Últimos temas
» Palabras Encadenadas
Hoy a las 12:43 am por Solkei

» Confesionario Rubi
Hoy a las 12:32 am por Gatoneja Erae

» Del 1 al 10
Ayer a las 10:21 pm por Solkei

» Yo Nunca Nunca he.....
Ayer a las 10:16 pm por Solkei

» ^>v Juguemos a las flechitashhh xD
Ayer a las 10:15 pm por Solkei

» Dedica una canción
Ayer a las 8:50 pm por Darkwriter21

» Verdad o Mentira. ᐠ( ᐛ )ᐟ
Ayer a las 8:39 pm por jeliz

» Dilo con una imagen
Ayer a las 8:38 pm por EmpiricalRabbit

» ¡Beso, abrazo o golpe para la amatista de arriba! ( ͡° ͜ʖ ͡°)
Ayer a las 4:48 pm por jeliz

» Reporto A...
Ayer a las 4:44 pm por jeliz

» Si tú me dices ven...
Ayer a las 12:55 pm por Solkei

» ABECEDARIO
Ayer a las 12:50 pm por Solkei

» ¿Cuándo fue la última vez que....?
Ayer a las 12:42 pm por Solkei

» ¡Todo con sed asesina!
Ayer a las 12:40 pm por Solkei

» Réquiem alfabético
Ayer a las 12:34 pm por fairylumina

Hermanos
Directorio
Elite
Créditos
Este foro es de tematica Exclusiva ANIME YURI y LGBT. Tanto las diviciones, concepto de Hermandades, códigos y diseños gráficos pertenecen al Staff o a los usuarios. Las imágenes usadas fueron editadas por la administración, mas no creadas. SÉ ORIGINAL Y NO PLAGIES. —Skin obtenido de Captain Knows Best creado por Neeve, gracias a los aportes y tutoriales de Hardrock, Glintz y Asistencia Foroactivo.—Foros prestados por Ash, Skin editado y adaptado por Kyousha. —Base del tablón de anuncios por: Neeve de Captain Knows Best—Tabla de reglamentos, estadisticas y afiliados finales creada por Dementia. El foro lo creamos entre TODOS. Gracias por formar parte de nuestra humilde familia ♥
Mejores posteadores
Delfi22 (20193)
 
TAMIRA (14456)
 
Ymir (9320)
 
Solkei (9183)
 
niche (8932)
 
angelis63 (8675)
 
Kratos666 (7866)
 
sachiko_virtual (6833)
 
Umiko (6710)
 
jeliz (6355)
 


Tengo ganas de verte (OneShot)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Mensaje por RinaChan el Vie Oct 31, 2014 9:53 pm
- Tengo ganas de verte. Se que es muy de improviso pero en verdad quiero verte- Dijo la voz que salia del telefono.
- ah.. ahm..
- Te espero en el parque de siempre, a las 4.
- … ok- Fue todo lo que pude decir.
Nunca espere recibir esa llamada, aunque, ahora que lo pienso, siempre lo desee, Había pasado un año desde la ultima vez que escuche esa voz, en la ceremonia de graduación de la preparatoria. No éramos las mejores amigas, a decir verdad, la única razón por la que nos tratábamos era porque pertenecíamos al mismo grupo de compañeras que almorzaban juntas. No íbamos al mismo club, ni teníamos actividades juntas y fuera de la escuela no nos veíamos. Entonces porque me quiere ver? No lo entiendo, pero, por alguna razón, estaba feliz.
- El parque de siempre? Se debe referir al parque que esta en frente a la estación de tren que tomaba para ir a la escuela- Me dije a mi misma.
Ella no tomaba el tren, iba caminando ya que su casa quedaba cerca de la escuela, pero todas las mañanas me la encontraba en ese parque al bajar del tren. Supongo que le quedaba de paso. Nunca lo había pensado seriamente. Creo que nunca había pensado nada con respecto a ella seriamente… ¿ O si?
Nos conocimos en primer año de preparatoria, ya que nos toco sentarnos juntas. A diferencia mía, ella era la mejor en todo, sobresalió de inmediato. Tenía las mejores calificaciones del curso y del instituto. Era la mejor en la clase de deportes y el primer año llevó a su club de Volley a lo mas alto del campeonato estatal. También era la mas hermosa, cielos, si que era hermosa.
- ¿En que estoy pensando?- Dije, en lo que deduje fue un tono mas alto de lo que normalmente hablan las personas ya que todas las personas del vagón se giraron a mirarme. Solo atiné a cubrirme la cara con las manos para ocultar lo rojo de mi cara. Apoye mi cabeza en la ventana y volví a mis pensamientos.
Como era de esperarse, atraía a todos los chicos y chicas de la clase. Yo no era muy buena haciendo amigos, de hecho, nunca había tenido alguno. Pensaba que quizás en esta nueva etapa de mi vida eso cambiaria, y así fue. Por alguna razón, ella empezó a almorzar con un grupo de chicas que se habían acercado el primer día y nunca se separaron, al sentarme yo al lado de ella, termine siendo integrada al grupo. Pero nuestra relación nunca paso mas allá de encontrarnos camino a la escuela, sentarnos y almorzar juntas.
- ¿Porque me habrá llamado?- Me pregunte, pero esta vez las palabras se quedaron en mi boca.

