia.

―¿Estás bien?

―Sí, Vero. Es que... ―estoy tan alterada que no me salen las palabras. No puedo evitar suspirar.

―Lo sé, cariño, te saca de quicio. ¿Sabes?, esa pichurria también tiene la capacidad de sacar la bruja que llevo dentro ―ella me toma por las mejillas para que vea su mirada solemne―. Pasa de ella.

Suspiro pesadamente.

―Es lo que intento. ―respondo mirando hacía el grupo de gente donde está Laura Lancey―. Pero ella lo pone muy difícil.


CAPITULO 4

Nada más entrar en el gimnasio TeamStar, donde entreno, me encuentro con Mario que me espera para decirme que la señora Clayton quiere verme.

¡Genial! Seguro que se ha enterado de lo de ayer. Siempre se entera de todo. La reprimenda que me espera…

Subo las escaleras desanimada, me siento como la oveja que va al matadero. La dueña de los gimnasios TeamStar es una mujer dura, además de elegante, ¿o elegantemente dura?, como sea. Siempre lleva esos conjuntos que llevan las mujeres ejecutivas, falda y chaqueta. Se ve de lejos que es una mujer estricta. Intento no tocarle las narices por si acaso.

Toco la puerta y oigo desde el otro lado:

―¡Adelante!

Paso la mano por el sensor y que sea lo que Dios quiera.

―Buenos días, señora Clayton.

―Pasa y siéntate. Tengo aquí el informe médico, ―comenta palpando una de las muchas carpetas de su mesa―. Me alegra que sea bueno, pero te lo tengo que preguntar, ¿cómo estás realmente para correr?

―Estoy bastante bien, en unos días estaré mejor.

―Me alegra oír eso; nos evitamos aplazar la siguiente competición. Ya tengo bastante con prescindir de un corredor este mes... Y ahora, ¿me quieres explicar esto?

La mesa del despacho se ilumina y proyecta unos titulares de la prensa deportiva de hoy.

Prensa que ni me he molestado en mirar, pues sabía que me iba a encontrar, esta mañana ni siquiera he encendido la televisión durante el desayuno. Y ahí están las imágenes y los videos de lo ocurrido, puedo leer “Rivales dentro y fuera de las pistas”. “Detroit y Bala de Plata tienen un encontronazo en la salida de un pub”. “pelea entre rivales”.

No hay explicar, se explica solo.

―Cito literalmente: "la cosa está que arde entre las jóvenes más prometedoras de la Rookie series. Un encuentro en la puerta de una discoteca pudo acabar en agresión. La FNS estudia sancionar a Detroit y Bala de Plata por comportamiento antideportivo".

¡Oh, no!

―¿Van a sancionarme?

―No, la Federación ya me ha comunicado que no habrá sanción. Por suerte, el “incidente” no fue a más y la prensa siempre exagera todo. Mira, Tara, entiendo que haya fricción con una rival, pero una sanción no es buena; y tampoco este tipo de publicidad, porque no es la imagen que queremos proyectar. ¿Entiendes?

―Entiendo ―y entiendo que es muy serio.

―No sé qué tendrás contra esa chica pero es mejor que lo soluciones.

―Lo curioso es que no tengo algo contra ella, es más bien al revés…

—Vale. Pero no quiero más altercados así con Bala de Plata, por el momento. Ya tengo a mi corredor de la Prime sancionado precisamente por llevar la violencia fuera de la pista. ¿Entendido?

—Entendido.

—Bueno, siguiente punto: tu equipamiento: ¿has ojeado los catálogos que te envié al correo?

¡Mierda, no lo he hecho!

—Por la cara que has puesto, ya veo que no… ¿Qué voy a hacer contigo...? Hazme el favor de mirarlos, y me comunicarme una respuesta lo antes posible.

—Le tengo cariño a mi equipamiento.

―Lo sé. Pero no puedes correr siempre con las mismas protecciones, por tu seguridad. He de añadir que, las que llevas están muy bien para competir en derbis o para empezar en la Rookie Series, pero eres profesional. Para el próximo año, podrías estar en la Prime Series junto a nuestro principal corredor, Arcángel Negro, y quiero que lleves un equipamiento nuevo y mejor.

—¡¿Qué?! ¡¿Con Arcángel Negro?! —¡pero qué dice! No, no, no, no, no, tiene que ser una broma, ¿verdad? ¿Yo corriendo con Arcángel Negro el próximo año?, ¿el famoso y misterioso Arcángel Negro?

—Sí, como lo oyes. El TeamStar no tiene equipo todavía, competimos con desventaja en la Prime, y para el próximo año queremos tener uno formado y funcionando a pleno rendimiento. Somos pequeños, pero estamos creciendo. Yo apuesto por ti. ¿Qué te parece?

—¿Yo en las Prime? ¡¿En serio?!

Yo sé que la señora Clayton no es de las que gastan bromas, pero aún así, me cuesta creer lo que me está diciendo; que va a apostar por mí para las carreras de ascenso y eso es mucho, mucho dinero. ¡Guau!

—Si todo sale bien, si das la talla y no te metes en líos, ascenderás de clasificación. Por todo eso, tienes que renovar tu look, así como los colores que quieres llevar y que te identificarán de ahora en adelante. Por eso, quiero que te comprometas muy seriamente. Tara, tienes talento; no lo eches todo a perder porque te provoquen. Cuando te pones el traje te conviertes en un símbolo, en una heroína para las niñas y niños, en un ejemplo para los jóvenes y en la admiración de los mayores. Recuerda cómo empezaste, lo que significa para ti el speedslide y en lo que te has convertido ahora.

Tiene razón. He llegado hasta aquí con esfuerzo, dejando todo un pasado atrás y me he encumbrado como atleta haciendo lo que me apasiona. Ella ha apostado por mí. Y no sólo ella arriesga con esto, es mi sueño el que se puede ir al garete, tengo mucho que perder. Lo entiendo bien.

—Señora Clayton, espero no defraudarla.

—Yo también lo espero Tara. ¿Alguna pregunta?

—¿Realmente, voy a correr con Arcángel?

—Sí, si logras llegar al nivel que exige la Prime.

—¡Gracias, señora Clayton!

—Bien. Si ya está todo claro, puedes irte a casa. Ni se te ocurra entrenar hoy. Vienes mañana y te presentas a Mario; él te dirá qué ejercicios te recomienda.

—¡Sí, señora Clayton!

—Y una última cosa antes de irte, llámame Maggie. Vamos atrabajar más cerca a partir de ahora, supervisaré personalmente el trabajo diario que hagas. Que me llames tantas veces "señora Clayton" es exasperante. ¿Queda claro?

—Sí, seño…, esto, ¡Maggie!

—Ya eres libre de irte —con esas palabras me levanto y me dirijo a la puerta, ansiosa por irme y disfrutar de mi día libre.

—Procura descansar: te quiero aquí mañana al cien por cien —es lo último que oigo antes de salir de la oficina.

La verdad, me siento como en una nube ¡¡voy a correr con Arcángel Negro!! ¡yuuuuuuuuju! No es que esté contenta, es que estoy que exploto, o sea, que podría explotar y extender felicidad por el planeta entero. Desde que entré en el TeamStar, que tengo un digiposter de él en la puerta de mi cuarto. No voy a negar que sea mi ídolo, que es un ejemplo a seguir para mí. Es un corredor serio, discreto, no se mete en líos, bueno, salvo por lo que pasó la semana pasada, que agredió a Viktor al final de una carrera, ¡pero es que yo habría hecho exactamente lo mismo!, y por eso le ha caído una sanción y va a estar más de un mes sin tocar las pistas. Lo que hace que realmente lo hace muy popular es que su identidad sea un misterio. Yo creo que los únicos que saben quién está detrás de ese casco oscuro son Maggie Clayton y la FNS. De modo que podría ser cualquiera. La pregunta que siempre me he hecho es si está aquí, en el mismo gimnasio que yo. Pero siempre lo descarto porque no hay muchos que encajen con su complexión o forma física.

Bajo las escaleras despacio mientras observo a los que están entrenando. Destaca Mario que es el preparador personal y mi entrenador, pero tiene los hombros demasiado anchos para ser él. Varios corren en las cintas RV, ninguno de ellos tiene estilo en sus movimientos, otros son muy gordos o muy musculosos y tres cuartos de lo mismo con los que están en las pesas y las máquinas. Me apuesto a que entrena en el gimnasio del centro, que es más nuevo, grande y lujoso que éste. Suspiro. Es una pena que no esté la rubia de cuerpo espectacular que me alegra la vista casi todos los días a esta hora. Creo que no está viniendo últimamente. Una pena, espero que haya más suerte mañana.

CONTINUARÁ...


GLOSARIO:
DM: Dispositivo Multimedia.
FNS: Federación Nacional de Speedslide
PSS: Prime Series, es la primera división nacional.
RSS: Rockie Series, donde compiten los novatos de alto nivel que han dejado atrás los Derbys.
RV: Realidad virtual.
BBpeluza
Mensajes : 42

Fecha de inscripción : 01/11/2014

Edad : 98

Localización : España

avatar
Usuario

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Delfi22 el Dom Abr 17, 2016 4:26 pm
Venga Vero!!!..hubieras dejado que la golpeara, que Lancey bien se lo merecía.....Ya me intriga saber lo que Laura piensa sobre Tara..Bien a la espera del siguiente.Que estés bien...
Delfi22
Mensajes : 20112

Fecha de inscripción : 06/11/2014

Localización : En el espacio infinito

avatar
Usuario

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por BBpeluza el Dom Abr 24, 2016 5:59 pm
Llega una actualización pequeñita, pero pronto, muy pronto, habrá más.

¡Muchos saludos!


CAPITULO 5


Han pasado semanas desde la reunión con la señora Clayton en su despacho. Se me sigue haciendo raro llamarla por el nombre de pila. Bueno, han sido unas semanas tranquilas a dos carreras por semana, son cuatro carreras tranquilas. Pero hoy, Lancey, coincide conmigo. Y lo peor, que viene hacia aquí. Tengo que ignorarla.

—¡Eh, alelada, no mires tanto tu casco. Si quieres limpiar algo, podrías empezar por mis botas!

Tara, respira. Tara, respira y ponte el casco. Déjalo pasar... La ignoro. Me aparto, aún faltan algunos minutos para que la carrera empiece. Los corredores se van situando en sus puestos.