Salí de la estación, cruce la calle y ya me encontraba en el punto de reunión.
- Este lugar no ha cambiado en nada. Hay chicos con el uniforme escolar, es viernes, así que deben estar felices ya que tienen la posibilidad de disfrutar todo el fin de semana con sus amigos, quisiera saber que se siente. También hay parejas caminando de la mano, que lindos se ven, aunque, no me veo en esa situación- Pensaba mientras recorría con la mirada todo el lugar, hasta que de repente siento como mi corazon casi se sale de mi cuerpo. No ha cambiado en nada. Aun viéndola de espaldas la reconozco, no se porque, quizás porque siempre la admire desde lejos. ¿La admiraba? Desde que recibi la llamada ya no sabia que pensar de aquellos tiempos.

Mientras me iba acercando, giró la cabeza y me dedico una sonrisa que casi me tumba. Era tan hermosa como siempre. Mi corazón empezó a latir aun más fuertemente.

- Nina! Que bueno que pudiste venir, pensé que te asustaría mi llamada tan repentina, o quizás que tenías otros planes ya, fue muy descortés de mi parte, perdón- Me dijo, o eso creo, me era difícil escucharla, estaba atontada.
- N.. No es nada! N.. No tenía ningún plan, y si lo hubiera tenido, lo hubiera cancelado- Respondí como pude.
- Siempre tan dulce- Dijo mientras me tomaba la mano. No pude hacer más que sonrojarme, podía sentir como mis mejillas hervían. ¿Qué me pasaba?!
- Te parece si vamos a comprar algo para tomar y vamos a mi casa? Si? Que bueno- Dijo, no recuerdo haber respondido a alguna de sus preguntas.

No pude reaccionar en todo el trayecto a su casa, me había shockeado, atontado verla después de un año. No entendía porque, si ella no había sido nadie especial en la preparatoria, bueno, si lo había sido, pero no solo para mi, sino para toda la escuela! No entendía porque me sentía así, no entendía porque me había llamado de repente, porque me tomaba la mano, porque mi corazón latía a más no poder.
- Siempre había sido tan hermosa- Pensaba mientras la admiraba con mi cara de boba.

Llegamos a su casa antes que me diera cuenta. No creo que hayamos caminado demasiado, aunque todo podía ser ya que estaba en otro mundo mientras hacíamos el recorrido. Era un departamento chico, donde, al parecer, vivía sola.
- Mari, siempre viviste aquí?- Le pregunte cuando recupere la compostura, una vez que soltó mi mano.
- Así es. Mi familia vive lejos, así que tuve que venirme sola a estudiar aquí.
- Wow, ¿En serio? Que valentía, ¿Por qué lo hiciste? No habían buenas escuelas de donde vienes?- Dije, sentándome en el sillón. Cuando me acomodé me di cuenta que en ningún momento me había invitado a sentarme y me levante de un golpe que casi provoca que la mesita que estaba en frente mío termine en la posición opuesta a la que le corresponde.
- Lo siento!- Dije gritando y sonrojada de pies a cabeza. No me había sonrojado de la vergüenza de lo que hice, sino porque Mari solo se empezó a reír, con una risita que derritió mi alma.
- Si, de hecho hay muy buenas escuelas, supongo que solo quería escapar de mi familia. Pero eso es historia para otro día ahora toma, este té es mi favorito- Me respondió cuando dejó de reírse.