Veo a mi mánager detrás de las vallas, está hablando con los periodistas. Creo que esa mujer tiene un gran don de gentes. ¿Eh? Alguien me palpa la espalda. Me giro y es Jale.  

—¡Eh! ¿Sin rencores? —dice tendiéndome la mano. ¿Por haber ayudado a Bala de Plata a derribarme? No sé, me parece sincera. Me vale. Se la tomo y se la estrecho.

—Sin rencores —le aseguro.

—Ten cuidado, va a por todas. Suerte esta vez —me dice señalando con el pulgar hacia atrás, donde está mi enemiga declarada.

—Suerte también para ti, nos vemos en la pista.

Jale se aleja y ahora se aproxima Corredor Amarillo, Jordan Tsui, un chico de pelo negro y rasgos orientales… ¿Qué pasa hoy?

—Hey Detroit, cada vez escucho mejores cosas de ti. ¿Vas a las Prime este año?

¿Es que ya se han filtrado los rumores a la prensa? ¡Qué rápido!

—Sí, Tsui, voy a ir.

—¡Pues nos vemos en las carreras de ascenso!

¿Él también? Apuesto que Bala de Plata también se apuntará. Tiene nivel y..., habado del Diablo..., aquí llega.

—¿Lista para que te patee el culo?

¡Sabe entrar a saco con las frases, lo reconozco!

—Ahorra energías, las necesitarás en la pista.

Me zafo de ella y me voy a mi puesto, el número cinco. Desgraciadamente, ella no renuncia a seguirme.

—Recuerda: hoy vuelves a caer.

Me doy la vuelta ya enfadada. No voy a aguantar las tonterías de una pija que viste de rosa-chicle.

—Mira, Lancey, si quieres pelea la tendrás en la pista y sólo en la pista. Lo que me digas me va a dar igual, porque para mí eres una gran "nadie" ¿entiendes?: nadie. ¡Y hazme el favor de dejarme en paz!

No sé qué expresión tiene porque lleva el casco puesto. Pero apuesto que lo que le he dicho le ha entrado por un oído y le ha salido por el otro. He llegado a mi sitio y ella no me ha replicado o seguido. Todo un logro.

Vaya, apenas me ha dado tiempo de estudiar bien las alineaciones, inmediatamente alzo la vista para ver las proyecciones. El argentino Mota, sale en el numero uno. Una chica de naranja, llamada Honey Bee, sale en el dos. Jale, que hoy no coincide con su hermana, sale en el tres. El Temerario sale en el 4, a ese apenas lo conozco, sé que representa a una cadena de comida mejicana. Luego voy yo. Big Gross en el sexto lugar, que es de los que hay que intentar dejar atrás porque es bastante bruto a la hora de pegar. Corredor Amarillo, Tsui, sale en el siete. Y Bala de Plata en el ocho.

Faltan segundos, y no tengo mucha idea de qué me puede deparar la salida. Tendré que improvisar mientras me alejo de Big Gross. Lo mejor es ir para adelante, a por todas, e intentar que no me derriben en la salida.

3

2

1

Y... ¡Ya!

La barra sólida desparece y yo salgo disparada, ¡Ay, Mierda! Big Gross me alcanza nada más salir con un manotazo que me hace chocar contra El Temerario, que a su vez, choca contra Jale, ¿aguatamos todos sin caer? ¡Sí, sí, aguantamos! ¡Bien! Nadie cae. Gross está por delante y va a por Tsui. El Temerario me aparta, usándome para coger impulso, y eso me rezaga, pero va a por todas contra Gross. ¿Qué hace? ¡Está loco! Ese gigante se lo sacude de encima como nada; de un solo golpe, El Temerario cae. Resoplo al pasar tan cerca de él, pienso que podría haber sido yo. Ahora, el grandullón va a por Tsui y Lancey. Y Lancey tiene una promesa que cumplir. Están en apuros y yo cada vez estoy más cerca. ¡Mierda!, ¿qué hago? ¡No tengo tiempo de pensarlo! Voy a por Gross y golpeo mi casco contra el suyo. Me apuesto a que sólo le hago cosquillas... ¡Y qué bien!, ahora va a por mí. Definitivamente, enfrentarme a él no ha sido la decisión más inteligente. Me pone su zarpa en mi hombro para mantenerme ahí y se dispone a..., ¡y lo que se me ocurre es, acercarme, recibir su golpe de cerca. Enlazo mi brazo con el que él tiene estirado para que no me mande contra la banda, porque, la pista es elíptica, en una curva es más difícil no desequilibrarse si te golpean.

¡Argggg! ¡Maldita sea, en todo el estómago!

Me habré acercado a él para acortar el recorrido de su puño, pero duele como si me hubiera golpeado una bola de demolición. Si me golpea otra vez así... ¡cómo duele! Ahí no hay protección rígida para no restar movilidad. De repente, Gross se zafa de mí ¿qué pasa? ¡Ah, ya! Son Tsu y Lancey. Honey Bee entra en escena, sus ansias de protagonismo puede que nos vengan bien. Ya que estamos entrando en la segunda vuelta y prefiero el caos a una lluvia de golpes de Gross. ¡Es un “todos contra Gross”! Mota y Jale, entran por un lado y nos embisten a todos. Intentan que unos cuándos caigamos aún a riesgo de caer ellos. ¡Pero nadie cae! En el tramo recto, Mota y Jale me presionan contra el muro. El casco para un golpe del codo de Mota y yo golpeo a Jale en los acolchados de los costados. ¡La cosa está que arde! Y creo que es un buen momento de hacer una escapada. Uso a mis rivales para adelantar, cosa fácil teniendo a uno a cada lado, sólo tengo que apoyar mis manos en ellos e impulsarme, y eso, está permitido en el reglamento.

—¡Adiós chicos! —murmuro para mí. Estoy exultante.

Y mi exultación dura sólo su segundo, al aparecer, Lancey, también ha conseguido hacer una escapada. Miro para atrás y veo que la ventaja es corta pero es ventaja, nos embestimos la una a la otra, no voy a dejarla ganar y ella no va a dejarme ganar. Empujo más y ella hace lo mismo. Es un duelo. La aparto con el brazo, ella me golpea, y yo a ella. Luchamos, forcejeamos por la primera posición. ¡Es la última vuelta, es un todo o nada! ¡Sólo una de las dos llegará primera y seré yo! Nos empujamos, ¡Mierda, si intento superarla me iguala! ¡Es realmente fuerte y ágil! Sé que está cansada, yo también lo estoy, tengo que aguantar más que ella. Intento ir más rápido, imprimir más fuerza, ¡pero no la dejo atrás! ¡Me lo está poniendo realmente difícil! Me empuja y yo aguanto. Golpeo fuertemente su casco cuando lo tengo al alcance de mi puño, con la intención de obligarla a recular, no recula ni un milímetro,  y responde con su codo, me toma por sorpresa e impacta en mi casco y… ¿Cristales? ¡Mi cara duele! ¿Qué pasa? ¡Casco roto! ¡Estoy ciega y duele…! ¡No, no, no, no! ¡Tengo que parar, tengo que parar!¡Calma, calma... a la mierda la calma! ¡Quiero parar ya! Pies de lado para frenar, frenar..., ¡Argggggggg! ¿He chocado? ¿Contra qué? ¿Contra alguien? Sólo sé que estoy en el suelo de la pista. Tengo que sujetar el casco para que no se mueva. Mis ojos… ¡Noto sangre y mucha! Es un hormigueo incesante que me baña toda la cara..., ¡Duele! ¡Quiero llorar! ¡Y siento cada vez más dolor! Me aferro más fuertemente el casco para que se mueva lo menos posible. Quiero que el dolor pare, que me saquen de aquí; necesito urgentemente un médico… ¡No, no, no, no! ¡Estoy…, estoy hiperventilando y creo voy a desmayarme! ¡Voy a…!

CONTINUARÁ...
BBpeluza
Mensajes : 42

Fecha de inscripción : 01/11/2014

Edad : 98

Localización : España

avatar
Usuario

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Delfi22 el Miér Abr 27, 2016 12:25 pm
Porque!!!!!!...Lo dejas en lo más emocionante mujer?
Oh!dios!...Se va hacer larga la espera,Lancey que hiciste?
Nos vemos y que estés bien..
Delfi22
Mensajes : 20112

Fecha de inscripción : 06/11/2014

Localización : En el espacio infinito

avatar
Usuario

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por BBpeluza el Lun Mayo 02, 2016 8:11 pm
Hola, aquí llega un capítulo nuevo. ¡Espero que siga gustando y muchos saludos a mis lectoras!


CAPITULO 6


El casco está ahí sobre la mesilla, es el recuerdo de mi irresponsabilidad. Mi manager tenía razón, como de costumbre; tenía que haber renovado todo el equipamiento antes y no haberlo dejado pasar. Tenía que haber prestado especial atención al casco que, aunque es lo más nuevo de todo mi equipamiento, ha recibido muchos impactos en las últimas competiciones. Eso podría haberme costado un ojo. Y esa es otra cuestión, me dijeron que había tenido mucha suerte de no perder el ojo izquierdo. A cambio, me dicen que luciré unas preciosas cicatrices, al menos hasta que las pueda borrar. Parece ser que, los cirujanos estuvieron un buen rato sacando cristales y pegando la piel. Cuando te lo cuentan así, te das cuenta de lo poco que ha faltado. Por suerte estoy bien, pero mi estómago no está por la labor de aceptar comida por culpa de la medicación. Si no fuera por las constantes visitas de Maggie y Verónica, estaría muy aburrida.

—¿Tara, me estás escuchando?

¿Eh?, pues no...

—Lo siento, Vero. Es que estaba pensando.

—Deja de darle vueltas a todo. ¿De verdad que no quieres que lo tiren a la basura?

—¡No! —me exclamo—. Es mi casco de la suerte ¿recuerdas?

Me encanta cuando pone los ojos en blanco porque he dicho alguna barbaridad.

—Vale, lo que tú digas... Voy a tener que hablar seriamente con los médicos, creo que han metido algo raro en tu medicación.

Je, je, je, ¡qué graciosa! Verónica es una muchacha muy divertida, pero reírme ahora mismo no le conviene a mi cara. Tengo la mitad vendada y sólo un ojo sano.