Cuando decía eso note algo en su mirada que me llevo de vuelta a la preparatoria. En ese entonces siempre andaba rodeada de gente, y sonriendo, pero sus ojos reflejaban tristeza, creo que era la única que lo notaba. Siempre me pregunte porque me parecían tristes, pero nunca lo había averiguado.
- Pasa algo Nina? No te gusta el te?
- Mari, porque me llamaste? No es que me molestara ni nada, todo lo contrario, pero es que, en la preparatoria no éramos exactamente amigas, y bueno, me sorprendió que siquiera me recordaras, eso es todo.

- Eras mi mejor amiga Nina, aunque no lo supieras, gracias a ti pude sobrevivir la preparatoria.
- Eh? Pero que dices?! Si apenas hablábamos, y era solamente porque nos encontrábamos al venir a la escuela y porque nos sentábamos juntas.
- Eso no es cierto. No te diste cuenta? Este departamento queda más cerca de la escuela que el parque, de hecho, los caminos de ambos hacia la escuela no se cruzan.
- EH?!- No lo habia notado debido a las circunstancias en que me encontraba cuando me tomo de la mano en el camino.- No, no lo había notado, pero entonces, porque estabas siempre en el parque?
- Pues, por ti, quería verte todos los días, solamente a vos, estar las dos solas, aunque sea un ratito.
- COMO?!- Cada vez entendía menos, pero mi corazón cada vez latía mas rápido. -Pero, porque?! Tu tenias todos los amigos que alguien pudiera querer, ¿Por qué a mi? No soy nada en especial.
- Eso no es cierto, tú eres la única a quien consideraba amiga- Dijo, acercándose cada vez más-
- Pero entonces, ¿Por qué nunca mas me hablaste? ¿Por qué actuabas tan distante?
- No era solamente con vos. No podía evitarlo, no quería acercarme a nadie en especial- Terminó de decir cuando se sentó a mi lado.
- Yo.. yo..- Sentía como mi cabeza daba vueltas.
- Nina, Te Amo… Te Amo con todo mi corazón, siempre lo he hecho, y siempre lo haré.
- ¿Qué acaba de decir? ¿Amor?! ¿Qué está pasando?! ¿Por qué no me puedo mover? Mi corazón… mi corazón va a estallar! Estoy tan feliz, no se porque, ¿Qué me pasa? Esos ojos, esos ojos aun están tristes, pero, hay algo diferente, ¿Amor? Esos ojos expresan amor… No podía estar segura, nunca lo había sentido. Pero lo sabia de alguna manera- Tantas palabras en mi mente, mis pensamientos hacia que mi cabeza pesara mas de lo que podía soportar mi cuello.
- Nina, ¿Me amas?- Dijo, mientras se acercaba aun mas y tomaba con sus sueves manos mi mejilla y me besaba por primera vez. Que labios suaves. Recordé que una vez, mientras hacíamos un trabajo juntas, me pregunte como serian.
Esas suaves y delicadas manos recorrieron mi cara y mis brazos, y las mías las siguieron lealmente, sabían como moverse sin la necesidad de que mi mente les dijera que hacer. Ya no podía razonar nada, no podía pensar, no había lugar para pensamientos, solo sentimientos, unos sentimientos que empezaban a salir de algún lugar cercano a mi corazón, donde suponía debía estar mi alma por como se sentía, y que por culpa de tanto encierro, salieron como cuando se rompe un caño de alta presión, si, así como se lo imaginan. Sus manos pronto descubrieron mi pecho, mi panza y así, todo mi cuerpo.
- Mari, siempre te había amado sin saberlo. Me hubiera gustado saberlo antes- Era lo único que había en mi mente, pero de mi boca solo pudo salir un –Te… Te Amo- Me miró a los ojos, o mejor dicho, a mi alma, la cual inmediatamente reconoció a la suya y me besó, un beso con todo el amor que me tenia, y yo le correspondí del mismo modo. Nos entregamos una a la otra toda la noche hasta caer rendidas, abrazándonos, nuestros corazones lo mas cerca que podían estar.

Cuando desperté ya era mediodía, busque mis lentes, sin los cuales poco podía ver. Cuando por fin los encontré mire a mí alrededor. El mundo parecía más grande y brillante que antes. Me sentía completamente feliz, aunque duró poco. Ese sentimiento nunca lo voy a olvidar, como tu sonrisa. Mari no estaba por ningún lado.


Me desesperé, la busqué por todo el departamento pero no había señales de ella.
-¿Donde se habría metido? quizás se fue a comprar algo para comer, si… eso debe ser- Me decía a mi misma, queriendo creer mis propias palabras.
Me recosté, cerré los ojos y recordé todo lo que había pasado el día anterior, pero no podía sonreír, sentía que algo no estaba bien. Cuando el sol se empezó a ocultar mi desesperación alcanzo un nuevo nivel, Salí a buscarla a la calle pero tampoco encontré señales de ella. Entonces se me ocurrió preguntarle al guardia del edificio. Me dijo que la había visto salir a eso de las 8 de la mañana, eso era raro, fue la hora en que nos quedamos dormidas, ¿O fui solo yo quien se durmió? El guardia también me entrego un sobre que le había dado Mari para mi.
Corrí al departamento y abrí el sobre como un lobo destroza a su presa. Al leer que decía mis piernas cedieron y caí al suelo, mi cuerpo no tenia mas fuerza, mi voluntad se había esfumado, al igual que mi alma, la cual le había entregado a Mari y se había ido, junto con ella. Pase toda la noche llorando como nunca lo había hecho.
Todo lo que la carta decía era: Gracias amor.

Un mes después vi en el periódico que Mari se había casado con algún político importante, o alguien de la realeza, la verdad no se. Mi corazón quedó destrozado. Nunca pude recuperarme. Deje mi empleo y me mude a un pueblito lejos de donde había visto mi alma por última vez. Allí conseguí un trabajo como florista, algo tranquilo. Necesitaba esa tranquilidad alrededor ya que mi corazón carecía de ella. Eventualmente volví a tener citas. Tanto con hombres como con mujeres, pero nunca encontré a alguien especial. Nadie ni nada de lo que encontraba me hacia feliz.

Así cumplí 30 años. Mari era un recuerdo lejano en mi mente, pero mi corazón se detuvo en aquel viernes. Iba caminando de vuelta a mi casa del trabajo, cuando decidí cambiar de ruta, e ir por el costado del lago. Sentía ganas de ver el atardecer en ese lugar. -Hermoso, ¿cómo es que nunca lo había visto? Llevo 20 años viviendo aquí- Las palabras salieron solas de mi boca, tenia tendencia a decir lo que pensaba, y mas de un problema me había traído, pero ahora no había nadie alrededor.
Estaba llegando a mi casa cuando mi corazón dio un salto y mi cuerpo se paralizó. Allí estaba, igual de hermosa que siempre, Mari, mi Mari. No lo podía creer, quería ir corriendo y expresarle todo aquello que nunca pude decirle, pero mi cuerpo no se movía. Ella estaba dormida. Me acerqué lentamente, sin darle crédito a mis ojos. Mi corazón volvió a latir con fuerza, y sentí felicidad por primera vez en 11 años. Se veía tan hermosa, con una expresión de felicidad en su rostro. Me acerque un poco más y sin poder detenerme a tiempo, la bese. Ella abrió los ojos y me vio con esa mirada que me derretía, aunque podía verse el paso de los años reflejados en ellos, años de tristeza. Me tomo de la cintura, pegándome a ella y me respondió el beso. Cuando no pudimos posponer más la necesidad de respirar nos separamos. Nuestras miradas se encontraron por un instante que no podría precisar y empezamos a llorar desahogando 11 años de penas, abrazándonos y diciendo cosas que nadie podría entender entre tanto sollozo, nadie excepto nosotras.
Entramos a mi casa y sin darle tiempo a nada nos dejamos llevar por esos sentimientos guardados por tanto tiempo. Esa noche tuve una pesadilla, soñé que me despertaba y Mari se había vuelto a ir. Me levante exaltada y llorando, pero unos brazos bondadosos me rodearon y una voz armoniosa me dijo eso que bastaba para tranquilizar mi alma.
–Te Amo Nina-
-Yo también Te Amo Mari-