Tocan a la puerta. Apuesto que es Maggie otra vez, me da pena que se preocupe tanto.

—¡Adelante!

¡Un punto para mí! Es ella. Cuando te aburres, acertar quien toca a tu puerta puede resultar entretenido.

—¿Cómo va chicas? —pregunta desde la puerta.

—Bien, señora Clayton —responde mi amiga.

—¿Cuándo podré irme? ¿Qué han dicho algo los médicos? —estoy impaciente de saber si ya me puedo ir de aquí.

—Mañana. A petición mía, te quedas hasta mañana. Yo correré con todos los gastos… —sentencia ella robándome toda esperanza y entrando finalmente en la habitación—. Por cierto, tienes visita. Pasa.

—¿Lancey? —¡¿pero, qué hace ella aquí?!

—¡¿Qué hace ella aquí?! —oigo que exclama mi amiga.

¡Eso, eso!

—Calma, señorita Gómez. Ha venido a hablar con Tara.

De repente, me cuesta creer lo que oigo.

—Pues que hable ya y se largue. No es bienvenida —insiste Verónica.

¡Eso, eso!

—Señorita Gómez, me va a acompañar a tomar un café, para que puedan hablar tranquilas.

¿Cómo? ¿De verdad que pretende dejarme a solas con ella? No tengo ganas de que me esa rubia pija me insulte hasta en el hospital.

—¿Qué? ¿Dejarla a solas con ella y que remate el trabajo que empezó?

Me ha hecho gracia ese comentario de Verónica.

—Venga, vamos —le insiste Maggie a mi mejor amiga para sacarla de la habitación.

—¡Eh! ¿Y mi opinión no cuenta? —protesto. Mientras veo atónica que Maggie hace salir a Vero de la habitación.

—Cuenta. Pero no pasa nada por hablar un rato.

—Ya... —¡Protesto, Señoría! ¿En serio se van y me dejan sola? De repente, veo esperanzada como mi amiga se gira…

—¡Tú, rubita de bote! ¡Si le haces algo a Tara, te rompo las piernas!

—Vale —responde precaución Lancey.

—¡Te estaré vigilando! —grita ella mientras Maggie la empuja para afuera.

Y la puerta se cierra. ¡Nooooooooooooo!

—Nunca te tomes a la ligera la amenaza de una colombiana —le advierto, porque es verdad.

—Lo tendré muy en cuenta —replica Lancey sin dejar de mirar la puerta.

Se me hace raro que esté aquí y más raro aún que no haya dicho algo desagradable. Es especialista eligiendo la frase prefecta, y los segundos pasan…

—Tu novia tiene un carácter fuerte —comenta mirándome al fin.

¿Mi novia?

—Verónica es de armas tomar, pero no es mi novia.

—¿Qué? —pregunta extrañada. ¿Es que es dura de oído?

—Que Verónica es de armas tomar y que no es mi novia —le repito, a ver si esta vez le entra algo de lo que le digo, porque hasta ahora..., ¡nada!

—Ah... —parece que está en otra parte ¿qué demonios pasa?

—Me imagino que no vienes a rematar el trabajo. ¿Por qué has venido?

—¿Es el casco? —me pregunta señalando la mesilla que está junto a la ventana—. ¿Puedo cogerlo?, ¿verlo un momento?

—Puedes, pero con la condición de que no lo rompas más, lo quiero conservar.

Ella asiente y lo toma. Después lo levanta a la luz.

—Mi intención no era hacerte daño —comenta mientras lo examina.

—No suena muy convincente, después del derribo que me hiciste en la anterior carrera.

Baja el casco y me mira seria.

—Sí, admito que fui un poco dura. Pero en la Prime son así de duros o más. No me voy a disculpar por eso —sopeso unos segundos sus palabras…, vale, razón no le falta.

—Todavía no me has respondido a la pregunta: ¿A qué has venido?

—A decirte que siento lo ocurrido.

¿Ah, sí? Pondría los ojos en blanco si pudiera, pero llevo media cara vendada y debo gesticular lo mínimo.

—Eso podías haberlo comunicado por escrito a mi mánager, para que me lo comunicara a mí.

—Ya. Pero quería hacerlo personalmente.

—No es necesario. El casco estaba en mal estado y se rompió. Así que, podrías haberte ahorrado el viaje.

Y de paso, haberme ahorrado su visita. No puedo evitar acordarme de sus insultos, sus provocaciones, su marcaje dentro y fuera de las pistas, su fijación por mí…

—En realidad, he venido a disculparme por mi comportamiento hacia ti durante todo este tiempo.

—¿Ah, sí? —¿cómo?, ¿he oído bien?

—Sí.

—¿Y se puede saber el porqué de esa manía hacia mí? —como mínimo, podría explicarme eso, ¿no? Me la quedo mirando a ver si me dice algo, y nada—. Creo que merezco saber el motivo de tu odio hacia mí.

Me mira confusa un segundo.

—No te odio —responde.

¡Eso no te lo crees ni tú, guapa! Eso querría estarle gritando en su cara.

—¿Y entonces? —le pregunto, porque no entiendo de qué va el juego.

Va y encima me rehúye la mirada. ¡El colmo! Se queda mirando hacia la ventana. Silencio incómodo... Me estoy empezando a enfadar.

Y yo esperando. ¡Eh! Sigo esperando... De repente me mira y no sé cómo interpretar su expresión.

—Desde que te vi por primera vez, no sé qué me pasó, me gustaste y volviste mi mundo del revés. Tenía mi vida entera planificada al milímetro. O sea, vida perfecta, éxito, el novio perfecto… Y de repente, todo eso se fue al traste porque no podía sacarte de mi cabeza, ¿sabes? Y pensé que, portarme como una zorra contigo, haría que todo volviera a la normalidad. Me equivoqué. Por eso he venido a explicarte esto…, y que, bueno…, no te odio —dice con voz ligeramente temblorosa y echando rápidas maridas hacia la puerta, como si quisiera salir corriendo de aquí—. Te aseguro que no es fácil..., nada fácil, decirte todo esto a la cara. Te prometo que no volveré a molestarte.

Estoy con la boca abierta. Es broma, ¿no? Porque tiene que serlo… Lo siento, no puedo evitar mirarla con sospecha. Pero cuanto más la miro, más noto lo nerviosa que está, como le tiembla el pulso y se hace más notorio cuando se pasa la mano por el pelo para echárselo para atrás. ¿Está a punto de echarse a llorar?

—Es mejor que me vaya…

Espera, ¿se va? ¡Espera!

—¡Espera! —me apresuro a gritar y ella se para frente a la puerta. Necesito estar segura de haber entendido bien, ¡porque no consigo salir de mi estupefacción!—. ¿Me…, me estás diciendo que te gusto?

Tras escuchar mi pregunta me mira con cautela y como que no sabe qué hacer con sus manos. Sonríe brevemente antes de responderme.

—Bueno…, o sea…, sí.

—Ah... —su respuesta me hace fruncir el ceño y de repente el dolor me recuerda que no debo hacer ese gesto. Sus palabras me parecen tan increíbles, pero tan increíbles. En cambio, esos ojos azules que me miran parecen sinceros. Toda ella parece estar suplicando por irse ya.

—¡Adiós!

—¡Espera! —exclamo yo.

—¿Qué? —me pregunta con voz ahogada.

¡No sé, Esto es de locos! ¿No? Viene, me dice un montón de cosas que me parecen difíciles de creer viniendo de ella y pretende irse sin más. Ni yo sé exactamente por qué la he detenido, sólo sé que no quiero que se vaya sin antes hablar con ella.

—¿Podrías quedarte un rato?

Me mira sorprendida.

—¿Por qué?

¡No lo sé! Yo también estoy sorprendida de que no quiera que se vaya. Tengo el pulso a mil y confieso que siento curiosidad por ella, ¡pero no pienso revelar esa verdad!

—No hay mucho que hacer aquí y, ya que estamos en paz, podríamos charlar.

—¿Sobre qué? —me cuestiona.

¿Sobre qué? Yo suspiro. ¿En serio tengo que explicarle lo que tenemos en común? ¿Lo que tenemos en común todos los corredores? Carreras, corredores, el acceso a la Prime, ¡y mucho más!

—Sobre speedslide.

Mientras ella se lo piensa, yo no puedo evitar contener el aire. ¿Se va, se queda? Finalmente se decide, respiro aliviada y sonrío cuando se sienta en la silla que está junto a mi cama.

CONTINUARÁ…
BBpeluza
Mensajes : 42

Fecha de inscripción : 01/11/2014

Edad : 98

Localización : España

avatar
Usuario

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Delfi22 el Lun Mayo 02, 2016 9:33 pm
Oh!!!...que bien por algo se empieza...jajajaja..

Cuando Vero se entere no le va a caer en gracia.Esto se esta poniendo mejor...Bien a la espera del siguiente..Que estés bien...
Delfi22
Mensajes : 20112

Fecha de inscripción : 06/11/2014

Localización : En el espacio infinito

avatar
Usuario

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por josshua2014 el Jue Mayo 05, 2016 3:11 pm
Jajajajajaja que declaracion xD Me encanta esta historia quiero maaaaaas xD
josshua2014
Mensajes : 66

Fecha de inscripción : 01/09/2015

Edad : 24

Localización : Muy cerca de ti

avatar
Usuario

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por BBpeluza el Sáb Mayo 07, 2016 6:13 pm
¡¡Atención!!: Hemos llegado al capítulo que pone fin a esta pequeña historia. ¡Gracias a todas y todos los que han llegado hasta aquí y han leído hasta el final! No descarto hacer alguna historia más del universo de Speedslide, pero tengo varios proyectos en desarrollo, algunos de ellos muy grandes y ambiciosos. Espero publicar relatos diferentes y variados en el futuro.

NOTA: Les recuerdo que, hay un glosario al final del capítulo que aclara el significado de las siglas que van apareciendo en el texto.

¡Gracias por leer!

CAPITULO 7

¿Cuánto tiempo ha pasado ya?, unas tres semanas desde que salí del hospital. Cómo pasa el tiempo… ¡y cómo cambian las cosas! Porque, Jamás, nunca, en mi vida, hubiera creído posible que tendría aquí, en mi propia casa y sentada en mi sillón a la mismísima Laura Lancey, Alias “Bala de Plata”. Eso, no lo hubiera creído posible ni en sueños. Pero ahí está, sentada en mi sillón, mirando fijamente su DM con el ceño fruncido..., me estoy preguntando que, ¿qué le pasa?