Pasamos todo el día hablando. Me contó que su matrimonio había sido arreglado desde su nacimiento. Por eso había decidido ir a la preparatoria en otro estado, lejos de su familia y prometido, para poder disfrutar lo que le quedaba de libertad. No quería acercarse demasiado a nadie en la preparatoria, ya que sabía que al egresar tendría que casarse e irse lejos con su marido, perdiendo todo contacto con las personas que quería. Pero que siempre me había amado en secreto, desde el primer día que me encontró sentada a su lado. Siempre me veía en la escuela, y la razón de que fuera la mejor en todo era porque se esforzaba por mí. Cuando descubrió que iba en tren a la escuela empezó a ir al parque para encontrarme y poder hablar aunque sea unos minutos. Dijo que con solo ver mi sonrisa era feliz.
El día que me llamó fue porque su prometido había tenido que viajar y era la ultima oportunidad que tenia antes de casarse. No quería empezar su nueva vida sin verme por última vez. Dijo que irse a la mañana siguiente fue lo mas duro que jamás tuvo que hacer, mas duro que casarse por ordenes de sus padres con un hombre que apenas había visto una vez. También dijo que su esposo la había engañado con otra mujer y se habían escapado, dejándola a ella y a su pequeña hija solas. Cuando se entero que su marido se había ido la invadió una increíble felicidad. Vio a los ojos a su hija, esa hija a quien había odiado cuando estaba en su vientre ya que ella había evitado por todos los medios tener algo que la atara a la eternidad con ese hombre que no amaba, pero que cuando nació amo desde el momento en que la vio. La abrazó fuertemente y le dijo – Ahora vamos a ser felices- Vendió todo lo que tenía y tomó el primer avión que encontró hacia aquí. Gracias a la influencia de su ex marido averiguó donde vivía, dejó a su hija en el hotel y me esperó en la puerta de mi casa, pero como yo había tomado otra ruta ese día me tarde, y terminó durmiéndose en mi puerta, pensando en que pronto estaría en mis brazos.
La rodee con mis brazos, la acerque lo mas que la física nos dejaba a mi y le dije al oído - Te Amo Mari-
-Te Amo Nina- Dijo, acurrucándose en mi pecho. –Nina, ¿Quieres conocer a María?-
- ¿María? –
- Si, mi hija- Dijo, riéndose por lo bajo –Bueno, si la aceptas, nuestra hija-
Mi corazón sintió una calidez enorme, y con una sonrisa de oreja a oreja le respondí
–Claro que si! A partir de ahora seremos una familia-
RinaChan
Mensajes : 1032

Fecha de inscripción : 31/10/2014

Edad : 28

avatar
Usuario

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Celedith el Dom Nov 02, 2014 7:39 pm
Ay, creo que acabo de morir de la ternura T^T

Rina cómo podés jugar con mis sentimientos así (?)
Me encantó la historia y sus giros, me gusta mucho tu forma de escribir así que ya me voy a leer las otras cositas *^*
Celedith
Mensajes : 1514

Fecha de inscripción : 31/10/2014

Edad : 24

Localización : Uruguay

avatar
Usuario

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por RinaChan el Dom Nov 02, 2014 7:42 pm
:oops: :oops: :oops: :oops: :oops: :oops: Que bueno que te gusto. Esta es la primera historia que escribi :3



PequePettit Oficial de Tsuki Aoi

RinaChan
Mensajes : 1032

Fecha de inscripción : 31/10/2014

Edad : 28

avatar
Usuario

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Contenido patrocinado
Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.