Me acerco a ella y dejo las bebidas en la mesa y me siento a su lado.

—¿Qué pasa?

—Es tu amiga Verónica.

No sé porqué no me extraña.

—¿Y qué te dice esta vez?

—Que me vigila —anuncia Lancey apartando la vista del mensaje.

Y me da la risa floja al ver su casa. Laura me mira mal, sí, pero es que encuentro la situación realmente curiosa. Verónica haciéndole marcaje, ¡debería ser ella la corredora de speedslide y no yo!

—¡No tiene gracia!

—Lo sé —replico, intentando ponerme seria—. ¡Pero te lo buscaste!

Ella asiente.

—Vale, sí. Pero no tiene que recordármelo a cada segundo.

—Es el precio que aceptaste pagar —comento y cambio rápidamente de tema—. ¿Falta mucho?

—No, ¿y la pizza?

—En el hidratador, está casi —y suena el "cling" en la cocina—. ¿Ves?, como decía. Voy por ella.

—¡Faltan 50 segundos! —Oigo desde la cocina. ¡El programa va a empezar ya!

Llego al salón a velocidad speedslide. Dejo la bandeja sobre la mesa y me dejo caer en el sillón.

—¿Me he perdido algo?

—No, aún quedan 30 segundos. ¿Tú no deberías estar allí, en la rueda de prensa?

—No, no soy parte del equipo de la PSS y creo que va de eso. La verdad es que últimamente he escuchado todo tipo de rumores.

—¿No tienes idea de qué va a decir la señora Clayton hoy?

—Nada de nada. Pero sí que tiene que ser algo importante...

—¿Será que Arcángel Negro se retira?

—¡No digas eso! ¡Es el mejor corredor que tenemos y el único que lleva todo el peso del TeamStar! Eso sería como hundir el buque insignia de nuestra flota, y lo peor, ¡No podría conocerlo en persona, ni correr a su lado en las PSS!

—Pero si miramos para atrás, las usencias que ha tenido últimamente..., no ha aparecido en más de una semana. En varios meses apenas ha hecho dos carreras.

—Pero eso fue por la sanción.

—Sí, pero eso no explica la ausencia de estas semanas y ya sé que son rumores, pero no podemos descartar la posibilidad de que esté lesionado.

Admito que razón no le falta...

—Pero de eso a que se retira...

—¡Empieza ya! Sea lo que sea, saldremos de dudas ahora —comenta Lancey, yo asiento y noto como mi corazón me late rápido de la emoción, porque Las noticias sobre speedslide están empezando.

El comentarista hace tiempo con comentarios insubstanciales y en un tono que pareciera querer convencerte de comprar un purificador de aire. ¡Por fin aparece la señora Clayton, seguida de Arcángel Negro, como nos tiene acostumbrados, siempre con el casco puesto y... acompañados de...!

—¿Qué hace ahí Nuke? —pregunto sin pensar.

—¡Ni idea!

Interesante. ¿Puede ser que se una al TeamStar? ¡Eso sería bueno! ¡Es meter un tanque en el equipo! Y ya se ha visto que, él y el Arcángel, hacen buenas migas.

—Si va a unirse a tu equipo, es una buena elección.

—Sí, creo que sería un acierto —Maggie está hablando, me he perdido parte del inicio.

“TeamStar está en un buen momento, y no tenemos problemas financieros. Al contrario, diría que tenemos suficientes beneficios como para ampliar nuestro número de corredores estrella, y por eso, Robert Brandon, también conocido como Nuke, formará parte de nuestro equipo en cuanto haya firmado éste contrato.”

—¡Bien!

—¡Me alegro por ti y tu equipo! —exclama ella sincera.

—¡Gracias!

“Sí, son ciertos los rumores de la lesión de nuestro corredor principal, Arcángel Negro, en la carrera del viernes. Por suerte es una lesión leve y esperamos que en poco tiempo vuelva a escena a deleitarnos con su estilo.”

—Como sospechaba —comenta Lancey—. La última carrera le pasó una gran factura. No habría terminado esa carrera en pie sin Nuke.

—Estoy completamente de acuerdo contigo.

“¿Arcángel, son ciertos los rumores?”

Varios periodistas se han levantado con la misma pregunta, la pregunta de si Arcángel Negro tiene planeado abandonar el speedslide. Y éste se dispone a responder…

“No lo son…”

—¡Bien! Parece que todo son buenas noticias, ¿eh? No vas a estar sola en las Prime.

—Sí, y que firme un nuevo contrato es prometedor; habrá Arcángel Negro por una buena temporada.

Devolvemos nuestra atención a la pantalla y podemos ver como los dos corredores se felicitan, parecen muy amigos vistos así.

“¿Arcángel, por favor, qué es lo que cambiará con este nuevo contrato?”

Eso, eso. Que no tiene sentido tanto alboroto por una simple firma. Me quedo de piedra cuando Arcángel Negro, tras unos segundos de duda, se lleva las manos al casco.

—¡Espera! ¿Va a quitárselo? ¿Va a hacerlo de verdad?

—¡Yo diría que es eso lo que va a hacer!

Y...

"Me llamo Sarah Summers y he vestido todos estos años el traje de Arcángel Negro."

—¡¿Es ella?! ¡Es ella!

—¿La conoces? —pregunta Lancey muy extrañada y con el ceño fruncido.

—¡Sí! ¡No! ¡Sólo de vista! ¡No me lo creo! ¡Es la tía buena del gimnasio! ¡La rubia maciza que suele estar con Mario! ¡De hecho, daba por sentado que era su novia! Ahora todo encaja…

—¿Novia de Mario? Pues..., la novia de ese tal Mario creo que va a besar a esa chica. Rectifico, ¡la está besando en este momento!

¡Increible!

—¡Qué suerte tiene esa chica! ¡De haber sabido que tenía una posibilidad con ella…!

—¡Oye!, podrías tener una novia más guapa que ella: ¡O sea, yo estoy aquí y no soy tan vieja! —me dice como si le hubiera molestado mi comentario. Y lo entiendo, le gusto y no le hago el mínimo caso.

—Tú lo has dicho: "podría" —digo, sólo para molestarla.

—¿Aún no aceptas lo que sientes por mí?

—¡Qué más quisieras! —respondo divertida.

Me encanta la cara que pone cuando está contrariada.

—Para que conste: ¡beso bastante mejor que esa “rubia, fea y vieja”! —me dice ella con la intensidad del convencimiento propio.

No, no, no, no quiero hacerme con la imagen mental de ella besándome; eso es algo demasiado…, ¡No! ¡siento el calor en mis mejillas!

—¡Laura!

—¡Ajá, Por fin me llamas por ni nombre y me dejas de llamar "Lancey"! —grita emocionada ella en tono de triunfo.

—¡Laura!

—¿Qué?

—¡Comamos la pizza antes de que se enfríe!

—¡No me cambies de tema ahora! —amenaza ella levantando el dedo triunfalmente—. ¡Que lo he visto! ¡Te acabas de sonrojar!

No me queda más remedio que regalarle mi mejor sonrisa de circunstancias. Es cierto, le estoy cambiando de tema, y también es cierto que ha logrado sonrojarme. Laura Lancey es divertida y mejor persona de lo que pude suponer; conozco sus sentimientos y reconozco que me gusta la reverencia con la que ella me trata ahora. Pero antes de tomar una decisión, quiero conocerla mejor. No puedo negar que cada vez me gusta más y no sé por cuánto tiempo voy a poder aplazar el decirle que "sí".


FIN.


GLOSARIO:
DM: Dispositivo Multimedia.
PSS: Prime Series, es la primera división nacional.
BBpeluza
Mensajes : 42

Fecha de inscripción : 01/11/2014

Edad : 98

Localización : España

avatar
Usuario

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Delfi22 el Lun Mayo 09, 2016 10:45 am
Siento que esta historia tenía para dar más, pero bueno al menos las chicas quedaron en buenos términos y con un futuro juntas..Espero que estés bien y que pronto nos sorprendas con otro proyecto tuyo..Nos vemos..

Laughing Razz Idea
Delfi22
Mensajes : 20112

Fecha de inscripción : 06/11/2014

Localización : En el espacio infinito

avatar
Usuario

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por josshua2014 el Lun Mayo 09, 2016 7:33 pm
Ya termino !!!! Y sin beso T.T Igual me encanto *-*
josshua2014
Mensajes : 66

Fecha de inscripción : 01/09/2015

Edad : 24

Localización : Muy cerca de ti

avatar
Usuario

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Zueth el Mar Jul 04, 2017 11:23 pm
Me ha gustado que sea en la misma línea temporal que la anterior historia.
Aunque es una pena que no se haya visto escenas de Laura y Tara u.u
Me hubiese gustado que hubiese sido más larga, pero igual ha estado muy bien :)
Zueth
Mensajes : 632

Fecha de inscripción : 14/06/2016

Edad : 22

Localización : España

avatar
Usuario

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por BBpeluza el Miér Jul 05, 2017 7:13 pm
¡Hola a todas y todos los que han comentado! Escribo para informar que tengo en proyección una tercera parte de esta historia; en la que espero poder incluir todo aquello que me han comentado que echan en falta: historia más larga, más escenas Laura-Tara, nueva modalidad de competición por equipos, nuevos protagonismos a personajes que ya existen y un nuevo personaje, bastante especial, "Zero".

Cuando disponga de tiempo y termine una historia en la que estoy trabajando ambientada en el "far west" que tenía pensado publicar aquí, en un corto plazo de tiempo, pero que por problemas de tiempo, la he tenido que parar temporalmente (un parón que durará varias semanas). Entonces, me dedicaré de lleno a "Speedslide 3: Zero". Ahora me doy cuenta de que tenía que haberlas numerado (cosa que corregiré en breve). Pero la idea inicial era hacer una historia corta y no una saga de mini historias. Sin quererlo, esto se ha hecho más grande de lo que imaginé.

¡Gracias a todas/todos por leer!
BBpeluza
Mensajes : 42

Fecha de inscripción : 01/11/2014

Edad : 98

Localización : España

avatar
Usuario

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Contenido patrocinado
Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.